Logo El Confidencial

Kendall Jenner y las poligoneras tienen algo en común: su bikini Triangl

Es la firma australiana más vista en las playas VIP. Por sus bikinis de neopreno pierden el norte celebrities con cuerpos estupendos: de Kylie Jenner a Miley Cyrus

Foto: Kendall Jenner y las poligoneras tienen algo en común: su bikini Triangl

Aunque no hayas pisado la piscina municipal ni te hayas acercado a la playa a lo largo de este verano, es prácticamente imposible que no te hayas topado con la imagen de un bikini de neopreno de colores flúor. La firma original es Triangl, pero las tiendas ya cuentan con todo tipo de imitaciones o de modelos 'inspirados' en esta marca australiana. No son baratos (se pueden adquirir online por unos 65 euros, a los que hay que sumar 15 euros de gastos de envío) y no te convertirán en un espécimen único en la piscina (es más que probable que un par de adolescentes estén a tu lado con modelos similares), pero son el modelo de baño que buscas si quieres demostrar que estás al tanto de las tendencias de verano. Por cierto: también es una de las firmas preferidas de Kendall Jenner, la que suena con fuerza como siguiente chica Sports Illustrated

Pese a tener únicamente tres años de vida, la firma se hará con 60 millones de dólares este año gracias a sus ácidos modelos. El año pasado vendió 25 millones de dólares, una cantidad nada desdeñable si tenemos en cuenta que el objetivo de sus fundadores (Erin Deering y Craig Ellis), afincados en Hong Kong, era vender un bikini al día para subsistir. La idea de crear este imperio nació cuando Erin se vio incapaz de dar con un buen bikini para hacer surf que costara menos de 300 dólares. 

La pareja no contaba con presupuesto suficiente para hacer campañas publicitarias y encontró en Instagram el nuevo trampolín de la moda, el escaparate perfecto para promocionar sus productos. Comenzaron a enviar bikinis a determinadas blogueras de moda y se dieron cuenta de que los likes sonaban a caja registradora. “Instagram es la mejor plataforma que existe, porque todo es medible. Si das un bikini a una blogger, se hará una foto y la colgará en su blog, pero no sabes a cuánta gente llega esa imagen ni qué impacto tiene en realidad. Sin embargo, con Instagram lo sabes al momento”, aclara Ellis. 

El punto de inflexión llegó cuando Kendall Jenner presumió de su modelo Triangl en sus redes sociales, en las que declara estar “enganchada” a sus diseños. Lucy Hale y Miley Cyrus son algunas de las celebrities que han mostrado sus bikinis en internet (desde la firma afirman no pagar a las famosas por llevar sus modelos, aunque reconocen enviar a su entorno determinados diseños para que los conozcan) y la mismísima Beyoncé ha llevado la parte superior de un Triangl en su vídeo Run. Fue la misma Kendall Jenner la que envió un email a la firma para pedirles un bikini, tras haber mandado la astuta pareja algunos modelos a sus amigas con la esperanza de que Jenner se enamorara de sus bikinis. Así ocurrió.

Sus modelos de neopreno enganchan (este material hace que te olvides de salir del mar con la braguita por los muslos), y la marca incluye esta temporada modelos que aúnan este tejido tan surfero con croché. Por supuesto, las copias que encontrarás por las calles se han quedado con el primer diseño como base, ese que todos conocen, pero que pocos saben ubicar. Como suele ocurrir con las modas, pocos saben que el bikini omnipresente en las piscinas es de Triangl, si bien es cierto que es poco probable que alguien lleve en realidad un modelo de la firma y no una imitación.

En estos momentos el hasthag #trianglswimwear tiene más de 60.000 posts en Instagram. Sus creadores son conscientes de que los clones son el peor enemigo de su negocio y, según cuentan a Business of Fashion, están ya pensando en nuevas formas de crecer. Las toallas, los accesorios y la moda deportiva son algunas de sus opciones. Estén atentos a sus Instagram, porque quizás pronto el neón flúor aparezca en un nuevo formato. No olvidemos que el verano pasado fue el de los bikinis de croché de Kiini y que este ha visto cómo los exquisitos y carísimos modelos de Lisa Marie Fernandez se han compatibilizado con la vena más choni y deportiva de los Triangl. Cuando hay olas y cloro de por medio, parece, las cosas se olvidan más rápido.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios