Logo El Confidencial
Es una propiedad histórica de mallorca

A Carlos Seguí, ex de Patricia Conde, se le atasca la venta por 17 millones de su mansión

La propiedad se puso en el mercado en marzo de 2017 y estamos en julio de 2018 y sigue sin verderse

Foto: Carlos Seguí. (Getty)
Carlos Seguí. (Getty)

Es una de las pocas veces que se ha visto a la reina Letizia y sus hijas de paseo relajado por el campo mallorquín. Fue en La Granja d’Esporles, propiedad histórica de la isla, en manos de la familia Seguí García de Oteyza. Hace más de un año que salió a la venta por 17 millones de euros y así sigue, anunciada en la web de la inmobiliaria sin comprador.

La finca de la familia de Carlos Seguí, ex de Patricia Conde, es un punto histórico de Mallorca y su venta no va exenta de polémica.

Vea aquí las todas las imágenes de La Granja de Esporles
Vea aquí las todas las imágenes de La Granja de Esporles

“Esta espectacular propiedad es una mezcla de estilo señorial y rústico, puesto que se utilizaba como residencia señorial pero también como explotación agrícola (posesión), llegando a tener más de cien oficios entre sus lindes”, destacan en el anuncio.

Una 'possessió' histórica

La vivienda tiene 3.300 metros cuadrados de casa y 25 hectáreas de terreno en una combinación entre mundo señorial y agrícola que le confiere un encanto especial. La finca data del siglo XI, cuando inicia su periplo como posesión feudal, hasta que en 1239 fue cedida a los monjes cistercienses, que la regentaron durante 200 años. Consta de un edificio principal y varias edificaciones pequeñas, varias de ellas talleres y establos, aparte de una vivienda de personal. La casa principal, la de 3.000 metros, se divide en tres plantas.

‘Las posesiones’, título de la exitosa novela de la escritora mallorquina Llucia Ramis, son señas de identidad, partes de la tierra, y su venta arranca parte de la historia a sus propietarios. “No tener adónde volver: crecer consiste en eso”, escribe Ramis sobre la pérdida de las raíces y sobre la venta de una posesión. Y la de La Granja nació con polémica.

En la sierra de Tramuntana

Situación de la Granja de Esporles, entre montañas
Situación de la Granja de Esporles, entre montañas

La noticia la publicó Vanitatis y sorprendió a los medios locales, que alzaron la voz contra la venta de una propiedad que forma parte de la historia de la isla. El excuñado de Patricia Conde, Alberto Seguí, ofreció declaraciones a los medios para tranquilizar a la opinión publica: “La Granja sigue y seguirá en funcionamiento y respeta todas sus reservas actuales y futuras por mucho tiempo”.

Venta controvertida

El motivo de la venta, matizó Seguí, es “es un quorum de los socios por temas personales”, aunque reconoció que “no hay una venta ni a corto ni medio o largo plazo”. Y así sigue la cuestión: la propiedad se puso a la venta en marzo de 2017 y estamos en julio de 2018 y sigue allí, impertérrita, como si la inmobiliaria fuera Mallorca y esa posesión no fuera a moverse de su sitio ni cambiar jamás, por mucho que la familia la quiera vender.

Patricia Conde en una imagen de archivo. (Mediaset)
Patricia Conde en una imagen de archivo. (Mediaset)

La casa está a nombre de una sociedad, La Granja d’Esporles SL, en la que aparecen los hermanos Seguí García de Oteyza al completo. Al tratarse de un complejo que explota su museo y su restaurante, tiene ingresos de hasta un millón de euros (según el último ejercicio presentado, el de 2016) con beneficios de medio millón. Además, la empresa cuenta con un patrimonio de algo más de 12 millones de euros. La venta, pues, no está motivada por cuestiones económicas, porque los hermanos son empresarios solventes.

Un matrimonio fugaz

Allí, en la Granja, con vistas a la preciada sierra de Tramuntana, se casaron Conde y Seguí, un matrimonio que duró pocos meses y que terminó de manera abrupta y conflictiva. Juntos tuvieron a Lucas, un niño por el que la pareja llegó a los tribunales con acusaciones violentas. El enlace ente ambos se celebró en La Granja, donde tuvo lugar la ceremonia civil, oficiada por Miquel Ensenyat, el alcalde socialista de Esporles, y el convite posterior. El oficio religioso apenas duró media hora y después se dio paso a la cena.

Conde y Seguí en septiembre de 2013. (Gtres)
Conde y Seguí en septiembre de 2013. (Gtres)

La finca suele ser elegida por la alta sociedad para celebrar acontecimientos familiares como bodas y bautizos. Cuando en 2013 la escogieron los entonces Príncipes de Asturias para disfrutar de una jornada de paseo junto a sus hijas ante la prensa, todavía ganó más puntos. Una jornada en la que la reina Letizia mostró también a sus hijas los detalles del museo, que contribuye al enorme flujo de turistas que recibe cada año y es una de sus principales fuentes de ingresos.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios