Logo El Confidencial
la fiesta será el 14 de septiembre

De gala y supervisada por mamá: la puesta de largo de Tana Rivera Martínez de Irujo

Hubo prueba de menú, como en las bodas. Te contamos los detalles del evento que rozará las cuatrocientas personas y revolucionará Sevilla

Foto: Tana Rivera. (Getty Images)
Tana Rivera. (Getty Images)

Cayetana Rivera Martínez de Irujo es la niña bonita de sus padres y también lo fue de su abuela la duquesa de Alba. Ha sido la nieta que más trato tuvo con ella y dicen que la más parecida en la manera de ser. Le gusta el flamenco, aunque no lo baila igual de bien que la abuela, y en su puesta de largo será uno de los platos fuertes. De su madre ha heredado el sentido del humor y de su padre, los prontos que, igual que a él, se le pasan enseguida. Aún no tiene claro si se irá a vivir a Sevilla, como hizo Eugenia cuando tenía su edad. En su caso, la duquesa de Montoro aprovechó para abrir una tienda de ropa.

El próximo 14 de septiembre será la anfitriona de una gran fiesta en La Pizana, en Gerena, Sevilla, la finca que la duquesa de Alba regaló a su hija Eugenia. La puesta de largo podía haber sido en el palacio de Dueñas o en el de Liria. Los dos son ahora propiedad de su tío Carlos Huéscar Fitz-James Stuart. El palacio de Madrid en calidad de presidente de la fundación y el sevillano como propietario. La relación de los hermanos Alba es muy buena y, por lo tanto, si Eugenia se lo hubiera pedido, la respuesta habría sido afirmativa.

LEA AQUÍ: Estos son (de peor a mejor) los mejores looks de las famosas en la Feria de Sevilla

De la selectividad a Lourdes Montes

La fecha elegida no tiene que ver con los estudios de Cayetana. Se dijo que no se celebró recién cumplidos los 18 años porque había suspendido la selectividad. No fue la razón, sino que la joven estaba preparando los exámenes para volver a presentarse. Aún la tiene pendiente y seguramente lo intentará el año que viene.

Tana prefería en el campo y de ahí que se decantara por La Pizana. En esta finca vivió hasta que sus padres se divorciaron. Antes de que su padre, Francisco Rivera, decidiera vivir en Sevilla con su mujer, Lourdes Montes, la hija pasaba muchos fines de semana con su madre y amigas en la finca. Para ella es el lugar perfecto para compartir su mayoría de edad festiva.

Francisco Rivera y Tana en una foto de redes sociales. (Instagram)
Francisco Rivera y Tana en una foto de redes sociales. (Instagram)

Las invitaciones se enviaron antes del verano aunque la lista no está cerrada del todo para nuevas incorporaciones. Entre amigos de Madrid, Sevilla y Marbella se juntarán en La Pizana trescientos veinte jóvenes.

A esta cifra habría que añadir las 'mesas de mayores'. Los hermanos Fernando y Cayetano Martínez de Irujo tendrán cada uno la suya con sus invitados. Francisco Rivera y Eugenia, dos cada uno que compartirán con sus respectivas parejas, Lourdes Montes y Narcís Rebollo. Jacobo, conde de Siruela, no estará esa noche con su sobrina y tampoco el duque de Alba. Al ser una fiesta de gente joven, el cupo sénior es muy reducido.

Paga mamá

Eugenia, que corre con los gastos de la fiesta, supervisa hasta el último detalle (flores, catering, autobuses, hoteles) para que todo esté perfecto la noche del viernes. Hubo prueba de menú como en las bodas. Algunos de los invitados tienen previsto iniciar el fin de semana el jueves y alargarlo hasta el domingo. El sábado por la noche se volverán a reunir los más íntimos. El resto hará turismo.

El estilismo ya está marcado en la invitación. Las chicas de largo y los varones de esmoquin. El vestido de Tana es tan secreto como los trajes nupciales. Es muy posible que sea Roberto Diz quien se esté encargando del diseño. El modisto sevillano vistió a la joven en la boda de su padre Francisco Rivera con Lourdes Montes.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios