Es noticia
Menú
Granitos que salen tras el verano: así los mantendrás a raya
  1. Estilo
  2. Belleza
Tratamientos antiacné

Granitos que salen tras el verano: así los mantendrás a raya

Ni rastro de acné en vacaciones. En cambio, al volver aparece de un día para otro. ¿Qué ha pasado? Te lo cuentan los expertos

Foto: Tras el verano, habitualmente, los brotes de acné regresan. (Launchmetrics Spotlight)
Tras el verano, habitualmente, los brotes de acné regresan. (Launchmetrics Spotlight)

Cada verano, la misma historia: sol y playa se alían a favor de una piel luminosa, descansada y con pocas imperfecciones. Vamos, que no hace falta ni base de maquillaje. Pero, por algún extraño motivo, al volver a casa el espejo nos devuelve en nada y menos unos granitos en el rostro que no estaban. ¿Será que el buen rollo vacacional ha dado paso a la tristeza, los madrugones y el estrés y el cuerpo lo sabe? Sí, en parte influye.

Se ha demostrado que la subida de cortisol y la falta de sueño influyen en la aparición de comedones y espinillas, pero hay otra razón que tiene que ver directamente con el sol. Aunque por un lado, como explica Marina López Franco, Wellness&Experience Manager del Hotel Las Caldas Villa Termal, “puede deberse a cambios en la alimentación, estacionales y en la rutina facial”, también hay una razón que probablemente desconocías: tener buena cara en vacaciones no es real.

placeholder El sol produce un efecto secante y engrosa la piel. (Unsplash/Averie Woodard)
El sol produce un efecto secante y engrosa la piel. (Unsplash/Averie Woodard)

“El sol posee un efecto secante que hace que los granos, aparentemente, desaparezcan y la piel, para defenderse de ese ataque, comienza a producir sebo, engrosándola y obstruyendo los poros. Cuando ese efecto del sol, que además de secante es antibacteriano, deja de actuar (es decir, cuando dejas la playa para volver a la ciudad), la piel empieza a responder liberando los poros que estaban obstruidos. Esto hace que el sebo salga a la luz y se produce lo que conocemos como brotes de acné después del verano”, explican las Dras. Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto.

En casa, limpieza a raya

Antes que nada, a la llegada, una buena limpieza y un tratamiento hidratante para recuperar la luminosidad, este sería el básico según Marina López Franco, siempre con una buena rutina de limpieza diaria desde casa donde la constancia debe ser la premisa, añade. “Limpieza e hidratación junto a una dieta equilibrada son el mejor tratamiento de belleza”.

placeholder Al volver a la rutina, el efecto secante desaparece. (Unsplash/Amanda Dalbjörn)
Al volver a la rutina, el efecto secante desaparece. (Unsplash/Amanda Dalbjörn)

Y menos azúcar, aconseja la experta, que ya sabemos que, además de afectar al peso, también influye en la piel mediante el fenómeno llamado glicación, esa reacción química que se da cuando la glucosa que circula por la sangre interactúa con las proteínas de la piel. ¿Entonces el famoso dicho de que el chocolate produce acné nos lo creemos? Elena Manubens es dermatóloga del GEDET de la Academia de Dermatología, y explica que “si bien es cierto que hasta la fecha no se ha podido demostrar que ningún alimento ocasione por sí solo acné, sí que se ha visto que en determinadas personas pueda tener influencia a la hora de agravarlo. Se puede recomendar hacer una dieta baja en grasas evitando el chocolate, y en caso de ver que mejora, mantenerla”, sugiere.

placeholder La limpieza debe ser suave pero constante. (Unsplash/Matthew Tkocz)
La limpieza debe ser suave pero constante. (Unsplash/Matthew Tkocz)

Previamente, durante las vacaciones, conviene no olvidarse de la limpieza día y noche, “antes y después de la playa o piscina para eliminar los restos de cloro, sal del mar y de protección solar”, cuentan las Dras. Mira y Ruiz del Cueto.

Trucos antibrotes

Pero hay más tips que te ayudarán a mantener los granos a raya en la rentrée, según las expertas:

  • Hidratar la piel cada día con cosmética adecuada. Lo ideal es que sea no comedogénica, de texturas ligeras y seguida de un fotoprotector SPF 50 a diario para evitar las pigmentaciones postinflamatorias.
  • Aplicar sérums o lociones diarias con BHA (betahidroxiácidos como el ácido salicílico), AHA (alfahidroxiácidos, como el glicólico) y retinoides para favorecer la renovación de la capa córnea.
  • Utilizar activos antimanchas con ácido azelaico o niacinamida cuando hay lesiones residuales pigmentadas, porque despigmentan y tienen función calmante.
placeholder Hay que tener cuidado con los cosméticos que obstruyan los poros. (Unsplash/Rachel Mcdermott)
Hay que tener cuidado con los cosméticos que obstruyan los poros. (Unsplash/Rachel Mcdermott)

Estos gestos, bien lejos

Ojo con algunas creencias erróneas pero habituales sobre los granos: la primera es pensar que los productos astringentes o la falta de hidratante son la solución a una piel con acné. Al revés: múltiples estudios respaldan que precisamente necesita dicha humectación. De hecho, si está deshidratada la función barrera se altera y favorece la aparición de lesiones. Así que no, una crema hidratante no hará que salgan más granos. Si tiene la textura adecuada (obviamente no conviene que resulte excesivamente densa y pesada) mantendrá el equilibrio de la barrera cutánea.

