Ana Milán: un querido (y polémico) icono de esta cuarentena
  1. Famosos
ZANJA LAS CRÍTICAS A SU HIJO

Ana Milán: un querido (y polémico) icono de esta cuarentena

La actriz se ha convertido en uno de los personajes más seguidos y comentados en las redes durante estas semanas de confinamiento

Foto: Ana Milán: un querido (y polémico) icono de esta cuarentena
Ana Milán: un querido (y polémico) icono de esta cuarentena

Junto a los enterradores de Ghana, el trío musical Stay Homas o la versión de Ana Belén y Ojete Calor del 'Agapimú', está claro que uno de los personajes que se ha hecho viral durante esta cuarentena es la actriz de 'Física o química' y 'Camera Café', Ana Milán.

"Pensé en qué podía aportar estos días y decidí que compañía", le confesaba Ana a David Broncano en 'La resistencia' sobre su repentino asalto a la popularidad en las redes gracias a sus directos en Instagram.

Espontánea y natural, la exconcursante de 'MasterChef Celebrity 4' ha hecho más llevaderos los días de confinamiento a miles de personas gracias, entre otras cosas, a sus siempre divertidas anécdotas. Entre sus 'greatest hits' está la ocasión en la que confundió el número de su portero con el de su ginecólogo, cuando el corrector del móvil hizo que llamara "vaca" a una chica con sobrepeso o cuando fingió ser su propia hermana para dar esquinazo a una fan.

[LEER MÁS. Pantone político de la cuarentena: el luto de Ayuso, los colores del Gobierno y más]

Aunque esta oleada de fama ha tenido también un lado más oscuro, sobre todo cuando ha tocado un tema que cada vez acumula posturas más opuestas en las redes sociales: la política. Hace pocos días decidió contar a quién había votado en las últimas elecciones e hizo un análisis de la situación política actual tras la crisis del coronavirus: "Yo soy de un centro-izquierda, eso lo sabe todo el mundo. Voté al PSOE, no tengo ningún problema en decirlo, y tampoco tengo ningún problema en decir todas sus meteduras de pata ni sus aciertos. No me voy a pelear con otro ser humano por unas siglas políticas".

Su, en apariencia, moderado mensaje, le granjeó sin embargo numerosos comentarios negativos, igual que le pasó a un compañero de profesión suyo, Santiago Segura, que tras tuitear "Qué tristeza esa España de fachas y de rojos, de malos y buenos, de extremaderecha fascista o bolcheviquesbolivarianos", recibió una oleada de indignación.

Poco después, las críticas se reprodujeron cuando las redes pusieron el punto de mira en su hijo Marco por ser por ser seguidor de Vox, un partido opuesto a las ideas políticas de su madre. Ana salió entonces en su defensa diciendo que este ataque llegaba "de alguien con ganas de hacer daño".

La actriz definió a su hijo como "un niño, un tipo encantador y lleno de nobleza", antes de asegurar que también por ejemplo sigue a Pedro Sánchez o a Amancio Ortega. "Yo no voy a entrar en polémicas por el simple y llano hecho de que lo único que yo pretendo es que mi hijo viva en una casa de libre pensamiento donde todos nos podamos expresar, decir cómo somos, quiénes somos y en qué pensamos y jamás debatir desde el insulto, la violencia o la agresividad", zanjó la cuestión.

Ana Milán Santiago Segura Instagram Coronavirus
El redactor recomienda