Logo El Confidencial
SU VESTIDOR, A DEBATE

Máxima vuelve a tirar de fondo de armario, pero esta vez no acierta con su look

La reina de Holanda repite fórmula de reciclaje de outfits, aunque, lo sentimos, en este caso sin mucho éxito en el resultado final

Foto: La reina Máxima de Holanda. (EFE)
La reina Máxima de Holanda. (EFE)

Tras ser una de las royals que más estrenos han protagonizado en los looks de la desescalada, con los que le han llovido las críticas de los expertos en moda más férreos de su país por tratarse de nuevas prendas y accesorios de marcas extranjeras, ahora Máxima de Holanda está centrada en lavar su imagen y lo está haciendo con una fórmula de estilo que no le ha funcionado nada mal a Kate Middleton y a la reina Letizia.

La operación es sencilla y de lo más rentable: rescatar prendas del fondo de armario, otorgarles un toque actual y lucirlas con mucho orgullo en sus actos públicos. Una práctica que la reina de Holanda empezó a aplicar en sus looks hace poco con un vestido naranja de Natan que ha llevado en hasta siete ocasiones y que volvió a ponerse hace solo unos días.

Máxima de Holanda. (EFE)
Máxima de Holanda. (EFE)

Para ser la primera vez en mucho tiempo que Máxima de Holanda optó por llevar un look reciclado y, por tanto, aplicó esta fórmula de estilo que tanto se impone en el universo royal hoy, podemos decir que el resultado final otorgó a la mujer del rey Guillermo el calificativo de un suficiente alto.

Con ese aprobado, Máxima ha vuelto a repetir la misma estrategia, pero, lo sentimos, esta vez no acierta con su look. Y eso que la ocasión así lo merecía. Los reyes holandeses han organizado un almuerzo en el palacio Noordeinde para recibir a los galardonados con el premio a la excelencia que se entrega cada año en su país y que destaca el trabajo y la labor de diferentes personalidades del mundo del deporte, la música o las ciencias.

El almuerzo en el palacio Noordeinde. (Instagram @koninklijkhuis)
El almuerzo en el palacio Noordeinde. (Instagram @koninklijkhuis)

En un espacioso y gran salón del palacio se han dispuesto las mesas para el almuerzo con la obligada distancia social para evitar un nuevo brote de la pandemia, y en el centro de la imagen, Guillermo y Máxima presidiendo el acto.

Es al ampliar la imagen cuando podemos apreciar el vestido reciclado de la argentina y después averiguar el origen de esta prenda en su fondo de armario.

Los reyes de Holanda. (Instagram @koninklijkhuis)
Los reyes de Holanda. (Instagram @koninklijkhuis)

Se trata de un vestido tricolor confeccionado en un tejido brillante que data del año 2010 y que Máxima llevó por primera vez cuando todavía era princesa. Una creación de nuevo de Edouard Vermeulen, el diseñador detrás de su marca de cabecera, Natan, y que era casi el único que firmaba sus looks por aquel entonces.

Un vestido de corte clásico, sin mangas, con una gran lazada en el pecho y largo justo por encima de la rodilla que destaca por la combinación de tres colores, blanco, negro y amarillo, y que busca, sin éxito, hacer un guiño a la corriente color block. Lo único bueno a resaltar es que, a pesar de haber transcurrido 10 años de su estreno, a Máxima de Holanda le sigue sentando el vestido como un guante.

Máxima de Holanda, en 2010 con el vestido de Natan. (Cordon Press)
Máxima de Holanda, en 2010 con el vestido de Natan. (Cordon Press)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios