Fotos exclusivas: Esperanza Aguirre y Fernando Ramírez de Haro, tapas y baños en Cádiz
  1. Famosos
Cuando calienta el sol

Fotos exclusivas: Esperanza Aguirre y Fernando Ramírez de Haro, tapas y baños en Cádiz

La pareja disfruta de una escapada soleada aprovechando que la expresidenta madrileña ha presentado un libro en El Puerto de Santa María

Foto: Esperanza Aguirre y Fernando Ramírez de Haro. (Clipper)
Esperanza Aguirre y Fernando Ramírez de Haro. (Clipper)

Hace tiempo que Esperanza Aguirre aparcó la política para dedicarse a otras cosas. Escribir, por ejemplo. No en vano fue ministra de Educación y Cultura entre los años 1996 y 1999, así que algo se le pegaría aunque lo suyo fuera el Derecho (es la carrera que estudió) y desempeñar diversos cargos desde ser la primera presidenta del Senado a ocupar la presidencia del PP madrileño. A más de ser Grande de España, que, parafraseando a su exjefe Mariano Rajoy “no es cosa menor, dicho de otra forma: es cosa mayor". Aunque él hablaba de la cerámica de Talavera.

‘Sin complejos’ es el título de la obra que Aguirre ha publicado en La Esfera de los Libros y que ha presentado este miércoles, 11 de agosto, en el Puerto de Santa María, localidad situada en la costa gaditana. En este ensayo, la autora aborda el análisis de la situación actual desde la experiencia de sus casi cuarenta años de vida política en primera fila y hace un llamamiento a todas las fuerzas de centro derecha a iniciar un periodo de reflexión con vistas a reagruparse. Nada sorprendente. De hecho, lo más singular de la presentación es que se ha hecho dentro de un conferencia-charla-debate bajo el peculiar título de “España o Frankestein”. Según los organizadores, la expectación por asistir in situ a este evento era tal que media hora antes de que comenzara ya estaban ocupados la mayoría de los asientos disponibles. El presentador introducía a la ponente comentando que «no necesita presentación». Y es verdad, ¿o no?

placeholder Esperanza Aguirre, en Cádiz. (Clipper)
Esperanza Aguirre, en Cádiz. (Clipper)

Charleta y paseo

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, los veranos son para disfrutarlos y la expolítica estaba por la costa gaditana, Aguirre y su pareja, Fernando Ramírez de Haro, se han acercado a la playa para, al menos ella, darse un chapuzón. El día anterior ya les habíamos visto comiendo en algún chiringuito de la zona, pero aún no habíamos visto a Esperanza atreverse con el traje de baño, prueba de fuego (nunca mejor dicho en plena ola de calor) del verano de cualquier famoso.

placeholder Esperanza Aguirre y Fernando Ramírez de Haro. (Clipper)
Esperanza Aguirre y Fernando Ramírez de Haro. (Clipper)

La pareja bajó a la playa, y mientras Fernando se quedaba charlando con unos amigos, ella se metió en el agua para darse un chapuzón. Después se acercó a unos niños, habló con ellos, se secó, cogió el bolso y abandonó la arena. Y aunque es cierto que Esperanza no necesita presentación, también es verdad que nadie se le acercó, o la reconoció o se quiso hacer un selfie con ella (cosa que seguramente agradezca la expresidenta madrileña como también lo sabrán apreciar todos nuestros vips que se ven interceptados por curiosos y fans en muchas ocasiones y no siempre en el momento adecuado).

Y si no que se lo pregunten a Clara Lago a la que le llovieron muchos zascas tuiteros después de que en una visita al Hormiguero dijera: “Solo le pido a la gente que, antes de pedirme una instantánea, haga el ejercicio de empatía conmigo”. Esperanza, al menos esta vez, en las playas de Cádiz, pudo disfrutar del chapuzón tranquilamente.

placeholder Esperanza Aguirre. (Clipper)
Esperanza Aguirre. (Clipper)

La jubilación, en el caso de Aguirre, ha resultado ser muy prolífica: a su faceta como escritora, hay que sumarle la de cantante (no hace mucho la vimos bajo el disfraz de Mariposa en el programa de Antena 3 ‘Mask Singer’) y de repostera al haber confirmado su participación en el concurso ‘Celebrity Bake Off España', para Amazon Prime Video. Haciendo honor a su libro, la política ‘Sin complejos’ se atrevía a interpretar el clásico 'These boots are made for walking' de Nancy Sinatra en el duelo final de la tercera gala del talent show en el que personajes famosos se ocultan detrás de unos disfraces y el jurado tiene que intentar adivinar de quién se trata. "¡Una locura! No os hacéis una idea de lo que pesa esto. Es como llevar un becerro a hombros”, explicaba divertida.

placeholder Esperanza Aguirre, de recogida. (Clipper)
Esperanza Aguirre, de recogida. (Clipper)

Aunque cuando se despidió de sus más de tres décadas como política, al hablar sobre su futuro, aseguraba que quería "vivir más cerca de los míos y dedicarme a mis nietos, mis hijos, mi marido, mi madre y a mis siete hermanos", estamos comprobando que Aguirre no sabe lo que es estar ociosa, si a todo lo anterior le sumamos su participación en el programa ‘Pasapalabra’. No es de extrañar que con la agenda tan llena, tenga que aprovechar entre presentaciones, grabaciones, y debates para disfrutar de unos minutos de sol y playa.

placeholder Esperanza Aguirre. (Clipper)
Esperanza Aguirre. (Clipper)

Esperanza Aguirre Fernando Ramírez de Haro