Copia la decoración de la casa de Sara Carbonero e Iker en La Finca
  1. Estilo
  2. Ocio
a la venta

Copia la decoración de la casa de Sara Carbonero e Iker en La Finca

El rumor de que la lujosa casa del portero y la periodista estaba a la venta nos ha hecho tirar de recuerdos para hacer un homenaje a su decoración 'soft glam'

Foto: Sara Carbonero e Iker Casillas, en una imagen de archivo. (Getty)
Sara Carbonero e Iker Casillas, en una imagen de archivo. (Getty)

El regreso de Iker Casillas y Sara Carbonero a Madrid se ha convertido en uno de esos temas que nos hace estar buscando pistas por todos lados. Ahora que, según varios medios de comunicación, sabemos que Iker Casillas habría adquirido un piso en la calle Pintor Rosales de Madrid, se ha despejado la X de la ecuación.

En un principio creíamos que la familia volvería a su residencia de La Finca, aquel lujoso chalé adosado que la pareja compró por 2,5 millones de euros y que había sido propiedad de Lydia Bosch y Alberto Martín. Pero todo indica que Iker, Sara, Martín y Lucas optarán por una residencia en el centro de la capital.

Sara Carbonero, en un selfi de espejo. (Instagram @saracarbonero)
Sara Carbonero, en un selfi de espejo. (Instagram @saracarbonero)

Pero volvamos a la casa de La Finca. La residencia en la que la pareja apenas vivió unos meses antes de desplazarse hasta Oporto supuso un cambio en la decoración habitual de Sara Carbonero. Acostumbrados como nos tiene la periodista a maderas envejecidas y en tonalidades muy claras, en la casa de La Finca, su habitual estilo boho y relajado casi no tuvo tiempo de hacer aparición.

[LEER MÁS: Así es la casa de Iker y Sara en Oporto que ha sido registrada por la Fiscalía]

Objetivo comfy

La clave de toda la decoración de la casa giraba en torno a un espacio y un concepto: salón y comodidad, respectivamente. El lugar preferido de Sara era uno de los dos salones que tiene la espectacular propiedad (ahora a la venta por casi 5 millones de euros, prácticamente el doble de lo que le costó a la pareja).

Sus inmensos y mullidos sillones en tonos crema se convirtieron en el escenario de posados y robados para Instagram. Mientras en algunas fotografías el tejido de los sillones parece brillante y encerado, en otros parece nido, ceibe o incluso lino, tejidos que encajan más con el estilo de Sara.

Pero, además de los cómodos sofás en color crema, el otro objeto de deseo era una mullida chaise longue en gris topo, situada de forma oblicua al resto de sillones. Su suave tapizado hacía las delicias de la presentadora y creaba un biomio cromático en el salón.

En la decoración, tampoco faltaban los detalles dorados que de normal salpican todos los lugares que Sara Carbonero ha llamado ‘hogar’, sin embargo, como todo en la casa de La Finca era diferente, el toque dorado del salón lo ponían tres candelabros vintage.

[LEER MÁS. Libros y bañeras de mármol al borde del mar: la casa de Sara Carbonero, al descubierto]

Azulejos personalizados

Pasando a la cocina, otra de esas zonas de las que Sara nos hizo partícipes a través de su cuenta de Instagram, comenzamos a encontrar el estilo personal de la periodista. Amante de los detalles personales, entre las baldosas grises de la cocina, destacaban un grupo de azulejos con motivos geométricos y que combinaban blanco, burdeos y gris. Puede que se tratara de un guiño a su próximo destino, Portugal, donde los azulejos son patrimonio.

Hola, papel pintado

Otro de los detalles del estilo decorativo de las casas de Sara e Iker son las paredes. Siempre libres de gotelé, uno de los trucos maestros para dar personalidad a cada estancia son los papeles pintados. Cuando el matrimonio vivía en La Finca, la habituación de Martín y Lucas estaba decorada con un delicado papel pintado en tono gris con siluetas de animales y plantas. Completaba el dormitorio infantil una mullida cama con nórdico y una mesilla de noche gris azulado. Siempre fiel a su paleta cromática.

Dos piscinas

Sin duda, uno de los grandes atractivos de la casa de La Finca eran sus dos piscinas. Una de ellas nunca la pudimos ver más que en los anuncios de la agencia inmobiliaria, que rápidamente desaparecieron de internet. La otra piscina, la que se situaba en el jardín, sí que fue escenario de instantáneas familiares. La piscina se encuentra delante de un gran ventanal y está protegida a un lado por un jardín vertical. Los suelos, alrededor, lacados en blanco, emulan la madera y le daban a la estancia un aire muy moderno.

Sin embargo, parece que el matrimonio ha decidido cambiar de residencia en Madrid y este impresionante chalé con toques de estilo Casillas-Carbonero se encuentra actualmente a la venta.

Casas de famosos Sara Carbonero Iker Casillas Venta
El redactor recomienda