Sistema Oosouji: el ancestral método japonés para limpiar y ordenar tu casa que inspiró a Marie Kondo
  1. Estilo
  2. Decoración
Borrón y cuenta nueva

Sistema Oosouji: el ancestral método japonés para limpiar y ordenar tu casa que inspiró a Marie Kondo

Antes de que Marie Kondo revolucionara nuestras vidas, ya existían sistemas para tener la casa limpia y ordenada, como el Oosouji, un ancestral método japonés

Foto: Método japonés Oosouji para limpiar y ordenar tu casa. (Ketut Subiyanto para Pexels)
Método japonés Oosouji para limpiar y ordenar tu casa. (Ketut Subiyanto para Pexels)

En la cultura japonesa, el orden y la limpieza tienen una gran importancia, no solo aplicado a nuestro hogar, también a los espacios comunes, las escuelas o la naturaleza. Por eso, antes de final de año, hacen una limpieza a fondo de su hogar, para comenzar el nuevo más ligeros y sin cargas del pasado. Este es precisamente lo que consiguen con el método Oosouji, una técnica concreta de orden y limpieza del hogar de la que se obtienen múltiples beneficios.

Existen numerosos sistemas que nos ayudan a mantenerla limpia y ordenada de una forma rápida, con poco esfuerzo, para que el trabajo no llegue a resultarnos abrumador. Sin embargo, el sistema Oosouji se centra en una limpieza a fondo.

placeholder Método japonés Oosouji para limpiar y ordenar tu casa. (Ron Lach para Pexels)
Método japonés Oosouji para limpiar y ordenar tu casa. (Ron Lach para Pexels)

El Oosouji no es uno de esos métodos rápidos que te ayuda a tenerlo todo listo en pocos minutos; de hecho, es más que probable que tengas que dedicarle varios días. Lo mejor es comenzar desde primera hora de la mañana, que suele estarse más descansada, ponerse ropa cómoda, seleccionar lo que vamos a necesitar para limpiar y prepararse para un día en el que se espera limpiar todo, no solo lo que queda a la vista, también el interior de los muebles, que hay que mover para acceder a esos rincones más complicados.

placeholder Método japonés Oosouji para ordenar y limpiar la casa. (Victoria Borodinova para Pexels)
Método japonés Oosouji para ordenar y limpiar la casa. (Victoria Borodinova para Pexels)

Hay que sacar todo lo que tenemos en los armarios y cajones, y como el plan es eliminar todo lo que no necesitamos en nuestras vidas, cosas materiales y emociones, hay que clasificar para quedarse solo con aquello que usamos y que nos resulta práctico. En este caso es mejor tener a mano algunas bolsas de basura y cajas; en las primeras pondremos todo aquello que queremos tirar y en las segundas se puede guardar todo lo que sea para donar. Si está en buenas condiciones, puede que haya otra gente que le dé el uso que nosotros no le hemos dado.

Este proceso habrá que hacerlo por toda la casa, por eso decimos que puede llevar mucho más tiempo del que habitualmente dedicas a ordenar. Lo habitual en Japón es que intervenga toda la familia, incluidos los pequeños de la casa, aprendiendo técnicas de higiene y orden que después aplican en otros lugares y procesos de la vida. Una vez que ya está la selección hecha, hay que limpiar el interior de los muebles con cuidado y ordenarlo todo de nuevo.

placeholder Método japonés Oosouji para ordenar y limpiar la casa. (Cottonbro para Pexels)
Método japonés Oosouji para ordenar y limpiar la casa. (Cottonbro para Pexels)

No termina aquí porque este sistema incluye también el proceso de limpieza, para el que se suelen emplear paños de algodón que se usan con suavidad, sin frotar demasiado para cuidar los muebles, y productos de limpieza respetuosos con las personas y el medioambiente. Lo más habitual es que se emplee vinagre, un limpiador natural. La forma en la que se hacen las cosas es también importante y por eso se sigue siempre la misma estructura.

Las habitaciones se limpian desde arriba hacia abajo, para evitar ensuciar algo que ya hemos limpiado, comenzando con los techos y bajando por las paredes hasta llegar al suelo. También se hace siguiendo el sentido de las agujas del reloj, si finaliza en el mismo punto en el que se empieza, de esta forma no olvidaremos nada sin limpiar. A la hora de barrer, el orden suele ser desde el fondo de la casa hacia la entrada, siguiendo esta dirección para evitar que el movimiento de la escoba extienda la suciedad en lugar de recogerla.

placeholder Método japonés Oosouji para ordenar y limpiar la casa. (Cottonbro para Pexels)
Método japonés Oosouji para ordenar y limpiar la casa. (Cottonbro para Pexels)

El resultado es una casa en la que se queda solo aquello que nos resulta útil y de la que sacamos todo lo que no necesitamos, incluyendo trastos, pero también malas energías. Este intenso proceso no solo es ideal para hacer de vez en cuando y evitar acumular, también nos ayudará a relajar la mente y sentirnos mejor con nosotros mismas.

Aunque es un gran esfuerzo, una vez finalizado podremos disfrutar del trabajo bien hecho. También durante el tiempo que nos lleve hacerlo puede resultarnos útil para despejar la mente, olvidarnos de todo y centrarnos en el presente, como una especie de meditación que acompañamos de un trabajo repetitivo que nos ayuda a desconectar.

placeholder Método japonés Oosouji para una casa limpia y ordenada. (Andrea Davis para Unsplash)
Método japonés Oosouji para una casa limpia y ordenada. (Andrea Davis para Unsplash)

Conviene señalar que, tradicionalmente, las casas japonesas eran más pequeñas que las viviendas actuales, por lo que este proceso llevaba un poco menos de tiempo, no te desanimes si en tu caso tienes que dedicarle un par de días, el resultado merece la pena y la sensación de libertar que logramos también.

Japón
El redactor recomienda