Charlotte Tilbury, de británica criada en Ibiza a millonaria empresaria del maquillaje
  1. Estilo
  2. Belleza
Historia viva del make up

Charlotte Tilbury, de británica criada en Ibiza a millonaria empresaria del maquillaje

Habla español con tanta soltura como su inglés natal y ahora puede presumir de haber creado un imperio cosmético y venderlo por cientos de millones de euros

placeholder Foto: Charlotte Tilbury, en una de sus masterclass. (Getty)
Charlotte Tilbury, en una de sus masterclass. (Getty)

Para conocer la historia de Charlotte Tilbury, solo tienes que preguntarle: “Oye, Charlotte, ¿cómo llegaste a crear esto?”. Y ella, encantada, te dará un par de horas de carrete explicándote sus aventuras de infancia en Ibiza, las locuras que las celebrities le solían pedir cuando era su maquilladora o cómo pasó de maquillar a famosas a crear su propia marca, desarrollando cosméticos que le dieran lo que ella necesitaba en cada momento.

[LEER MÁS: El sérum mágico que adoran las famosas]

Ahora, con 47 años, son las famosas las que codician tener una foto con ella y no paran de presumir de todos los productos de su marca que usan a diario. De Kate Middleton a Jennifer Lopez, todas la aman y probablemente tú también tengas algo con el sello Charlotte Tilbury en tu tocador.

placeholder Charlotte Tilbury, maquillando a Elsa Hosk en el desfile de Victoria's Secret de 2018. (Getty)
Charlotte Tilbury, maquillando a Elsa Hosk en el desfile de Victoria's Secret de 2018. (Getty)

Aunque sus padres son ingleses y nació en el país de la reina Isabel II, esta arrolladora pelirroja vivió hasta los 13 años en Ibiza, algo que marcó su vida y ha contribuido a su carácter abierto. Siempre con una sonrisa en la boca, Charlotte Tilbury adora contar sus comienzos, cuando su piel pálida intentaba tostarse al sol como el resto de habitantes de la isla, pero con un resultado distinto.

Creció rodeada del mundo del espectáculo. Su padre, Lance Tilbury, era pintor, así que colores, pinturas y maquillaje siempre formaron parte de su vida. Patsy Dodd, su madre y productora, fundó la Caramba Productions Ibiza Formentera, por lo que vivir de cerca el emprendimiento fue sin duda una motivación para Charlotte cuando lanzó su propia firma de maquillaje.

placeholder Mary Greenwell fue la maquilladora que le dio la primera oportunidad laboral a Charlotte Tilbury. (Getty)
Mary Greenwell fue la maquilladora que le dio la primera oportunidad laboral a Charlotte Tilbury. (Getty)

De vuelta en Inglaterra y en cuanto pudo, Charlotte Tilbury se enroló en la londinense Glauca Rossi School of Makeup, donde aprendió todas las técnicas y trucos que aún usa a día de hoy, en palabras de la propia maquilladora. El talento de Charlotte fue reconocido por la maquilladora británica y veraneante ibicenca Mary Greenwell, quien fuera también maquilladora de Lady Di y quien la contrató como asistente.

Así fue como Charlotte Tilbury comenzó a codearse con las estrellas del momento y su trabajo, poco a poco, no solo se iba colando en las portadas de las mejores revistas, sino que su nombre empezaba ser conocido.

Justamente su relación con las celebrities ha fundamentado los pilares de su carrera. Ellas mismas la recomendaban y ellas mismas le pedían que patentara sus potingues maravillosos. “Una de las primeras veces que maquillé a JLo, le puse primero mi crema hidratante y se quedó maravillada. Me dijo: '¿Dónde puedo conseguirla?”, confesaba Charlotte en el lanzamiento de su firma en España. La crema en cuestión ahora tiene nombre propio, Magic Cream (30ml 63,95€, 50ml 90,55€), y es una de las más vendidas en Sephora, pero por aquel entonces era un mejunje que la maquilladora creaba mezclando ingredientes secretos.