Otro error habitual: pasarse con la exfoliación. Este gesto que a veces les copiamos a las asiáticas, amantes de la de tipo enzimático con productos de uso diario, al que añadimos otro tipo de exfoliantes mecánicos o físicos, no es buena idea cuando hay granitos, porque podemos producir el efecto contrario y además “si hubiera lesiones inflamatorias activas o granitos con pus, podríamos extender o perpetuar las lesiones”, advierten las Dras. Mira y Ruiz del Cueto.

placeholder La exfoliación debe ser controlada, una o dos veces por semana. (Unsplash)
La exfoliación debe ser controlada, una o dos veces por semana. (Unsplash)

Igualmente hay que tener cuidado con los maquillajes y cremas que obstruyan la salida del poro, porque, dice la dermatóloga Elena Manubens, espinillas y granos son lesiones que aparecen por una obstrucción de la salida de las unidades pilosebáceas, ya sea por acumulación de células muertas y suciedad en la salida del poro o por un exceso de producción de sebo que no se puede drenar bien por la salida del folículo; las bacterias que viven en nuestra piel que se alimentan de este sebo pueden aprovechar que se acumula para crecer más de la cuenta e infectar el poro, haciendo que aparezca un grano”.

Por último, el gesto que todas hemos llevado a cabo más veces de las que quisiéramos recordar empezando en la adolescencia: tocarse los granos. “Si los manipulas favorecerás la aparición de pigmentaciones o cicatrices. Ante lesiones dolorosas y profundas, nunca manipular”. Es imprescindible visitar al dermatólogo, especialista de la piel y sus patologías.

Tratamientos outdoor

  • Peelings. Para regular el acné y controlar la proliferación bacteriana se emplean sustancias con propiedades queratolíticas (que impiden que los folículos queden obstruidos por tapones de queratina) y antiinflamatorias. Los más habituales son los alfa y beta hidroxiácidos, como el glicólico y el salicílico. Si hay cicatrices o marcas, funcionan bien los peelings de TCA (ácido tricloroacético), que es de tipo medio, menos superficial.
  • Luz pulsada intensa. Es un buen complemento a los peelings y los fármacos, reduce las lesiones inflamatorias y la población de bacterias en casos de acné leve o moderado.
  • Radiofrecuencia. Las ondas electromagnéticas son igualmente un complemento eficaz a la hora de regular el tamaño y secreción de las glándulas sebáceas.
  • Fármacos de aplicación tópica. Son los queratolíticos, como antibióticos, retinoides y ácido glicólico (con o sin salicílico).
  • Fármacos por vía oral: antibióticos orales, tratamiento hormonal o retinoides orales.

Te sugerimos:

Endocare Hyaluboost Age Barrier, de Endocare (45,82€ en Promofarma). Activa y repara la función barrera, principio básico de una piel sana y por tanto sin imperfecciones, gracias a su tecnología Edafence.

placeholder
Endocare Hyaluboost Age Barrier, de Endocare
Comprar

Retinol Boost Sérum, de Neutrogena (17,40€). Este sérum de textura ligera aporta retinol puro, que combate imperfecciones y líneas de expresión.

placeholder
Retinol Boost Sérum, de Neutrogena
Comprar
DESCUENTO 31%

Mascarilla Purificante Acniben, de Isdin (13,99€ en Druni). Con arcilla, niacinamida y zinc, regula la producción de sebo y matifica dejando la piel suave, no tirante.

placeholder
Mascarilla Purificante Acniben, de Isdin
Comprar

En calidad de afiliado, Vanitatis obtiene ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. La inclusión de enlaces no influye en la independencia editorial de este medio: los redactores seleccionan y analizan los productos libremente, según su criterio y conocimiento especializado.

Cada verano, la misma historia: sol y playa se alían a favor de una piel luminosa, descansada y con pocas imperfecciones. Vamos, que no hace falta ni base de maquillaje. Pero, por algún extraño motivo, al volver a casa el espejo nos devuelve en nada y menos unos granitos en el rostro que no estaban. ¿Será que el buen rollo vacacional ha dado paso a la tristeza, los madrugones y el estrés y el cuerpo lo sabe? Sí, en parte influye.

Tendencias de belleza
El redactor recomienda