Asunción Loriente (Federación de Remo): "Nos necesitamos todas"
  1. Famosos
ENTREVISTA LIDERAZGO FEMENINO

Asunción Loriente (Federación de Remo): "Nos necesitamos todas"

Hablamos con la primera mujer al frente de la Federación Española de Remo Olímpico, un deporte que ha vivido desde niña, sobre liderazgo, conciliación y respeto a la diferencia

placeholder Foto: Asunción Loriente. (Cortesía)
Asunción Loriente. (Cortesía)

Decidida, valiente, de las que no necesita escuchar un 'you can'; ella, Asunción Loriente Pérez (Castropol, 1972), es de esas mujeres que transparenta seguridad, diligencia y una gran capacidad de trabajo. Acaba de ser reelegida presidenta de la Federación Española de Remo Olímpico, la primera mujer en liderar esta organización. Su gerencia ya ha empezado a notarse.

En materia de igualdad, el deporte español, con carácter general, goza de buena salud, aunque ello no signifique que haya excepciones. La realidad es que existe un escalón, una brecha, que hace que hombres y mujeres partan, en ocasiones, de posiciones diferentes, y que la reivindicada igualdad no sea siempre efectiva.

Foto: Imagen: EC Diseño.

No obstante, hay que decir que a las puertas de la reunión olímpica de Pekín, que empieza el viernes, ya se sabe que estos serán los primeros juegos de la historia en los que haya un equilibrio de géneros: el 49% de los participantes serán mujeres. "Es una buena noticia, que además habla de la salud del deporte. Ese dato corrobora que cada vez más niñas empiezan a hacer deporte y cada vez más mujeres llegan a la edad adulta practicándolo”.

En enero de 2009, el Consejo General de Deportes hizo público el Manifiesto por la Igualdad y la participación de la mujer en el deporte. Desde el mismo, se subrayaba la potencialidad educativa y mediática del deporte, considerándolo como un instrumento idóneo para promover la igualdad entre hombres y mujeres. “Para mí, la educación es clave. Transmitir valores en casa, educar desde la igualdad de oportunidades. Todos deberíamos interiorizarlo”, indica Loriente.

La charla

¿Es usted de las que apuesta por el respeto por la diferencia?

Por principios, no dudo de que hombre y mujer, como seres humanos, somos iguales, pero entre ambos es importante mantener ese respeto por la diferencia que dice. Todos merecemos el mismo trato, la misma equiparación, como seres humanos, al margen del género. El día que todos lo entendamos así, estoy segura de que nos irá mucho mejor.

Foto: Imagen: EC Diseño.

Imagine que le dan un minuto en TV. Postúlese, que la descubran en otros ámbitos.

Soy una apasionada del remo, al que llegué de niña, porque mi padre era presidente del club de mi pueblo, Castropol; él fue el pionero del remo femenino en Asturias. Al cumplir los 18 años me hice juez-árbitro. Empecé en regatas locales, después en pruebas nacionales y, desde 2004, a nivel internacional. He estado en todos los Campeonatos y Copas del Mundo. Personalmente me definiría como una mujer empática, que sabe escuchar. Soy también creativa y no es que no le tenga miedo a nada, pero no me asustan los retos.

Esa valentía, en su condición de mujer, ¿cuánto le ha ayudado para llegar a la presidencia de la federación española?

Mucho. Cuando se empezó a fraguar el proyecto y se puso sobre la mesa mi nombre inmediatamente dije 'sí', no lo dudé. Después, ya en el cargo, me he visto en situaciones difíciles y siempre he tirado para adelante. Nunca me he afligido cuando he tenido que presentarme en organismos e instituciones ante personalidades y gente con mucha experiencia en la gestión, para quienes en la mayoría de las ocasiones yo era una perfecta desconocida.

O sea, no necesita escuchar un 'you can'.

No, eso creo que lo llevo de serie. Para mí, como antes decía, es importantísima la educación. En mi casa éramos cuatro hermanos, dos chicas y dos chicos. Mi madre siempre trabajó y aunque a mi padre, la verdad, no me lo encontré mucho por la cocina, sí a mis hermanos. Mi madre ha sido mi referente, fue una mujer valiente que estudió en un internado desde que tuvo 10 años. En momentos complicados, en casa, era ella quien tiraba del carro. Cuando me presenté al cargo se lo dije en penúltimo lugar; a mi padre, en último. Me transmitió confianza, se sintió muy orgullosa.

Foto: Imagen: EC Diseño.

Como presidenta, ¿ha sentido condescendencia?

Sinceramente no, al menos hasta el momento. Cuando empecé siendo juez árbitro, éramos muy pocas mujeres, entonces lo que sí notaba era cierto paternalismo. Hoy, desde mi cargo en la federación, puedo decir que el trato es de tú a tú.

Mariangela Marseglia -country manager de Amazon en España e Italia- decía en una entrevista en Vanitatis sobre liderazgo femenino que “no hay problema más urgente para una mujer que ayudar a otra a creer en sí misma”.

