Logo El Confidencial
AQUÍ RODÓ 'JULIETA'

Mairena del Alcor: descubre el pueblo de Eva González (que sale en una peli de Almodóvar)

Lo primero que hay que hacer es conquistar el castillo de Luna (es tan romántico) y luego ya callejear, patear su vía verde, tapear y si llega la ocasión, que llegará, arrancarse por tangos... o soleares

Foto: El castillo de Mairena del Alcor, imprescindible. (Cortesía Andalucía Destino de Cine)
El castillo de Mairena del Alcor, imprescindible. (Cortesía Andalucía Destino de Cine)

Puede que le haga sombra el soberbio y monumental Carmona, que es mucho Carmona, pero Mairena del Alcor, igualmente sevillano a rabiar, también tiene lo suyo. Que se lo digan a la modelo, miss y presentadora Eva González, que es muy de aquí. ¿Un castillo con nombre de luna? ¿Un cantaor mítico? ¿Un arquéologo inglés enamorado? ¿Una peli del laureado Almodóvar? Te contamos por qué tienes que ir a este pueblo de la comarca de Los Alcores antes o después de claudicar ante la belleza de Sevilla capital y para darle mas alegría al cuerpo, Macarena, ¡ay!

Mairena del Alcor, a 23 km de Sevilla

Ir a Sevilla siempre es un buen plan, aunque no sea Semana Santa ni Feria de Abril, o tal vez por eso. Perderse por la Judería, visitar el palacio de las Dueñas, la casa de los Alba, pero también donde nació el poeta (Antonio Machado), admirar los Reales Alcázares, comprobar hasta qué punto la Giralda y la Kutubía marrakechí se parecen y hacer lo propio con la Torre del Oro y la lisboeta de Belém. Pero se puede ir más allá y plantarse en Los Alcores, esa meseta (alcor) que se alza en plena depresión del Guadalquivir (sí, los ríos también tienen sus baches), concretamente en Mairena del Alcor, que está al ladito del bellísimo Carmona. De hecho, Mairena pertenece a su Campiña, una zona de vega, sembrada de legumbres, olivares y cereal.

Antonio Mairena, Eva González... y un castillo

Mairena es el pueblo de ese cantaor grande que fue Antonio Mairena, de Eva González, la popularidad mediática es así, y… del castillo de Luna, cuya restauración se debe (otra vez) a un inglés enamorado de estas tierras, que no solo sucumbió al brillo de Carmona, sino al de esta vieja fortificación, que convirtió en su hogar. Se trata del arqueólogo George Bonsor, o como le llaman los de Mairena, Don Jorge, tal y como contó la modelo y presentadora de 'La Voz' en un programa de la televisión pública andaluza.

El lugar ejerce de romántico: jardines, miradores, patio de armas, muralla con torres, más las cinco salas de residencia y la sala de exposiciones, con piezas de excavaciones del entorno de la villa, que hacen la casa-museo Bonsor. Como lo es también (romántico), de otra manera, el Tesoro de Mairena, un sobresaliente conjunto de joyería prerromana, expuesto en el Museo Arqueológico de Sevilla.

No solo castillo: iglesias y una casa-palacio

Además del castillo, que lo vigila todo, como corresponde, Mairena también tiene mucho del color especial sevillano, mucho aire de feria abrileña y no pocas iglesias: la parroquial de Santa María de la Asunción, siglo XV, con vistosa torre de campanario hecha de ladrillo; la de María Inmaculada, en La Barriada; la Capilla del Cristo de la Cárcel, pura Andalucía, y las ermitas de San Sebastián, con espadaña, que aloja a la patrona de la villa, que se llama nada menos que Nuestra Señora de los Remedios Coronada, y los restos de la de Santa Lucía, cuya base parece ser un aljibe romano. ¿Sería esto una villa romana? La Casa-Palacio de los Duques de Arcos, que hace las veces de auditorio, es una construcción de origen mudéjar fechada en el siglo XV, después casa señorial típica sevillana (XVII y XVIII), que conserva su patio porticado.

Tampoco te pierdas el puente, la vía verde...

Además, callejeando a lo Rayuela, perdiéndose sin querer encontrarse, te toparás, por ejemplo, con la fuente del Alconchel, de siete caños de bronce; el molino y los lavaderos de la Atarjea, en el barrio Castillo de Luna, en pleno proceso de recuperación; los monumentos al cante jondo, la mujer andaluza, la Feria de Mairena y Cervantes, y la Villa del Conocimiento y de las Artes, que es un activo centro cultural. El corazón es la plaza de las Flores (también de Antonio Mairena), hay un puente de origen romano sobre el arroyo Salado, puedes hacer a pie la Vía Verde de los Alcores y si tienes un evento y buscas un sitio con señorío, cuenta con la Hacienda Los Miradores, en la carretera de Brenes, con cría de caballos de pura raza y del siglo XVII.

La Hacienda Los Miradores, típicamente andaluza y mairenera. (Cortesía)
La Hacienda Los Miradores, típicamente andaluza y mairenera. (Cortesía)

Feria de Abril, este año en… ¡Mairena!

Mairena también tiene su feria, por supuesto, e igualmente en abril y está declarada de interés turístico nacional. Por cierto, es de las más antiguas de Andalucía. Con un arco triunfal neoclásico con ornamentación barroca que se inauguró en 2007 y con sus miles de bombillas y farolillos en naranja y azul (colores de la bandera municipal) que cubren el cielo del Real. Y luego ya a bailar, a bailar y a bailar, alegres sevillanas… Y lo que sigue.

Junto a la clásica Feria de Abril, la de Ganado, que data de 1441, y que recrearon con su pluma y sus pinceles Gustavo Adolfo y Valeriano Bécquer, sevillanos de pro y costumbrismo al poder. Más datos: la Semana Santa también es mayúscula, como cabía imaginar, y si te va el duende, no te pierdas el Festival de Cante Jondo Antonio Mairena, a primeros de septiembre, un referente para aficionados, artistas, críticos…, que se celebra en la casa-palacio y que puso en marcha el propio Antonio Mairena en 1962 como un acto benéfico. Su casa natal es hoy en día la Casa del Flamenco. El flamenco en esta tierra es religión.

Mairena del Alcor, a vista de pájaro. (Cortesía La Cansina)
Mairena del Alcor, a vista de pájaro. (Cortesía La Cansina)

Dónde comer y dormir (con sello Almodóvar)

Para comer, La Vinatería de Román, con tapas innovadoras, carnes con fama de excelentes y buenos vinos; H by David Rodríguez, comida casera con sello de autor (ñoquis con salsa de tomate, tallarines con gambas al ajillo…); Mariola Bistronomía, donde reinterpretan los clásicos, alumbrando el serranito mariola o el flamenquín de corvina con bechamel de espinacas; o el excelente para tapear La Esquinita de Juan (croquetas caseras, cucuruchos de pescado, lagrimitas, ensaladilla, gambas fritas...). Hay mucho donde elegir.

Para alojarte, Huerta La Cansina, una finca en la que Pedro Almodóvar rodó 'Julieta', ponen a tu disposición cuatro casas de diferentes tamaños y estilos.

Almodóvar y compañía, en La Cansina, en pleno rodaje de 'Julieta'. (Cortesía)
Almodóvar y compañía, en La Cansina, en pleno rodaje de 'Julieta'. (Cortesía)

Están entre jardines, cada una el suyo propio, y tienen piscina (la vieja alberca), terrazas, un naranjal centenario que es todo un monumento y el ambigú AlmodoBar (homenaje claro al manchego)

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios