Cuatro razones a favor de 'La casa Gucci'... y cuatro en contra
  1. Celebrities
ESTRENO ESTE VIERNES

Cuatro razones a favor de 'La casa Gucci'... y cuatro en contra

La película de Ridley Scott ha despertado tantas pasiones como odios, entre ellos los de la propia familia Gucci

Foto: Cartel oficial de 'La casa Gucci'. (Universal Pictures)
Cartel oficial de 'La casa Gucci'. (Universal Pictures)

La figura de Patrizia Reggiani, la ‘viuda negra’ de la familia Gucci que planeó el asesinato de Maurizio, uno de los miembros más jóvenes del clan, se convierte en leyenda a partir de este viernes. El cine, responsable de inmortalizar (a veces para mal) muchas historias reales, la convierte en una de las grandes protagonistas de ‘La casa Gucci’, el segundo tiro (el primero fue la infravalorada ‘El último duelo’) de Ridley Scott en este 2021. El veterano director de ‘Alien’ o ‘Thelma y Louise’ ha elaborado un estilizado relato sobre el ascenso y la caída de Reggiani que también funciona como shakesperiano cuento sobre conspiraciones familiares, traiciones y (muchas, aquí no se salva nadie) puñaladas por la espalda.

La película, por el momento, ha recibido críticas de lo más dispares. Desde aquellos que la consideran un ‘placer culpable’ a otros que la definen como un ‘clásico instantáneo del mal gusto’. Protagonizada por Lady Gaga, Adam Driver, Al Pacino y Jared Leto, también llega a los cines para convertirse en un aperitivo del cine que llegará esta Navidad. En Vanitatis te damos cuatro razones para abrazar la película de Scott y cuatro para criticarla. En cualquier caso, y ya lo advertimos en estas líneas, merece la pena pasar por el cine y opinar por nosotros mismos.

A FAVOR

Pelucas, lujo y poderío

La factura visual de ‘House of Gucci’ nos recuerda por qué Ridley Scott es uno de los grandes hacedores de imágenes del cine de las últimas cuatro décadas. El diseño de producción, que recrea el Milán de los 70, los 80 y parte de los 90, es espectacular. También el vestuario, capaz de trasladarnos a la realidad hortera de un clan lleno de excesos, desmanes y aire kitsch. La película es, desde luego, un (barroco) placer para la vista.

placeholder Lady Gaga es Patrizia Reggiani, la esposa de Maurizio Gucci. (Universal)
Lady Gaga es Patrizia Reggiani, la esposa de Maurizio Gucci. (Universal)

Lady Gaga en su salsa

Las quinielas de los Oscar ya colocan a Lady Gaga como segura candidata a los Oscar por su encarnación de Reggiani. La composición de una mujer consumida por la ambición ofrece a la artista la posibilidad de demostrar las dotes como actriz que ya apuntó en ‘Ha nacido una estrella’, con registros que van desde el drama excesivo a la comedia. La simpática joven que enamora a Maurizio Gucci va derivando, conforme avanza el metraje, en una persona dominada por las ansias de poder y lujo que a veces no tiene suficiente control sobre sí misma.

Entre ‘El Padrino’ y ‘Falcon Crest’

Uno de los alicientes de ‘House of Gucci’ es su atractiva mezcolanza de historia familiar al estilo de ‘El Padrino’ (con algún montaje paralelo que recuerda inevitablemente a Coppola) con los desmanes y excesos de los culebrones de la época que retrata. Aquellos que disfrutasen con las maneras de arpía de Joan Collins en ‘Dinastía’ juzgarán si los Gucci están a la altura de aquellos nidos de víboras que hicieron vibrar a los telespectadores de los 80.

La banda sonora

No hay muchas películas en las que uno pueda escuchar, por ejemplo, ‘Sono bugiarda’, la sesentera recreación del mítico ‘I’m a believer’ de The Monkees. Blondie y su ‘Heart of glass’ y otros muchos artistas se pasean por la película para contentar a los melómanos más exquisitos.

EN CONTRA

Jared Leto en su salsa

La de Paolo Gucci, el más histrión de la familia Gucci, era una interpretación complicada para cualquier actor. Máxime teniendo en cuenta las prótesis y el maquillaje necesarios para la caracterización. Jared Leto, el encargado de encarnarlo, está prácticamente irreconocible. Sin embargo, muchos están poniendo en tela de juicio la performance del actor, muy aficionado al disfraz y la transformación física desde que ganase el Oscar por ‘Dallas Buyers Club’. Su esforzada interpretación no destaca precisamente por su sutileza.

placeholder Jared Leto, en 'House of Gucci'. (Universal)
Jared Leto, en 'House of Gucci'. (Universal)

¿Es lo suficientemente petarda?

Algunas de las críticas se han centrado en debatir si la cinta de Scott es o no lo suficientemente kitsch y petarda para disfrutarla como ‘placer culpable’. Ya lo saben, aquello de ‘es tan mala que acaba siendo buena’. No son pocos los que esgrimen que, a menudo, se queda muy corta en ese sentido. La indefinición puede que tampoco ayude demasiado. ¿Estamos ante un drama shakesperiano? ¿Una comedia? Humor a golpe de pelucas, desde luego, no falta.

Su metraje

En la época de la generación líquida y de lo efímero, Hollywood sigue empeñado en ofrecernos cintas de larga duración. Con la dura competencia del streaming amenazando las salas (y más aún desde la pandemia), añadir minutos al metraje parece ser un plus para salir de casa, comprar palomitas y dejarse llevar por la oscuridad de la sala. Sin embargo, los 157 minutos de ‘La casa Gucci’ parecen pesarle a algunos espectadores poco tentados a olvidarse de su móvil y de su conectividad durante casi tres horas.

placeholder Driver y Gaga, en una imagen de 'House of Gucci'. (Universal Pictures)
Driver y Gaga, en una imagen de 'House of Gucci'. (Universal Pictures)

Lady Gaga... ¿y un Razzie?

Muchos son los elogios y las listas de premiables en las que aparece Lady Gaga, pero también le han surgido los haters por docenas. Si Jared Leto sobreactúa, Gaga no se queda atrás en algunos momentos, según sus detractores. Tras ver la película podemos afirmar que los niveles de Leto son insuperables. La intérprete de 'Bad romance', siempre derrochando carisma, no los alcanza ni de lejos.

Hollywood
El redactor recomienda