El fin de año de Cayetano Martínez de Irujo: sin éxito en lo inmobiliario pero paz en lo familiar
  1. Famosos
BALANCE ANUAL

El fin de año de Cayetano Martínez de Irujo: sin éxito en lo inmobiliario pero paz en lo familiar

El duque de Arjona ha comprobado cómo la pandemia ha cambiado su plan de vender el piso en el que vivió su querida niñera

placeholder Foto: Cayetano Martínez de Irujo. (Getty)
Cayetano Martínez de Irujo. (Getty)

La crisis económica, consecuencia de la pandemia del covid-19, está golpeando duramente a la economía de las familias sin distinción de rango o condición. Cayetano Martínez de Irujo lo está sintiendo también en sus propias carnes. El duque de Arjona lo está comprobando en primera persona en alguna de sus inversiones inmobiliarias. Lo explicamos.

Foto: Cayetano Martínez de Irujo. (Getty)

Martínez de Irujo lleva seis meses (desde el mes de julio) intentando, sin suerte, vender un piso de su propiedad en el centro de Madrid. Se trata del piso donde vivía Nana, Margarita Gallarda, su tata y cuidadora en la Casa de Alba desde niño y a la que consideraba como una auténtica madre. A su muerte, a finales del 2015, Cayetano adoptó a Margaret, la hija de su Nana, convirtiéndose en su tutor legal y recuperando el piso en el que ambas vivían, que era de su propiedad. El duque de Arjona es un hombre solidario y muy generoso, como demuestra este gesto, aunque no es una de sus facetas más públicas.

Reformado y en el centro

El piso, una primera planta de 90 m², está situado en un lugar emblemático muy cerca al Mercado de San Miguel y pegado a la plaza Mayor de Madrid. Un barrio histórico en pleno corazón de la capital que, sin embargo, no está sirviendo para atraer a posibles compradores. Completamente reformado y con vistas a la calle Mayor, el inmueble tiene dos habitaciones, un pequeño balcón, un salón con cocina integrada y 2 baños, uno de ellos en suite. Además, cuenta con suelos de madera, aire acondicionado, calefacción eléctrica y ascensor en la finca, que tiene seis plantas con 12 vecinos en total. Los gastos de comunidad, a pesar de tratarse de un edificio construido hace nada menos que dos siglos (en 1880), son solo de 69 euros.

placeholder Aspecto de la zona en la que se encuentra el piso. (Foto: José Martín)
Aspecto de la zona en la que se encuentra el piso. (Foto: José Martín)

Los compradores interesados tendrán que tratar directamente con el propietario ya que Cayetano ha decidido evitar intermediarios y advierte en el anuncio que se trata de una negociación entre particulares sin agencias de por medio. El precio del inmueble está en 550.000 euros, un precio ligeramente por encima de la media de otros inmuebles que se venden en la zona centro, en donde el metro cuadrado en el mes de noviembre era 4.878 €. En el caso del piso de Cayetano, el metro cuadrado se queda en 6.111 euros, entre otras cosas porque cuenta con una reforma integral.

En alquiler mientras se vende

Ante falta de ofertas serias en los meses que lleva en venta el piso, el duque ha decidido mover ficha al respecto: el hijo de la duquesa de Alba ha decidido mantener la venta pero abrirse, de nuevo, a la opción del alquiler (la propiedad ya ha estado alquilada anteriormente). Un cambio en el plan inicial obligado probablemente por las circunstancias. Quien quiera alquilar el inmueble y disfrutar de su inmejorable situación, a escasos metros del centro, además de sus privilegiadas vistas, tendrá que desembolsar unos 1.700 € al mes.

placeholder Detalle exterior del inmueble. (Foto: José Martín)
Detalle exterior del inmueble. (Foto: José Martín)

Paz familiar tras la tormenta

Pese a la falta de suerte en el negocio inmobiliario, Cayetano no puede quejarse de cómo cierra este 2020 en lo personal. Después de un año sin hablarse con su hermano Carlos, duque de Alba, tras una discusión familiar, el jinete ha hecho las paces tras hablar largo y tendido sobre sus diferencias, como el propio Cayetano reveló en una entrevista. “Carlos y yo lo hemos hablado a fondo y lo hemos solucionado todo”, explicaba.

Foto: El duque de Alba. Foto: Chus García.

Los Alba hicieron las paces en otoño y estos días se han vuelto a reunir en buena sintonía con motivo de la junta de accionistas de una de sus empresas agrícolas, Euroexplotaciones Agrarias S.A. Además, ya preparan el gran acontecimiento de 2021, la boda de Carlos Fitz-James Stuart, hijo menor del duque de Alba y conde de Osorno, con su novia Belén Corsini, prevista para el 22 de mayo.

Cayetano Martínez de Irujo
El redactor recomienda