Una década del sonado plantón de los Borbón a Alberto de Mónaco y Charlène
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

Una década del sonado plantón de los Borbón a Alberto de Mónaco y Charlène

La familia real española fue la única de Europa que no acudió a la boda de Alberto y Charlène de Mónaco, de la que ahora se cumple el décimo aniversario

Foto: Los Reyes de España, junto a Alberto de Mónaco. (LP)
Los Reyes de España, junto a Alberto de Mónaco. (LP)

Aunque parezca mentira ya han pasado diez años de la boda de Alberto de Mónaco y Charlène Wittstock. Era el 1 de julio de 2011 cuando el soberano de la Roca, hasta entonces considerado el soltero de oro de la realeza europa, pasaba por el altar para darle el 'sí, quiero' a la exnadadora sudafricana con la que llevaba más de ocho años de relación. Un enlace muy polémico, sobre todo por la actitud algo fría de la novia, que después declararía que simplemente estaba muy nerviosa, y que contó con la presencia de representantes de todas las casas reales de Europa, excepto de una: la nuestra, la española.

A pesar de la buenísima relación que existía entre la reina Victoria Eugenia, bisabuela de Felipe VI, y Grace Kelly, la madre del príncipe Alberto, actualmente el vínculo de los Borbón y los Grimaldi parece más bien frío, ya que sus descendientes no han logrado seguir con esa buena sintonía que tenían las dos mujeres, que se llevaban de maravilla. El síntoma principal de lo distanciados que están los dos clanes es precisamente que ningún miembro de la familia real española acudió al enlace del príncipe Alberto.

placeholder La entonces Princesa de Asturias, con Alberto de Mónaco en 2007. (Getty)
La entonces Princesa de Asturias, con Alberto de Mónaco en 2007. (Getty)

Invitados de todas las casas reales se desplazaron hace una década hasta la Roca para estar presentes en una boda real de categoría, la de un príncipe reinante. Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda, Federico y Mary de Dinamarca junto a los príncipes Joaquín y Marie, los reyes de Suecia acompañados por Victoria, Daniel, Magdalena y Carlos Felipe, Alberto y Paola de Bélgica con sus tres hijos y sus respectivas parejas, los grandes duques de Luxemburgo, los condes de Wessex, los príncipes Michael de Kent y los herederos de Liechtenstein.

La española fue la única monarquía europea que no mandó representación a esta boda, que contó también con presencia real internacional con la princesa Sirivannavari de Tailandia, Lalla Meryem de Marruecos acompañada por su hija o Farah Diba, y con representantes de monarquías ya extintas, como los duques de Braganza, Margarita de Rumanía o los duques de Castro. La única representación española que hubo fue la de Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas, aunque ellos acudieron como duques de Anjou y pretendientes al trono francés.

Desde el palacio de la Zarzuela nunca se dio una explicación a esta sonada ausencia que sin duda supuso un punto y aparte en las relaciones reales entre España y Mónaco. Desde entonces, son poquísimas las veces en las que hemos vivido un encuentro entre Alberto y Charlène y Felipe y Letizia. Antes del plantón de la boda, Alberto sí que había visitado España, y los Reyes -en ese momento Juan Carlos y Sofía- ofrecieron un almuerzo para él en el que participaron los entonces Príncipes de Asturias. Pero después de julio de 2013, todo cambió.

placeholder La única imagen que existe de Letizia y Charlène juntas. (Getty)
La única imagen que existe de Letizia y Charlène juntas. (Getty)

La única imagen que existe de Letizia y Charlène juntas es de 2013, cuando ambas se vieron en la misa de inauguración del pontificado del papa Francisco en el Vaticano, en la que se saludaron con dos besos. En cuanto a Alberto, es cierto que sí que se han visto más, pero por pura coincidencia, como cuando se encontraron en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. El príncipe visitó España en 2016, pero nada de almuezos ni recibimientos, un corto encuentro con el Rey y fin. Algo que se repitió en junio de 2019. La última vez que los Reyes coincidieron con Alberto de Mónaco fue en noviembre de 2019, cuando hubo una recepción en el Palacio Real con motivo de la Cumbre del Clima celebrada en Madrid.

Pero... ¿cuál es en realidad el motivo de ese distanciamiento? Nunca se ha llegado a aclarar lo que sucedió, pero muchos datan el enfriamiento de su relación en julio de 2005. Por aquel entonces, el Comité Olímpico Internacional, del que Alberto es miembro, estaba seleccionando la sede en la que se celebrarían los Juegos Olímpicos de 2012 y Madrid presentaba su candidatura. La presentación fue perfecta, pero en el turno de preguntas, Alberto cuestionó la seguridad española después del estallido de un artefacto de ETA junto al estadio olímpico de La Peineta unas semanas antes. Las críticas hacia el príncipe no tardaron, causando una gran polémica.

Alberto de Mónaco Rey Felipe VI
El redactor recomienda