Logo El Confidencial
Se nos rompió el amor

De Amancio Ortega a las Koplowitz: los divorcios más caros de la historia

Casarse puede llegar a ser muy caro, pero romper el matrimonio se puede convertir en una pesadilla económica. Repasamos algunos que han hecho historia

Foto:  Alicia Koplowitz, en una imagen de archivo. (Getty)
Alicia Koplowitz, en una imagen de archivo. (Getty)

Los detalles del divorcio que acabó con la historia de amor entre Astrid Gil-Casares y Rafael del Pino, presidente de Ferrovial y la tercera fortuna de España con 3.400 millones de euros según la lista Forbes 2018, han salido ahora a la luz. Mientras duró el proceso, ambos presentaron recursos al no estar de acuerdo con los dictámenes preliminares.

[Astrid Gil-Casares tras la sentencia: "Si no trabajo en finanzas, es porque mi ex me vetó"]

En la resolución de la Audiencia Provincial de Madrid, que dirime su divorcio, se fijan unas cantidades relativas a la manutención de sus hijas, aún menores, de 7.000 euros y una pensión compensatoria de 75.000 euros. Muchas han sido las voces que han señalado este como uno de los divorcios más caros de la historia, pero si hacemos memoria, veremos que los ha habido más abultados.

Amancio Ortega, Rupert Murdoch, Bernie Ecclestone, Alicia Koplowitz… Todos ellos saben lo que duele el amor, sobre todo lo que duele cuando se acaba, y en el caso que nos ocupa, lo que le duele al bolsillo. Casarse es un negocio: el lugar, el banquete, el detalle, el vestido, la luna de miel… Los números en torno al lucrativo negocio de las bodas es abultado. Pero puede llegar a palidecer cuando lo comparamos con el dinero que puede llegar a mover un divorcio.

Dmitry Rybolovlev, en el Baile de la Rosa de Mónaco. (Getty)
Dmitry Rybolovlev, en el Baile de la Rosa de Mónaco. (Getty)

Cuando en el año 2014, el magnate ruso Dmitry Rybolovlev y su esposa Elena decidieron poner punto final a su relación, los (otrora) tortolitos protagonizaron el divorcio más caro de la historia. Tras varios meses de batallas judiciales en Suiza, la pareja llegó a un acuerdo que obligó al empresario a pagar a su esposa 4.800 millones de dólares (4.200 millones de euros). Solo unos meses después, otro divorcio sacudió la City de Londres. El financiero Chris Hohn, fundador del exitoso Hedge Fund The Children Investment Fund (TCI), acabó la relación con su esposa, a la que tuvo que pagar 530 millones de libras, el 36% de su fortuna.

Dos de los casos más sangrantes los protagonizaron el empresario Rupert Murdoch y el magnate de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone. Al primero separarse de la que fue su mujer durante 31 años, María Torv, le costó 1.455 millones de euros. El 'roto' no logró, sin embargo, que el australiano nacionalizado estadounidense dejara de creer en el amor; de hecho, no habían pasado más de 17 días desde que firmaran el divorcio cuando se volvió a casar con Wendi Deng. Por su parte, a Bernie terminar con la modelo croata Slavica Radic en 2009 le costó 1.020 millones de euros.

Bernie, con su actual pareja, Fabiana Flosi. (Getty)
Bernie, con su actual pareja, Fabiana Flosi. (Getty)

Divorcio a la española

También en España se rompe el amor, no sabemos si de tanto usarlo (como rezaba la canción de la gran Jurado) o de todo lo contrario. Uno de los más sonados ha sido sin duda el del hombre que siempre está en el top 10 de la lista Forbes de caballeros (muy) poderosos: Amancio Ortega. El creador de uno de los imperios textiles más importantes del mundo se divorció de Rosalía Mera, lo que automáticamente la convirtió en la mujer más rica de España al generarle una fortuna de 1.500 millones de euros. Además, también se hizo con un 7% del imperio Inditex.

[LEE MÁS: Marta Ortega se casa con Carlos Torretta el próximo otoño]

Años después, en 2014, su hija Marta protagonizaba su propia ruptura con muchos ceros. Aunque no llegó a trascender, se hablaba de una sustanciosa cifra para el jinete (y ex de la heredera) Sergio Álvarez, que podría reportarle unos 400.000 euros anuales por guardar silencio sobre el clan.

 Amancio Ortega, con su hija Marta. (Getty)
Amancio Ortega, con su hija Marta. (Getty)

Sin movernos de nuestra piel de toro, otros nombres que se han visto implicados en separaciones con mucha matemática por medio han sido la de Luis Miguel Rodríguez y Asunción Fernández. Al actual novio de Ágatha Ruiz de la Prada volar libre de nuevo le costó el 49,85% del accionariado de Desgüaces La Torre, una empresa que genera unos 100 millones de euros al año y que actualmente esta viviendo su peor momento económico, como contamos en El Confidencial.

[LEE MÁS: Ágatha y Luis oficializan su relación con un posado]

Las hermanas Koplowitz, Alicia y Esther, vivieron un divorcio (casi) sincronizado de los Albertos, o sea, Cortina y Alcocer. Con muy poco margen pasaron del 'Felices los cuatro' al 'Olvídame y pega la vuelta'. Las empresarias que figuran como dos de las mujeres más ricas de España vieron mermada su fortuna con el mordisco que cada uno de sus maridos se llevó y que se estimaba en unos 20.000 millones de las antiguas pesetas. No se vuelvan locos con los cálculos mentales: hablamos de unos 12 millones de euros.

Divorcios de cine

En el mundo del séptimo arte se mueven grandes sumas. No hay más que leer de vez en cuando los sueldos de las estrellas de Hollywood para palidecer. Esas cantidades también se traducen en cuentas que se resquebrajan cuando el núcleo familiar se rompe. Incluso cuando se tomaron medidas previas.

Antonio Banderas y Melanie Griffith se casaron en régimen de separación de bienes, en 2004 firmaron un contrato de régimen de gananciales. Eso dificultó el momento de hacer cuentas cuando llegó la gran crisis, la sentimental. En su momento se dijo que Melanie intentó arañar 35 millones de euros al protagonista de 'El Zorro', pero finalmente el acuerdo se zanjó con una pensión mensual de 60.000 euros, una casa en Colorado y un cuadro de Picasso.

En este listado de divorcios 'made in Hollywood' encontramos algunos que merecen alfombra roja, como los 85 millones de euros que Spielberg pagó a su mujer, Amy Irving; los 72 que desembolsó Harrison Ford a Melissa Mathison o los 342 que tuvo que abonar Mel Gibson a Robyn Moore, su mujer durante 26 años y madre de los siete hijos que el actor de 'Braveheart' y su ex tienen en común.

Batiendo récords

Y si el cine ha dado una gran recaudación, el mundo del deporte tampoco se queda atrás, sobre todo cuando hablamos de estrellas de la NBA o del mundo del golf. En el top 5 de los deportistas que más dinero tuvieron que pagar a sus respectivas parejas están Michael Jordan (143 millones de euros), Tiger Woods (94), Dwayne Wade (4 millones y una pensión de 300.000 anuales), Lance Armstrong (11 millones por 5 años de matrimonio) y Shaquille O'Neal. 20.000 dólares mensuales de pensión para su mujer que acabó harta de sus infidelidades.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios