Logo El Confidencial
Evolución... ¡postiza!

Meghan Markle se apunta a las extensiones de pestañas de Letizia para superar su bache

La reina Letizia fue la primera royal en apuntarse a moda de las pestañas 3D y ahora Meghan Markle, inmersa en una catástrofe sentimental, también ahoga sus penas en pestañas (postizas)

Foto: Meghan Markle, en el Campo del Recuerdo luciendo pestañazas. (Cordon Press)
Meghan Markle, en el Campo del Recuerdo luciendo pestañazas. (Cordon Press)

¿Por qué de repente la mirada de Meghan Markle parece más despierta? En la inauguración del Campo del Recuerdo, dedicado a las víctimas de las guerras y veteranos de las Fuerzas Armadas, los ojos de Meghan, lejos de tristes e hinchados como habían estado en sus últimas apariciones en medio del tsunami mediático sobre su malestar, habían cambiado por completo. Más vivaces, abiertos e incluso brillantes.

¿Resultado de una acertada apuesta de maquillaje? Esa podría parecer la primera explicación, hasta que los fotógrafos comenzaron a hacer zoom y más zoom en los ojos de la duquesa de Sussex. No, Meghan no ha modificado su maquillaje habitual… Meghan Markle se ha puesto extensiones de pestañas.

Meghan Markle, en la inauguración del Campo del Recuerdo. (Getty)
Meghan Markle, en la inauguración del Campo del Recuerdo. (Getty)

Ya antes que ella, asistimos maravillados al radical cambio de imagen de la reina Letizia cuando, a principios de años y tras varios tonteos con las pestañas postizas, vimos cómo las suyas se multiplicaban, voluminizaban y oscurecían, y descubrimos que solo había una explicación: Letizia se había puesto extensiones de pestañas.

La evolución de las pestañas de Letizia: antes (arriba) y después (abajo y a la derecha) (Getty)
La evolución de las pestañas de Letizia: antes (arriba) y después (abajo y a la derecha) (Getty)

Eso sí, a diferencia de la elección de Meghan Markle, la Reina debió de elegir su versión más dramática, probablemente un 2D o 3D que le daba a su mirada un ligero toque superficial… El efecto ‘ojos de muñeca’. Las extensiones de pestañas suelen durar alrededor de seis semanas, por lo que es necesario acudir a retocarlas cada 2 o 3 semanas. Sin embargo, parece que lo del retoque no caló hondo en Letizia ya que sus pestañas fueron como un oasis ‘beauty’, vistas y no vistas. Lo que nos hace pensar que no terminaron de convencer a la Reina.

Meghan Markle, en la inauguración del Campo del Recuerdo. (Cordon Press)
Meghan Markle, en la inauguración del Campo del Recuerdo. (Cordon Press)

El caso de Meghan Markle es radicalmente diferente. La longitud de sus pestañas era buena, pero la cantidad de pelo no era demasiada. Si a esto le sumamos que, tras el embarazo el cabello se cae con mayor frecuencia al vivir la fase telógena que no ha vivido durante esa etapa, no nos extrañaría que la duquesa de Sussex haya visto cómo sus pestañas se empobrecían.

[LEER MÁS: Este es el estricto ritual de Meghan Markle para recuperar su figura]

Una de las soluciones más rápidas es la aplicación de pestañas postizas, preferiblemente individuales para colocarlas solo en las zonas en las que se vea alguna calva. Aunque son fáciles de identificar y en algunos eventos hemos podido ver que Meghan las lucía, aplicarlas a diario y tirarlas, además de poco ecológico es poco práctico ya que le suma al momento del maquillaje unos cuantos minutos diarios.

Meghan Markle, con pestañas postizas durante la visita real a África. (Cordon Press)
Meghan Markle, con pestañas postizas durante la visita real a África. (Cordon Press)

Otra opción que Meghan Markle podría haber utilizado son los sérums que favorecen el crecimiento de las pestañas. Aplicados sobre la línea de las pestañas cada noche, penetran día a día y sus nutrientes hacen que estas crezcan más fuertes y largas. Sin embargo, Meghan sigue dándole el pecho al pequeño Archie, lo que elimina de la ecuación el uso de tratamientos de pestañas ya que se recomienda que no se apliquen este tipo de sérums durante el embarazo y la lactancia.

Después de un exhaustivo análisis de las últimas apariciones de la duquesa, no hay ninguna duda de que sus pestañas han cambiado de forma de radical. Se han multiplicado, curvado, alargado y oscurecido. Ahora Meghan no solo tiene pelazo, tiene pestañazas, y la única explicación es la misma que la de la reina Letizia: ¡extensiones!

Detalle de las extensiones de pestañas de Meghan Markle. (Getty)
Detalle de las extensiones de pestañas de Meghan Markle. (Getty)

Sin embargo, Meghan Markle, abanderada de los looks naturales, ha elegido las extensiones de pestañas tipo ‘flat’: “Pesan menos y tienen también mucho volumen, por lo que pueden resultar más cómodas”, asegura Stefanía Ospina, de los centros Twentynails. Sin duda, una descripción que encaja a la perfección con las recientemente estrenadas pestañas de Meghan y encajaría con las necesidades de una madre que no puede prestarle tanta atención a su maquillaje y necesita la comodidad de unas pestañas que no pesen.

El antes (izquierda) y después (derecha) de las pestañas de Meghan Markle.  (Cordon Press)
El antes (izquierda) y después (derecha) de las pestañas de Meghan Markle. (Cordon Press)

Ahora solo nos queda observar si en unas semanas las pestañas de Meghan recuperan su anterior aspecto o sí, tras descubrir alguna que otra calvita, cada pocas semanas sus pestañas se van rellenando… Se abren las apuestas.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios