Logo El Confidencial
el marqués de griñón habla de su familia

Carlos Falcó: "Cada uno de mis hijos tiene su propio vino"

El marqués de Griñón, muy feliz porque el aceite que comercializa acaba de recibir un premio internacional y exporta a varias ciudades tanto de Estados Unidos como de Europa

Foto: Falcó junto a sus hijas Tamara y Alejandra en una imagen de archivo (Gtres)
Falcó junto a sus hijas Tamara y Alejandra en una imagen de archivo (Gtres)

Carlos Falcó y su hijo Duarte fueron algunos de los muchos invitados que acudieron a la inauguración de Serrano 52 Man, el nuevo espacio del Corte Inglés dedicado exclusivamente a la moda masculina. Una fiesta multitudinaria que sirvió para demostrar, con esta apertura en el antiguo edificio de la firma que fundó Isidoro Alvarez, que la llamada 'Milla de Oro' sigue a pleno rendimiento. Así lo explicaba el marqués de Griñón, muy feliz porque el aceite que comercializa acaba de recibir un premio internacional y exporta a varias ciudades tanto de Estados Unidos como de Europa.

Griñón, padre de cinco hijos –Sandra, Manolo, Tamara, Duarte y Aldara- de tres matrimonios se siente muy orgulloso de su descendencia, a la que ha procurado “darles las herramientas para que vuelen y una educación liberal. Cada uno tiene su personalidad y su manera de ver la vida y nos gusta estar juntos”. El marqués se toma con humor el título que durante años le asignaron, entre boda y boda, el de ‘soltero de oro’. Por el momento no tiene intención de volverse a casar como si lo hará (si llega el ansiado divorcio), su tercera mujer, Isabel Preysler.

Tamara Falcó en una imagen reciente (Gtres)
Tamara Falcó en una imagen reciente (Gtres)
Pregunta: Tiene cinco hijos. ¿Cuántos trabajan con usted?

Respuesta: Sólo Sandra. Manolo es jefe de banca de inversión y corporativa de City Bank y vive en Londres, aunque asiste a los consejos. Sandra es ‘la jefa’, tal y como la llamamos en la familia, Duarte y Aldara estuan y Tamara va a su rollo con sus temas.

P: Siempre puede fabricar vino para misa y que sea Tamara la que se encargue de la comunicación

R: Yo siempre apoyo a mis hijos y tanto a Tamara y Duarte en los temas relacionados con la asociación pro vida. A mis hijos les enseño a ser libre y distintos. Sólo les pido que contruyan su propio camino. Y yo lo que hago es apoyarles siempre que puedo.

P: ¿Es verdad que Tamara es la más divertida de la familia, la más naif?

R: Las tres son muy divertidas. Tengo un vino dedicado a mis tres hijas, AAA, que tienen edades muy diferentes - Sandra cuarenta y pico, Tamara 34 y Aldara 17- maneras de ser también diferentes y poseen un gran sentido del humor.

P: ¿Y Duarte se queda sin vino propio?

R: Él también tiene uno de vendimias argentinas y además con poesía incluida, que dice “A mi hijo Duarte, duende alegre de mis viñas, estirpe de los Andes dedico estos nuevos vinos brisas del Mediterráneo con aromas andinos”. No hay como ejercitar la memoria.

Carlos Falcó y su hijo Duarte en una imagen de archivo (Gtres)
Carlos Falcó y su hijo Duarte en una imagen de archivo (Gtres)

P: ¿Cómo definiría a su hijo Duarte, cabeza visible de la asociación Pro vida?

R: Es un chico con mucha iniciativa y una capacidad social muy alta. Es un activista.

P: Aldara la pequeña es la más desconocida...

R: Es un cerebrito. Terminó el colegio el año pasado con notas muy brillantes y se ha tomado un año sabático. Comparte piso con una amiga en Alemania para perfeccionar el idioma. Quiere estudiar Química y matemáticas puras y se ha matriculado en Filosofía en la UNED.

P: Su hija tiene una capacidad impresionante

R: Yo también era así

P: Cumple la mayoría de edad el mes que viene. ¿Por fin acudirá a Le Bal des Debutantes de Paris?

R: No, definitivamente no. Tenía que interrumpir su estancia en Alemania para probarse el vestido e ir a los ensayos. Era muy complicado. Cuando vuelva a Madrid tendrá su fiesta de mayoría de edad. Y la verdad con su manera de ser tampoco la pegaba mucho.

"El mejor aceite del mundo"

Carlos Falcó en una imagen de archivo (Gtres)
Carlos Falcó en una imagen de archivo (Gtres)

P: Se le ve muy contento. ¿es por alguna razón especial?

R: En general soy una persona positiva y por lo tanto cualquier cosa buena que llegue a mi vida es bien recibida además de, por supuesto, tener buena salud. Y en el tema profesional, este año, y por cuarto año consecutivo, 'Flos Olei', la guía de referencia mundial del aceite, nos ha vuelto a dar la máxima puntuación. Esto supone un premio al gran esfuerzo que hacemos para crear el mejor aceite del mundo.

P: ¿Y eso se traduce en más ventas?

R: Claro, por supuesto. Esa nominación hace que, por ejemplo, la compañía Lufthansa sirva nuestro aceite en sus aviones, en primera clase. Quiere decir que estamos en cuarenta y cuatro países de Europa y Estados Unidos, en los mejores restaurantes e incluso en los Spa, porque este aceite es perfecto también para masajes.

Carlos Falcó junto a su hija Sandra en una imagen de archivo (Gtres)
Carlos Falcó junto a su hija Sandra en una imagen de archivo (Gtres)
P: En Estados Unidos son más de aceite de girasol o de cacahuete. ¿Tiene previsto cambiar sus hábitos gastronómicos?

R: España es el líder mundial en gastronomía. Tenemos los mejores cocineros del mundo. Hay un movimiento que inició Ferrán Adriá y, debido a eso, vienen a España del mundo entero para aprender a cocinar. Eso es así. Lo que sucede es que nos vendemos mal. Nosotros ahora mismo con este aceite estamos al nivel de máximo de lujo

P: ¿Cuánto cuesta su aceite?

R: Tres o cuatro euros el litro y el que vendemos en la sección gourmet del Corte inglés, la botella pequeña cincuenta euros. Hay que tomarlo gota a gota y le aseguro que tiene diez veces más antioxidantes que cualquier otro. He llegado de Valencia y me he dado un masaje relajante con mi propio aceite.

P: ¿Cómo se pasa de vender vino a vender aceite?

R: Eso ya lo hacían los fenicios. Siempre han viajado de la mano una cosa con la otra.

P: Cuando empezó con su vinos nadie confiaba en usted. Otra locura de Carlos, decían ...

R: Así era. Ni siquiera mi familia lo tenía muy claro. Pero yo sabía que iba a funcionar. Soy ingeniero agrónomo. Estudié cinco años en Europa y dos en California y sabía que saldría bien. En la zona no se hacía mal vino pero tampoco muy bueno. Era más bien de cocinar y lo que hice fue cambiarlo.  

Vanitatis presenta Tamara Falco y Mario Vargas LLosa, conversaciones de la vida

Descárga la app de 'Vanitatis' en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.
Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios