Los cortes de pelo que sí puedes hacerte antes de la boda
  1. Estilo
  2. Belleza
Sin riesgo

Los cortes de pelo que sí puedes hacerte antes de la boda

Seguimos las pistas de los expertos para acertar con un cambio de imagen prenupcial

Foto: No permitas que una mala decisión destruya tu look nupcial. (Instagram @weddingdressesofficial)
No permitas que una mala decisión destruya tu look nupcial. (Instagram @weddingdressesofficial)

El día de tu boda es uno de los momentos más importantes de tu vida, o al menos de los más memorables. Aspectos sentimentales a los que sumar que, a no ser que seas una estrella de cine, es probablemente una de las ocasiones en las que más cámaras estarán pendientes de ti.

Por eso, ya que es un momento que se queda guardado en el recuerdo para siempre y en los marcos de fotos de toda tu familia, los peluqueros, maquilladores y médicos estéticos siempre recomiendan no hacer grandes cambios de imagen antes del enlace.

El resultado puede ser excelente, pero también puede ocurrir un desastre o que tardes un poco en acostumbrarte. Teniendo como consecuencia que quizás ese vestido que tanto te gustaba con tu anterior cabello ahora pierda parte de su encanto.

Así, no es de extrañar que los estilistas recomienden a los contrayentes abstenerse de estas variaciones. Nosotras sabemos que como alma libre que eres puedes hacer lo que quieras, pero sí creemos que los expertos están en lo cierto.

Sin embargo, sí hay ciertos cambios que se pueden realizar sin temor a cometer un error. Centrándonos en el mundo capilar vamos a recopilar tres cortes de pelo que son aptos para una novia antes del día de su boda.

El primero de ellos es una media melena. Si quieres ir un paso más allá del saneamiento de puntas, o corte midi o long bob será ideal. Podrás seguir luciéndolo suelto, en semirrecogido o recogido. Además, si desearas más volumen o densidad, por ejemplo para un moño, no hay problema que unas buenas extensiones no solucionen.

Respecto al flequillo, apuntaríamos hacia la misma dirección que en el anterior caso. Si decides hacerte un flequillo, que sea algo no muy drástico y fácil de adaptar por si finalmente no te convence.

Por ejemplo, con una propuesta larga que en caso de optar por no llevar suelta enmarcando el rostro, tu peluquero pueda integrar junto al resto del cabello de forma muy sencilla, haciendo que parezca que no existe.

Por último, comentar que también puedes optar por un desfilado sin temor a error. Sea para lograr más volumen o para restarlo, este tipo de cortes de pelo no darán como resultado un giro muy extremo a tu cabello.

La única consideración sería tener cuidado si tu idea era lucir una trenza o moño desenfadado para la boda, ya que en esos casos sí podría quedar más deshecho de lo que te gustaría en un inicio.

Todos estos consejos son aplicables también en el caso de los hombres, donde los estilistas recomiendan los mismos pasos. Si optas por ejemplo por dejarte barba o eliminarla, lo mejor sería hacerlo con unas semanas de antelación para acostumbrarte a tu nueva imagen.

Quizás tienes muchas ganas de probar nuevas cosas en tu cabello, pero la espera merecerá la pena. Vete pidiendo cita en la peluquería tras la luna de miel, y entonces sí, deja volar tu imaginación.

Cabello Bodas Tendencias de belleza Flequillo
El redactor recomienda