5 años sin Ana Diosdado: mucho más que la mujer de Carlos Larrañaga
  1. Famosos
Pionera en el teatro

5 años sin Ana Diosdado: mucho más que la mujer de Carlos Larrañaga

Directora, actriz, escritora... No pierdas detalle de la intensa vida de esta artista

Foto: Ana Diosdado recibió el premio de honor de la XVI edición de los Premios Max de Teatro. (EFE)
Ana Diosdado recibió el premio de honor de la XVI edición de los Premios Max de Teatro. (EFE)

Al hablar de galanes en la historia del cine español es inevitable recordar al actor Carlos Larrañaga. Un profesional lleno de talento que tenía fama de conquistador romántico dentro y fuera de la pantalla.

Sin embargo, hoy no queremos hablar de la vida del intérprete de 'Luz de domingo' o de 'Farmacia de guardia', sino de una de las mujeres más importantes de su vida, Ana Diosdado, de la que hoy se cumple el quinto aniversario de su fallecimiento.

placeholder El matrimonio formado por Carlos Larrañaga y Ana Diosdado. (Archivo)
El matrimonio formado por Carlos Larrañaga y Ana Diosdado. (Archivo)

"Lo peor que he hecho en mi vida ha sido separarme de Ana. Fue el gran amor de mi vida y siento muchísimo haberla perdido", aseguró Carlos Larrañaga a su primera exmujer, María Luisa Merlo, como esta recogió en su libro 'María Luisa Merlo: más allá del teatro'. La historia de amor entre el actor y Ana Diosdado parecía el mejor guion de una película romántica.

El teatro les unió cuando coincidieron sobre las tablas en 'La gata sobre el tejado de zinc' en 1978. Un año después se casarían en Londres, en una boda que no tenía vigencia legal en España (ya que bajo el régimen de Franco no estaba permitido el divorcio, por lo que Carlos seguía casado con Merlo). Años después, en 1985, regularían su situación en nuestro país, con un enlace en Toledo.

La difícil normalización del divorcio

Sin embargo, no todo fueron alegrías para la pareja porque tras 20 años juntos decidieron separarse aunque siguieron siendo grandes amigos hasta el fallecimiento del actor en 2012. Un divorcio que, al contrario de lo que habría pasado hacía unos años, no escandalizó a nadie; y buena parte de culpa la tenía la propia Ana Diosdado.

Quizás ahora nos suene a otra vida, pero tras la aprobación de la ley de divorcio en 1983 todavía había muchas personas que veían con malos ojos romper con aquello de 'hasta que la muerte nos separe'. Por suerte, la multidisciplinar artista decidió crear una serie en la que se hablara abiertamente de este tema, 'Anillos de oro'.

placeholder Ana Diosdado e Imanol Arias, en 'Anillos de oro'. (TVE)
Ana Diosdado e Imanol Arias, en 'Anillos de oro'. (TVE)

Así, Ana Diosdado se embarcó como guionista y actriz en esta revolucionaria ficción que fue un éxito de audiencia en TVE pero también en países como Argentina. Un título donde compartía protagonismo con Imanol Arias (aunque parezca que lo hemos olvidado, ha trabajado mucho más allá de 'Cuéntame') que marcó su extensa carrera.

Su siguiente trabajo en televisión, 'Segunda enseñanza' (donde repetía como guionista y actriz), también fue muy popular. De hecho, logró colarse entre las series extranjeras más vistas de Estados Unidos. Además de ser la cantera de una generación de actores como Maribel Verdú, Amparo Larrañaga (hija de su marido), Gabino Diego, Aitana Sánchez-Gijón o Javier Bardem.

"Bienvenida, compañera"

Una prueba más de su brillantez, que no debería sorprender a nadie porque desde bien temprano en su carrera había demostrado que talento le sobraba. Así, en 1970 escribió su primera obra teatral, 'Olvida los tambores', con la que obtuvo el Premio Maite y el Foro Teatral. A la salida del estreno de la obra, el prestigioso dramaturgo Antonio Buero Vallejo le dijo: "Bienvenida, compañera". Unas palabras que, como reflejaban las crónicas de la época, la llenaron de ilusión.

Una extensa carrera en el teatro que siguió adaptando trabajos de otros autores y con título propios, como escritora y actriz, con obras como 'El okapi', 'Usted también podrá disfrutar de ella', 'Los comuneros', ' Y de Cachemira, chales' o 'Cuplé'. Siendo toda una pionera teatral, ya que era poco habitual que las mujeres fueran las directoras y autoras de las obras.

placeholder Ana Diosdado, durante un acto en 2013. (EFE)
Ana Diosdado, durante un acto en 2013. (EFE)

De hecho, rompió barreras incluso tras su fallecimiento. A pesar de sufrir leucemia crónica, fue una parada cardiorrespiratoria la que provocó su triste adiós el 5 de octubre de 2015 en una reunión de SGAE (de la que había sido presidenta a comienzos de los 2000).

Perdiéndose cómo por primera vez en casi 40 años de historia el Centro Dramático Nacional abría su temporada con una obra escrita por una mujer, ella. Así, con 'El cielo que me tienes prometido', el teatro María Guerrero rendía homenaje a la excelente Ana Diosdado.

"No ha nacido quien me ponga firme"

A pesar de que su telón se bajó para siempre, sus obras de teatro, guiones para radio o novelas continúan muy vigentes, por lo que si tienes la oportunidad de leerlas o de verlas en escena, no te las pierdas.

Ingenio, talento, don de palabra y emoción que se reflejan en sus entrevistas porque con frases como "Me hubiera gustado mucho ser simpática de natural, pero cansa mucho" o "No ha nacido quien me ponga firme", que confesó en 'XL Semanal', seguro que quieres descubrir más a fondo a esta gran artista y profesional. Adaptamos en su honor el famoso refrán para decir: "Nunca es tarde, si la persona es buena".

Teatro Carlos Larrañaga Actores y actrices
El redactor recomienda