Alcoholes en cosmética
  1. Estilo
  2. Belleza
¿Héroes o villanos?

Alcoholes en cosmética

Con el uso continuo del gel hidroalcohólico, este componente ha despertado amores y odios a partes iguales. ¿Las razones? Esconde más secretos de los que imaginas...

Foto: Investiga la complejidad del alcohol como ingrediente beauty. (Imaxtree)
Investiga la complejidad del alcohol como ingrediente beauty. (Imaxtree)

Gracias a su capacidad como desinfectante, el alcohol se ha convertido en uno de los imprescindibles de los últimos meses. Sin embargo, también se postula como una de las mayores pesadillas de tu piel. Manos secas y envejecidas, la aparición de pequeñas grietas en la superficie… Descubre al detalle los pormenores de esta increíble sustancia.

placeholder Aplícate en las formulaciones. (Imaxtree)
Aplícate en las formulaciones. (Imaxtree)

“Los alcoholes son una familia de moléculas orgánicas que tienen en común la presencia del grupo alcohol (-OH) como sustitutivo de un hidrógeno en moléculas de alcanos”, afirma Inmaculada Canterla, farmacéutica y directora de Cosmeceutical Center. A efectos prácticos podemos decir que gracias a sus particulares características, entre ellas que son solubles en agua, se postulan como activos “muy valiosos en infinidad de industrias, incluyendo la cosmética”, apunta la experta.

Y lo especifica en plural porque, en realidad, hay muchos tipos de alcohol en función de la longitud de la cadena de carbonos de su formulación. Aunque siempre nos viene a la cabeza el etanol, muy presente en bebidas espirituosas y en desinfectantes, pues su uso es el que está más extendido. Ángel González, director técnico de Válquer Laboratorios, afirma que, atendiendo a las diferencias que presentan, hay tres grandes familias:

placeholder Descubre las grandes familias de alcoholes. (Girl with red hat para Unsplash)
Descubre las grandes familias de alcoholes. (Girl with red hat para Unsplash)

1. Alcoholes simples. Sus cadenas de carbono son cortas y se evaporan rápidamente. El más famoso de este grupo es el etílico y se utiliza en la formulación de perfumes ya que “al ser muy volátil, seca rápido y permite la difusión de la fragancia”, sostiene el técnico. También se incluye en referencias cosméticas que requieren un efecto 'tacto seco' o que aporten frescor. Entre sus propiedades, destaca que es un gran bactericida y limpiador, por lo que es frecuente que lo encuentres en tu gel hidroalcohólico. ¿El inconveniente? Seguro que ya has deducido que es su efecto astringente, que puede generar irritación y sequedad.

2. Alcoholes aromáticos. El experto los identifica como cadenas de carbonos asociadas a anillos aromáticos que generan características fragancias. El más común es el bencílico (benzyl alcohol), que, además de mantener sus propiedades olfativas, es un un gran conservante gracias a su carácter antiséptico. El punto negativo es que están clasificados como alérgenos y, en determinados casos, pueden generar reacciones.

3. Alcoholes grasos. Se obtienen de aceites de origen vegetal y su particularidad a nivel químico es que lo componen cadenas largas de carbonos. El más frecuente es el cetílico (cetyl alcohol) y su gran ventaja es que aporta propiedades emolientes, tanto a la piel como al cabello.

El éxito está en el equilibrio

placeholder Sé inteligente y elige las mejores combinaciones de alcoholes para tu piel. (Imaxtree)
Sé inteligente y elige las mejores combinaciones de alcoholes para tu piel. (Imaxtree)

El hecho de que algunos de ellos, sobre todo de los más conocidos como el etílico, tengan un efecto deshidratante les proyecta una mala imagen. Ya que “barre los aceites naturales de la piel y daña las células. Esto debilita su barrera de humedad, dejándola expuesta y con menos capacidad para defenderse de factores externos como el clima, la contaminación y los irritantes”, apunta Inmaculada Canterla.

Pero hay que resaltar que no todos los alcoholes son nocivos, pues “algunos son formas precursoras de vitaminas, otros pueden actuar como vehiculizadores de sustancias activas y otros pueden ser antimicrobianos”, sostiene la experta. Otro punto a su favor es que, desde Válquer, reconocen que “generalmente los alcoholes se obtienen de fuentes naturales y renovables. Su producción no genera un impacto sensible en el medioambiente”. Eso sí, hay que prestar una especial atención a los grasos, porque uno de sus orígenes es el aceite de palma.

La conclusión es que sus increíbles y amplias propiedades los convierten en ingredientes únicos para diferentes tipos de cosméticos. En muchos casos, la solución no es buscarles una alternativa, lo ideal es encontrar el tipo y las formulaciones correctas en cada momento y para cada propósito.

¿Y qué sucede con los geles hidroalcohólicos?

Efectivamente, el alcohol que suelen incluir es el etanol por sus ya nombradas propiedades “bactericidas, fungicidas, pero también viricidas”, recuerda Inmaculada Canterla. Pero insiste en que debe incluirlo en una concentración adecuada, superior al 60%. Con el objetivo de paliar la deshidratación que provocan en la piel por su uso continuo, muchas referencias se completan con ingredientes como pantenol, glicerina, jojoba y aloe vera.

placeholder Cuida de tus manos con cabeza. (Ian Dooley para Unsplash)
Cuida de tus manos con cabeza. (Ian Dooley para Unsplash)

¿Los trucos expertos? “Que la textura del gel sea más o menos líquida no tiene que ver con su eficacia, sino con los compuestos hidratantes que incluye”, apunta la farmacéutica. Así, cuanto más denso es más cantidad de sustancias emolientes incluye y tarda más en secarse. Al contrario, los más líquidos contienen sobre todo etanol, por lo que se absorben muy rápido (el alcohol se evapora al instante).

Por último, ante el uso indispensable de geles hidroalcohólicos, debes cuidar del manto hidrolipídico de la piel aplicando cremas de manos reparadoras que regeneren su capa de protección natural. Palabra de Ángel González.

Piel seca Tendencias de belleza
El redactor recomienda