Logo El Confidencial
cumplió 49 años

Alejandro Sanz en cifras: su 49 cumpleaños, sus mansiones y sus empresas millonarias

La vida le sonríe y ni Hacienda empaña su brillo. La onomástica del cantante está cargada de jugosas cifras y alguna sorpresa (inmobiliaria)

Foto: Alejandro Sanz. (Gtres)
Alejandro Sanz. (Gtres)

Sus letras hablaban de pisar fuerte y así ha sido. Alejandro Sanz (Alejandro Sánchez Pizarro) se acerca a la cincuentena rodeado de éxito. Su madre intentó que no se dedicara a la música: "Hijo, pero si en los músicos triunfa solo uno de un millón. Eso son chaladuras", le decía su madre. "Ya mamá, pero yo soy ese", le respondía él. Vaya, qué razón tenía. Este 2017 Alejandro, ese chico que con ocho años se mudó de su Algeciras natal a Madrid, ha recibido el Grammy Latino a la Persona del Año en un reconocimiento a toda su carrera. Celebró 25 años de profesión, 20 de haber lanzado 'Más', el disco que le dio la fama internacional, y ayer cumplió 49 años de vida. “Este soy yo... No tengo 20 años… tengo 200 … y qué? Aquí estoy… descifrando mi mundo... odio las apariencias... #vivalapinchevida”, escribió el madrileño en su cuenta de Instagram, con 2.5 millones de seguidores.

Ha vendido más de 25 millones de copias de sus discos en todo el mundo y ha ganado 20 Grammy Latinos y 3 Grammy americanos. De Alejandro lo sabemos todo y nada. Se ha confesado mil y una vez en televisión con la consiguiente carga emotiva de alguien que arrastra fans desde hace tres décadas. Sanz es un hombre de récords. Treinta minutos bastaron para que se agotaran las 50.000 entradas del concierto 'Más es Más', que ofreció el pasado 24 de junio en el estadio Vicente Calderón, convirtiéndose así en el único artista español en vender todo el papel para un recital en un estadio en un tiempo récord.


Su vida personal es más clara y transparente que nunca. Tras su separación de la bella modelo mexicana Jaydy Michel, madre de su primogénita Manuela, que cumplió este pasado julio 16 años, y aceptar que tenía un hijo, Alexander Sánchez, fruto de una relación fugaz con la puertorriqueña Valeria Rivera, el cantante atravesó uno de los momentos más oscuros de su vida.

Superado el bache, llegó Raquel Perera, su actual esposa, antigua representante y madre de sus dos hijos más pequeños, Dylan, de 7 años, y Alma de 3. Ahora es vegano, adora el campo y se siente más joven que nunca. Raquel se ha convertido en su complemento personal y profesional perfecto (ella figura como administradora de Gazul Producciones y Jesús, el hermano de Alejandro, es su representante desde 2016 y también participa en el emporio empresarial familiar como administrador). "Es una mujer divina, muy especial y a mí me ha enseñado muchísimo, y espero que lo siga haciendo por el resto de mi vida", aseguró en el 'Chester' a Pepa Bueno.

De la mansión extremeña al ático en San Blas

Alejandro reparte su vida entre Miami y España, aunque pasa más tiempo en su país de origen del que se piensa. Concretamente en su finca mansión de Jarandilla, en la comarca extremeña de La Vera: El Sueño de los Gazules, que hace poco enseñó en 'MasterChef'. En este refugio de casi 900 metros de vivienda (230 metros solo dedicados a porches) es vecino de otros famosos como Ana Rosa Quintana, Pepe Barroso, Jaime Polanco, Pedro Morenés o el mismo Florentino.

Según la nota simple, Alejandro tiene más de 35 hectáreas en la sierra extremeña, a lo que se suma su mansión, lo que le convierte en un verdadero terrateniente. Eso sí, la cercanía con los habitantes de Jarandilla es indudable, un lugar donde él se siente como uno más.

Sin embargo, el Registro de la Propiedad revela que recibió por donación una casa más sencilla. Se trata de un ático con trastero y garaje que el cantante tiene en el este de Madrid, concretamente en Las Rosas, en la calle Peloponeso. La propiedad está ubicada en el distrito de San Blas Canillejas, una zona de clase media de la capital. Nada que ver con sus otras mansiones.

Alejandro Sanz, en sus comienzos como Alejandro Magno.
Alejandro Sanz, en sus comienzos como Alejandro Magno.

Casi 80 metros cuadrados sin carga alguna que revelan el origen sencillo del cantante, ese chico que ya, vaticinando su éxito, se puso el sobrenombre de Alejandro Magno. Pero esta es otra historia.

Alejandro Sanz en 2013 compró una mansión en Pozuelo de Alarcón, en la archifamosa urbanización de La Finca y como no podía ser de otra manera en la parte noble: el Paseo de los Lagos. Al parecer, la vivienda cuenta con 800 metros cuadrados construidos y está diseñada por el arquitecto Joaquín Torres y con un toque único: la fachada es de pizarra negra, en una urbanización famosa por sus casas blancas

Desde la empresa A-cero señalaron entones que la casa cuenta con dos plantas y una terraza exterior. Se han construido cinco habitaciones, más dos para el servicio. Además, cuenta con otros detalles de lujo como una piscina exterior, amplios jardines, un ascensor e incluso un montaplatos.

Tampoco se queda corto el unifamiliar del elitista barrio madrileño Conde de Orgaz, a un paso del Liceo Francés. Esta vez casi 360 metros útiles y 260 de terreno. Alejandro también tiene una casa de veraneo en Tarifa, no se le olvidan sus orígenes gaditanos. Todo sin deudas ni cargas. Un lujo. Eso sí, del casoplón de Miami no tenemos datos ni cifras, pero apúnteselo en la nómina de propiedades.

Y así cierra el año, Sanz con números abultados que año tras año sigue inspeccionando Hacienda sin encontrar nada alarmante. Un éxito (el de los escenarios) que el cantante no quiere para sus hijos: "No me veo como la madre de la Pantoja", ha declarado en más de una ocasión.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios