Logo El Confidencial
el inmueble está en Hornachuelos, Córdoba

Visitamos el palacio de Moratalla en plena polémica por la herencia de la marquesa

El impresionante inmueble no perteneció a la difunta Soledad Cabeza de Vaca, que acaba de saberse que ha desheredado a su hijo biológico. Pero guarda una jugosa historia detrás

Foto: El impresionante palacio de Moratalla y sus jardines con son Bien de Interés Cultural. (D.R)
El impresionante palacio de Moratalla y sus jardines con son Bien de Interés Cultural. (D.R)

En plena polémica sobre el reparto de la herencia de la marquesa de Moratalla, doña Soledad Cabeza de Vaca, que acaba de saberse que ha desheredado a su hijo biológico frente al adoptado, Vanitatis se ha adentrado en el palacio que recibe desde 1918 el nombre de esta noble española asentada en Biarritz, Francia. Un lugar, el palacio de Moratalla, que sorprendentemente nunca ha estado ligado a la saga familiar que en estos últimos días tanto está dando que hablar. Toda una sorpresa, porque de haber sido propiedad de la difunta noble (tía de Isabel Sartorius), su hijo biológico, Forester Labrouche, no hubiese dudado en sumarlo al sinfín de propiedades que reclama y por el que lucha incansablemente contra su hermano adoptivo Germán Cabeza de Vaca, heredero universal del imperio.

Este desconocido palacio de jardines versallescos no está en Francia, sino en Córdoba. Palacio y jardines de ocho hectáreas que conforman uno de los parajes más singulares de Andalucía, que se encuentran en la finca del mismo nombre en el término de Hornachuelos. Nos recibe un responsable del palacio de toda la vida y con más de cincuenta años de trabajo en este lugar, Antonio (70), con mirada triste en sus ojos tras ver pasar por esta propiedad los peores años de su historia.

El guardés nos hace una visita guiada por un edificio de estilo decimonónico francés cuyos jardines, obra del paisajista Forestier, son su gran valor y rememoran a Versalles, aunque la dejadez en su mantenimiento por los problemas económicos que atraviesa la sociedad propietaria del palacio, Palacio de Moratalla S.L., está mermando la belleza de tal singular lugar.

El duque de Segorbe, Franco y el embargo

"A los pies del valle del Guadalquivir, este palacio pasó por manos de diferentes familias a lo largo del tiempo, destacando entre sus dueños al marqués de Viana y al duque de Segorbe, último propietario noble del palacio, hasta que pase lo que Dios quiera", espeta el guardés.

Los orígenes de este palacio se remontan nada menos que al siglo XII, donde entre un frondoso bosque que se extendía hasta el río se construyó el castillo de Murad, nombre de la tribu del lugar y del cual proviene el nombre de Moratalla. Hasta el siglo XIII, tras la conquista de Moratalla por Fernando III, el castillo no pasa a manos cristianas. El hombre matiza que "aunque ha tenido muchos propietarios, nunca ha salido de la nobleza".

La infanta Elena entrega un galardón al duque de Segorbe por su labor restauradora. (EFE)
La infanta Elena entrega un galardón al duque de Segorbe por su labor restauradora. (EFE)

Narra que al palacio ha venido muchísima gente importante. "Mi padre contaba que Alfonso XIII utilizaba este palacio muchas veces. Franco también, aunque desde que yo estoy al que más he visto ha sido al rey don Juan Carlos, que venía en helicóptero y cuando él llegaba con quien tuviese que llegar, nosotros no teníamos acceso al palacio ni a las inmediaciones", matiza. Con estas palabras, Antonio se emocionaba contándonos parte de la historia de dicho palacio y es que de cumplirse las expectativas para los próximos meses, el inmueble dejaría de estar en manos de su actual propietario, el duque de Segorbe, para pasar a manos del banco con el que la sociedad propietaria tiene una gran deuda. "Llevándose el palacio, se llevan mi vida y la de muchos otros que ya no están, pero que lo han dado todo por este sitio", lamenta el fiel empleado.

El ocaso del palacio

En 1908, siendo entonces propietario el marqués de Viana, se inaugura en el palacio uno de los primeros campos de polo de España, que estaba en las cercanías de la estación de trenes de Moratalla. Más tarde se hizo un campo de golf aunque duró pocos años y se abandonó. Actualmente su propietario, el duque de Segorbe, tras sopesar en diferentes ocasiones una nueva actividad para el palacio, se decantó hace unos años por la ampliación de su red de hoteles rurales con encanto distribuidos por diferentes puntos de Andalucía, creando dentro de este inmueble un hotel rural con estancias dignas de reyes.

Interior del palacio de Moratalla, en Córdoba.
Interior del palacio de Moratalla, en Córdoba.


Una vez más parece que este tipo de proyectos tan ambiciosos pasa factura y es que, según ha confirmado a Vanitatis Juan, empresario de la zona, muchos han sido los problemas económicos que ha ocasionado esta obra a la sociedad propietaria del palacio, Palacio Moratalla S.L. "Han sido muy ambiciosos en cuanto a la obra, además el palacio tiene un coste de mantenimiento muy alto, hemos sido muchos los empresarios que hemos trabajado con nuestras empresas en esta obra y casi ninguno hemos cobrado a día de hoy", explica el acreedor.

Por otro lado, un extrabajador de la sociedad Palacio Moratalla S.L, Antonio M., ha puesto en duda la absorción del palacio por parte de una entidad bancaria y es que, en diferentes ocasiones se ha valorado por parte del banco y no se ha visto factible dicha operación. Y matiza: "El banco acreedor en su mayoría de la sociedad ha sopesado varias veces quedárselo, pero nunca se ha llegado a un acuerdo. El mantenimiento más costoso es el de los jardines y hay que cuidarlos si o sí, son un bien de interés cultural. Esos jardines si no se cuidan durante un mes, se van al garete", lamenta.

Sea cual sea el futuro del palacio, sus moradores lo siguen cuidando para que no decaiga nunca el esplendor de esta desconocida joya histórica.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios