Kiko Rivera se queda sin la excusa de 'la herencia envenenada'
  1. Famosos
GUERRA MADRE E HIJO

Kiko Rivera se queda sin la excusa de 'la herencia envenenada'

La cantante es la propietaria legal del vehículo y, por lo tanto, lo ha recuperado una vez que las relaciones madre e hijo son inexistentes y con nulas probabilidades de entendimiento

placeholder Foto: Kiko Rivera, en 'Viva la vida'. (Telecinco)
Kiko Rivera, en 'Viva la vida'. (Telecinco)

El punto de inflexión del primer desencuentro de Kiko Rivera con Isabel Pantoja no fue la herencia, ni lo que vio en uno de los cuartos de Cantora el agosto pasado. Su primera acusación hacia su madre fue por un coche, y así lo relataba en el primerSábado DeLuxe’ al que acudió, donde contaba su depresión y reconocía que le había sido infiel a su mujer.

Después llegó la entrevista que le hizo Mila Ximénez para ‘Lecturas’. En este caso, el coche pasaba a segundo plano y las actuaciones maternales hacia él eran la prioridad. A continuación, se emitieron varios capítulos de ‘Cantora, la herencia envenenada’, donde Kiko Rivera amenazaba con demandas que a día de hoy parece que solo existen a la inversa. Ramón Calderón presentó hace un mes por la vía civil una reclamación contra él por derecho al honor al haberle llamado sinvergüenza y acusarle de formar parte de un complot junto con Isabel Pantoja para robarle.

placeholder Ramón Calderón. (Getty)
Ramón Calderón. (Getty)

El coche, que fue el gran drama inicial, dejaba de interesar y permanecía aparcado en la puerta de su casa de Castilleja de la Cuesta. Se trataba de un Mazda todoterreno que utilizaban indistintamente él y su mujer, Irene Rosales. El 12 de diciembre aún seguía aparcado y la única diferencia era que habían desaparecido las sillitas de las niñas. Ni rastro de los abogados enviados por su madre que debían retirarlo, como aseguraba el hijo de Paquirri.

Foto: Isabel Pantoja y Paquirri, en una imagen de archivo. (Cortesía)

Así ha pasado el tiempo y, por fin, este fin de semana el coche de la discordia ha vuelto a Isabel Pantoja. Como anunciaban en el programa ‘Viva la vida’, dos amigos de la cantante se ponían en contacto con Kiko para retirar lo antes posible el Mazda. Irene Rosales lo confirmaba y lo curioso era que daba un dato hasta ahora desconocido: “Isabel pagaba las mensualidades porque era un regalo para las niñas”. Una nueva versión que nunca contó el DJ.

placeholder Madre e hijo. (Mediaset)
Madre e hijo. (Mediaset)

La cantante es la propietaria legal del vehículo y, por lo tanto, lo ha recuperado una vez que las relaciones madre e hijo son inexistentes y con nulas probabilidades de entendimiento. Las durísimas declaraciones de Kiko Rivera en las que decía, entre otras descalificaciones, que su madre había explotado “toda su puta vida ser la viuda de España” hacen ese reencuentro difícil.

El coche de la discordia

Volviendo al Mazda: la historia de la propiedad del vehículo se remonta al momento en que el hijo de la tonadillera le dice hace un año a su madre que se va a comprar otro coche. En ese momento tiene deudas con Hacienda y con la comunidad de vecinos de su casa de Madrid, y por lo tanto, puede haber un embargo de bienes. Entonces, de mutuo acuerdo con su madre, el automóvil se pone a nombre de una de las empresas de Isabel Pantoja y así hace el papeleo. Kiko Rivera aseguraba en la entrevista que él era quien pagaba las cuotas. Una afirmación que este domingo ha echado por tierra Irene Rosales al reconocer que de esos pagos se encargaba la abuela Isabel.

Kiko Rivera cuenta con una flota en la que también hay un Mercedes-Benz clase A. El precio varía dependiendo de los extras, pero oscilaría entre 27.000 y 45.000 euros. Con este coche se fotografió cuando lo tuvo en su poder en junio de 2019 y la imagen la subió a sus redes sociales. Además, es usuario (no se sabe si propietario) de una moto también de gama alta.

Kiko Rivera Isabel Pantoja
El redactor recomienda