Al final es todo, insisto, un problema de educación. Diría que hay mujeres de todas las edades a las que no han inculcado confianza, porque nunca les han hecho creer en sus casas que pueden con todo de la misma manera que pueden sus hermanos varones. Eso sucede así. Por eso, si como mujer detectas que hay compañeras con esas carencias, hay que mostrar solidaridad y tenderles una mano. Nos necesitamos todas.

A la hora de sacar adelante un proyecto, ¿en qué orden de prioridad colocaría aspectos como el equipo, la preparación, la suerte, la fuerza de voluntad y el trabajo?

Equipo, trabajo, preparación, fuerza de voluntad y suerte. Porque la suerte hay que trabajarla a diario. Porque existen golpes de suerte, pero si no te cogen trabajando, te sirven de poco.

Foto: Imagen: EC Diseño.

¿Qué cualidades ve necesarias para, siendo mujer, liderar un proyecto?

La empatía, sin duda. También la capacidad de diálogo y la creatividad. Las mujeres somos muy pragmáticas, tenemos muchos roles, algunos por tradición, otros por devoción; por ello, no podemos permitirnos perder el tiempo. Claro que también tenemos nuestros defectos: queremos hacerlo todo bien, perfecto. Y lo que es peor, que todo lo queremos ¡ya!, para ayer, lo que a veces es contraproducente.

¿Cultiva la paciencia?

Trato de hacerlo, francamente. Fíjese, le cuento algo: en la federación estamos haciendo un trabajo de coaching, no solo técnicos sino también el personal que trabaja en la sede. Y es que, cuando llegué a la presidencia, me di cuenta de que había muchos reinos de taifas; percibí que la gente que trabajaba en las oficinas estaba muy desvinculada de la parte técnica. Ese personal transmitía un sentimiento muy pobre de pertenencia a la casa. Dado que estábamos en pandemia, propuse trabajar con un coach que nos conectara a todos. Parte de ese trabajo se hace de manera individual, y es ahí donde me he dado cuenta de la importancia que tiene el saber gestionarnos a nosotros mismos, ser capaz de ser paciente. Lograrlo es una satisfacción infinita.

Foto: Imagen: Irene de Pablo.

Un planteamiento interesante…

Sí que lo es. Y ya le digo que hemos notado bastante avance. Ahora diría que estamos como en un stand by.

¿Por qué?

Entre otras razones, por la presión que supone llevar adelante todo el calendario internacional, a las puertas de unos Juegos Olímpicos. Lo cierto es que percibí que nos habíamos dispersado un tanto. Por eso, al día siguiente de mi reelección, inicié un nuevo ciclo con el coach. Una de las cosas que estamos viendo es la adecuación de los perfiles personales a cada puesto de trabajo. Me parece fundamental, porque la federación no deja de ser una empresa. Tenemos que estar muy coordinados; si no, como los recursos son pocos, no puedes llevar adelante todos los proyectos que te gustaría. Por eso hay que optimizar tanto como se pueda lo que ya tenemos a disposición.

Foto: Imagen: EC Diseño.

Dígame, ¿cree en las cuotas?

Uf, no creo en las cuotas como tal, aunque tengo que reconocer que han ayudado a visibilizarnos. Soy de las que piensa que, probablemente, en un futuro habrá más mujeres que hombres en puestos directivos, si cuando toque elegir a un candidato, la elección se haga sin tener en cuenta si es un hombre o una mujer y solo se considera su valía, su talento.

En la práctica del remo de élite, ¿se contempla la conciliación (familiar)?

De manera fáctica, de momento no. Porque la mayoría de nuestros remeros y remeras son muy jóvenes y no tienen hijos. Hoy por hoy, no tenemos a nadie en la selección nacional que sea padre o madre. Pero la verdad es que estoy dándole vueltas al tema; por ejemplo, en los campeonatos de España podríamos organizar y ofrecer un servicio de guardería a aquellas mamás entrenadoras, también juezas-árbitro, periodistas, técnicas o gestoras, entre otras, para que durante los días de regatas tuvieran mayor disponibilidad y, cada una en su ámbito, pudieran implicarse más.

La Asociación del Deporte Español -ADESP- se ha propuesto que el liderazgo femenino deje de ser la asignatura pendiente.

La ADESP lleva tiempo barajando la idea de trabajar en proyectos sobre liderazgo femenino. Yo personalmente, como vicepresidenta de esa asociación, me comprometí en la primera junta directiva que tuvimos, hace unos días, a trabajar por esa causa. Creo que lo primero que debemos hacer es localizar a todas las mujeres que estén en sedes federativas, escucharlas, acompañarlas, investigar qué demandan, qué necesitan para postularse.

Foto: Isabelle Junot. (Redes)

¿Es partidaria del 'mentoring' entre mujeres?

Sí, sin duda.

Para terminar, ¿sabe qué tiene en común con la presidenta Ayuso?

Jejeje, sí, creo que sí. Las dos afrontamos legislaturas cortas, de dos años. Eso dificulta algunas decisiones, porque no te da tiempo a sacar adelante proyectos interesantes que te gustaría. No conozco personalmente a Ayuso, pero creo que es una mujer valiente, decidida. Tendrá sus aciertos y sus errores, como todos, pero le pone gran empeño a lo que hace, una actitud que para mí es vital.

Juegos Mujeres influyentes
El redactor recomienda