Horquillas y diademas no han pasado de moda pero sí cómo llevarlas: alerta tendencia
  1. Estilo
  2. Belleza
Visto en la pasarela

Horquillas y diademas no han pasado de moda pero sí cómo llevarlas: alerta tendencia

El accesorio más infantil y cursi de los últimos años estaba llamado a desaparecer, pero los peinados tendencia del 2021 han recuperado horquillas y diademas de forma magistral

placeholder Foto: La nueva forma de llevar los accesorios capilares. Reciclaje fashion. (Imaxtree)
La nueva forma de llevar los accesorios capilares. Reciclaje fashion. (Imaxtree)

Que arrancáramos el año con una poeta de 22 años luciendo una llamativa diadema de estructura firmada por Prada era el vaticinio de que la moda no se iba a aburrir en 2021 y la firme sentencia de que los accesorios capilares seguirían en boga. Incorporamos los pasadores de perlas a nuestros outfits diarios sin que nuestro look pareciera sacado de la corte de Maria Antonieta y dejamos que los centennials recuperaran las horquillas gruesas y neón, así que ¿por qué no devolver a la vida a una tendencia que parecía estar en sus minutos finales antes de desaparecer hasta dentro de una década?

placeholder Dior propone turbantes a modo de corona para recogidos boho. (Instagram @dior)
Dior propone turbantes a modo de corona para recogidos boho. (Instagram @dior)

Los desfiles de alta costura confirmaron lo que Amanda Gorman adelantó, que las diademas seguían siendo chic y que eran la guinda de un outfit 10. Pero no solo las diademas han vuelto, las horquillas con mensaje y los scrunchies siguen entre nosotros, palabra de Chiara. Lo único que cambia es cómo llevarlos. Una pista, las melenas sueltas no serán más sus aliadas.

placeholder Amanda Gorman. (EFE)
Amanda Gorman. (EFE)

Desde que el acabado sleek y con la raya en medio se coló en el mundo de la moda, el flechazo fue inmediato y se ha convertido en el LBD (little black dress) del cabello. Si no sabes qué hacer con tu pelo, texturízalo y péinalo con la raya en medio muy pulida. Ya está, eres chic. Pero en 2021, ese peinado necesita ser aderezado… ¿Cómo? Con una diadema de perlas y, no, no vale una discreta.

El regreso de los pañuelos

Dieron el salto del bolso al cuello y ahora de nuevo al cabello. No existe una forma más fashionista que otra de llevarlos y Dior es una prueba. Como diadema, como turbante, como remate de una coleta… De nuevo solo hay que poner la habilidad a trabajar para crear nuevos peinados.

placeholder Cara Delevingne para Dior. (Instagram @dior)
Cara Delevingne para Dior. (Instagram @dior)

El antes prolijo street style no nos ha dejado aún grandes ingenios capilares con este accesorio, aunque la propuesta veraniega de la maison francesa, recreando auténticos bodegones -modelos incluidas-, adelantaba la tendencia del turbante.

Eva Mendes, gran experta y defensora de este accesorio capilar, debe de estar deseando dar nuevas lecciones de cómo recogerse el cabello con un pañuelo, pero hasta que haga acto de presencia, tenemos a Madame de Rosa, otra diestra de la peluquería. Su recogido ‘trenza mexicana’, una suerte de trenza corona utilizando también un pañuelo, tiene todas las papeletas para convertirse en uno de los peinados de la temporada.

Joyitas de quita y pon

Aunque la verdadera tendencia por encima de todas es la de las diademas, las horquillas con mensajes y de todas las formas y colores siguen embelesando a las insiders. La única diferencia en 2021 es cómo llevarlas. Colocarlas a los lados de un recogido es cosa del pasado, ahora lo importante es que sean las protagonistas y para ello la raya en medio es la gran aliada.

Aunque el keep it simple caracterice a este tipo de peinado, los pasadores de la nueva generación son mucho más grandes y llamativos. Si tienen mensaje, mejor. Si no, que al menos se trate de grandes horquillas, retro o de un color que haga contraste con el tono del cabello.

Corónate

No hay mucho más que añadir. Las diademas joya han vuelto. Mientras los accesorios de terciopelo de Jennifer Behr seducen a la familia real monegasca, la propuesta de la firma coincide con la de Dior: diademas con strass, forjadas o de perlas.

Los peinados con los que acompañar estas tiaras del siglo XXI son los recogidos. Coletas bajas, trenzas o moños son la mejor combinación para no robar protagonismo a la obra de arte. Todas las propuestas defienden peinados muy románticos, casi de la Grecia Clásica, aunque aquí no hay hueco para los rizos. El cabello, cuanto más pulido, mejor.

En su mayoría, las diademas que vienen son mucho más finas que las que puso de moda Prada. Se trata más bien de delicados diseños con piezas engarzadas, diseños florales o perlas, estas sí gruesas y vistosas, que coronan las cabelleras, convirtiéndose en la parte central del look beauty. Para acompañar, el rostro cuando más sencillo, mejor.

Accesoriza por secciones

Una de las tendencias más idílicas es la de salpicar el cabello con pasadores a modo de joya. Como si se tratara de las clásicas horquillas de moño que se ciñen con firmeza a los cabellos, hemos visto como estos accesorios se cuelan en los peinados de los Globos de Oro.

El plan B, si no hay nadie que pueda peinarte o si el tiempo juega en contra es recuperar el viejo truco de la infancia, los coleteros con adornos. Han vuelto y, para nuestra desgracia, sigue enredándose en el pelo, pero se han colado en el street style y quedan de lo más resultón. Eso sí, con coleta baja siempre, por favor.

Cabello Peinados de fiesta Peinado Dior
El redactor recomienda