Peinados Y2K que llevaremos en 2022 y cómo recrearlos sin hacer el ridículo
  1. Estilo
  2. Belleza
Rejuvenecimiento capilar

Peinados Y2K que llevaremos en 2022 y cómo recrearlos sin hacer el ridículo

La generación Z dicta las tendencias y el cabello es otro de los lienzos en los que exponer su pasión por la década de los 2000. Semirrecogidos, trenzas, coleteros… Pero ¿cómo llevarlos con mesura?

Foto: Úrsula Corberó, en el estreno de 'Snake Eyes' en Madrid, con peinado Y2K de moñetes. (Getty/Patricia J. Garcinuno)
Úrsula Corberó, en el estreno de 'Snake Eyes' en Madrid, con peinado Y2K de moñetes. (Getty/Patricia J. Garcinuno)

Puede que el reinado de las baby braids, esas diminutas trenzas a los lados del rostro, se mantenga otro año más, pero de lo que no queda ningún tipo de duda es de que las trenzas, en todas sus modalidades, pero siempre en grosor mini, marcarán el ritmo de las tendencias capilares del 2022. Lo que comenzó como un nostálgico peinado centennial solo posible en escenarios como TikTok o Instagram ha dado el salto a las alfombras rojas e incluso la pasarela le guiña el ojo de reojo. Pero las trenzas no serán la única técnica que recuperaremos de la década 2000.

Bajo el influjo de la estética Y2K también volverán las melenas lacias peinadas con una extrema raya lateral, por no hablar de los semirrecogidos altos al más puro estilo ‘baby spice’. Los peinados que ayer llevaban divas Z como Olivia Palermo, Dua Lipa o Ester Expósito han encontrado este año su adaptación a la madurez y la elegancia para ser ‘it’ sin caer en el absurdo.

Después de analizar lo que para un millennial se parece más a un exceso que a una moda, toca rebajar la tendencia como ocurriría con cualquier estilo hasta adaptarlo a cada uno. En esta tarea de mesura, encontramos a las influencers primigenias, Olivia Palermo o Chiara Ferragni que adaptan los peinados inspirados en los 2000 a sus propios looks.

placeholder Estilismo Y2K en el desfile de Nensi Dojaka. (Imaxtree)
Estilismo Y2K en el desfile de Nensi Dojaka. (Imaxtree)

Los moños (ahora) se llevan así

Dicen los expertos que este será el año de las fórmulas capilares multifunción que, además de embellecer el cabello, también lo traten. En esta doble funcionalidad, los peinados tersos y de acabado repeinado que Bella Hadid se ha encargado de defender look tras look son una opción interesante. Basta con marcar la raya a un lado y recoger el cabello con tensión y un liso brillante. El cabello recogido puede quedar desigual, si los mechones salen disparados ultralisos, mejor que mejor.

La reinterpretación de este tipo de recogidos también abraza los peinados en los que se liberan dos finos mechones a los lados del rostro como se hicieran a finales de los 90. La instagramer Negin Mirsalehi combina ambas tendencias creando un moño fluffy en lo alto de la coronilla y liberando dos mechones con una marcadísima raya en medio. Nada artificial y tremendamente 2022.

Coletas mini para lograr un efecto tensor

Tanto altas como en la nuca, las coletas fueron el peinado de 2020 y 2021. Este año, poseídas por el influjo del efecto 2000, las tendencias dictan que recuperemos otro viejo peinado, los semirrecogidos que se remataban con diminutas coletas accesorizadas por gomas de colores. El peinado adolescente de principios de siglo se convierte ahora en un peinado antiedad gracias al efecto lifting de las dos coletas tirantes que tiran de la piel a ambos lados del rostro.

placeholder Chiara Ferragni y su peinado de moda. (Instagram)
Chiara Ferragni y su peinado de moda. (Instagram)

Este juvenil peinado esconde el truco del tirito para realzar la mirada, además de despejar el rostro. Chiara Ferragni ha convertido el peinado en uno de sus looks estrella de 2021, repitiéndolo en varias ocasiones como sustituto de las baby braids. El truco de la italiana para reducir esa sensación de ‘peinado adolescente’ es convertir ambas coletas en finas trenzas.

Menos tirante y también menos marcada, perfecta para un look boho chic de primavera es la opción de Olivia Rodrigo, que tomaba mechones más gruesos para realizar sus coletas que pasaban de dos a cuatro.

La raya extrema

Cortesía de Chanel y cada vez sumando más adeptas. En la batalla a favor de la línea en medio que defendían los tiktokers, la dosmilera raya a un lado, extremadamente inclinada y cubriendo con el cabello parte del rostro, se ha convertido en uno de los peinados del año. Recuperado de las adolescencias de estética emo y como un emblema de la elegancia, Chanel ha trasladado la raya a un lado a todas sus modelos y embajadoras -Carlota Casiraghi es un ejemplo- convirtiendo el sencillo y mítico peinado en una inesperada tendencia para el 2022. Tan fácil como marcar la raya en una de las sienes y cepillar todo el cabello en la dirección contraria. Chic y rápido.

placeholder Modelo en el Chanel Cruise 2021-22 en Dubái. (EFE/EPA/Ali Haider)
Modelo en el Chanel Cruise 2021-22 en Dubái. (EFE/EPA/Ali Haider)

El poder de las trenzas

Entramos en el territorio de los peinados más arriesgados pero emblemáticos de la estética Y2K, puede que solo aptos para melenas atrevidas y divas centennial. Por un lado, la coleta de trenzas como la que Moesha popularizara en los 2000 se ha convertido en uno de los peinados más repetidos por Dua Lipa y también se ha colado en el repertorio de Victoria Federica.

placeholder Dua Lipa, con su coleta trenzada de inspiracón Y2K. (Instagram/@dualipa)
Dua Lipa, con su coleta trenzada de inspiracón Y2K. (Instagram/@dualipa)

Por un lado, el recogido permite tensar el cabello y despejar el rostro igual que los peinados tipo wet que pulen la raíz con un acabado terso; por el otro, al dividir cada coleta en distintas trenzas, no solo estas parecen más voluminosas y el cabello queda recogido sino que también aportan al look un aire desenfadado futurista.

El doble moño, de las Supernenas a la vida real

El último gran regreso de la estética milenaria que, sorprendentemente, hace su gran regreso es el moño doble, también conocido como de ‘moñetes’. Tras marcar la raya en medio y pulir todo el cabello, se retuerce cada mechón hasta que el cabello se recoge. La altura la fijará el evento y su etiqueta. Mientras los dos moños altos aportan un look más gamberro y juvenil, los moños bajos son más discretos y una excelente forma de comenzar a introducirlos en el día a día.

Úrsula Corberó se ha convertido en una auténtica defensora del doble moño, incorporándolo en diferentes looks para demostrar su versatilidad. Acompañando a una melena suelta, la actriz catalana semirrecogía la parte superior de su cabello en dos moños esféricos y altos de inspiración asiática en honor al estreno de ‘Snake Eyes’.

Con una estética entre gótica y futurista, Úrsula combinó los moñetes con textura pulida, trenzas y mechones laterales para crear el perfecto look centennial repleto de todas las tendencias Y2K. Eso sí, solo apto para los más atrevidos.

Arriesgados, divertidos y muy juveniles, los peinados que marcarán el 2022 bajo la estética Y2K que nos devuelven a los estilismos de principios de los 2000 prometen llena de color redes sociales, alfombras rojas y puede incluso que se pongan de moda entre la realeza, recordemos el top knot de la infanta Sofía... En 2022 todo es posible.

Instagram TikTok Tendencias de belleza
El redactor recomienda