placeholder Charlotte Tilbury, impartiendo una de sus masterclass de maquillaje. (Getty)
Charlotte Tilbury, impartiendo una de sus masterclass de maquillaje. (Getty)

La maquilladora de los 900 millones de euros

Así fue como, en 2013, nació la marca Charlotte Tilbury que hoy conocemos y que acaba de ser adquirida por la multinacional española Puig por 900 millones de euros, cifra que ofrecía Bloomberg hace unos días. "Puig ha adquirido una participación mayoritaria de Charlotte Tilbury, cuya fundadora mantendrá una participación minoritaria significativa. Charlotte continuará como chairman, president y chief creative officer de la compañía, y Demetra Pinsent, como CEO. BDT Capital Partner, banco de inversión que proporciona capital a largo plazo a empresas familiares y dirigidas por sus fundadores, invertirá junto a Puig y tendrá también una participación minoritaria. BDT también ha actuado como asesor financiero de Puig", declaraba la multinacional en un comunicado.

Ante un movimiento de tal envergadura, Tilbury no dejaba pasar la oportunidad de explicar el porqué de este cambio: “Siempre me he atrevido a soñar y crear magia a través de la belleza. Me enorgullece unir fuerzas con Puig en una alianza estratégica que nos ayudará a lograr nuestras ambiciones ilimitadas. Hemos llegado a un punto crucial en nuestro crecimiento desde que lanzamos la marca hace siete años, y esperamos dar paso a nuevas oportunidades con Puig, el socio perfecto con el que desarrollar una marca icónica y perdurable”, exponía en el comunicado. “Siempre me ha inspirado su poder de innovación y reinvención a través del storytelling y la creatividad; así como el respeto por las marcas lideradas por el propio fundador, como la mía. Me siento como en casa”, concluía la maquilladora.

placeholder Charlotte Tilbury, con Kris Jenner, la matriarca y creadora del clan Kardashian,  y Kendall Jenner. (Getty)
Charlotte Tilbury, con Kris Jenner, la matriarca y creadora del clan Kardashian, y Kendall Jenner. (Getty)

Pero el éxito de Charlotte Tilbury no queda ahí porque, tal y como explicaba Bloomberg días antes del comunicado oficial de Puig, gigantes cosméticos como L’Oréal, Estée Lauder y Shiseido también habrían estado interesados en hacerse con la marca de la británica.

El crecimiento que la marca Charlotte Tilbury ha tenido en tan solo 7 años, estando presente en medio mundo y convertida en marca de referencia tanto para maquilladores profesionales como para el gran público, se sustenta en el perfecto equilibrio entre celebrities que la avalan, cosméticos de calidad y la imponente labor de marketing que recae única y exclusivamente en la persona de Charlotte.

[LEER MÁS: El truco de Charlotte Tilbury para aplicar el iluminador y conseguir un efecto 'glow' natural y ultraluminoso]

“Si no he conseguido crear el mejor cosmético, no lo lanzo”, explicaba Tilbury cuando le preguntaban por qué por aquel entonces, en 2018, no había lanzado una línea de correctores. “Cuando dé con la fórmula lo sacaré”, añadía. Esa era la filosofía de Charlotte, ¿manteniéndose después de la venta de su empresa? Deseamos que así sea.

placeholder Algunos de los productos más famosos de Charlotte Tilbury.
Algunos de los productos más famosos de Charlotte Tilbury.

Mientras tanto, algunas recomendaciones como editora de belleza son la Magic Cream citada arriba, el labial Matte Revolution (32,55€) y el perfilador Lip Cheat (22,55€), ambos en tono Pillowtalk -uno de sus bestsellers y capaz de sentar bien a cualquier tipo de piel-, la prebase Wonderglow (49,55€) y el iluminador Hollywood Beauty Light Wand (35,55€), todos ellos cosméticos fáciles de usar y con resultados de esos que vemos en la televisión y las redes sociales y nunca conseguimos recrear.

Maquillaje Tendencias de belleza Ibiza
El redactor recomienda