Los nietos de Franco reestructuran su herencia familiar
  1. Famosos
NEGOCIOS

Los nietos de Franco reestructuran su herencia familiar

Los hermanos Martínez-Bordiú están simplificando la estructura empresarial con la que gestionan el legado que les dejó su madre, Carmen Franco

Foto: Luis Felipe Utrera y Francis Franco, en la exhumación de Franco. (EFE)
Luis Felipe Utrera y Francis Franco, en la exhumación de Franco. (EFE)

Carmen Franco Polo, la única hija de Francisco Franco, falleció a finales del año 2017 y unos meses después, en verano de 2018, sus hijos, los siete nietos de Francisco Franco, formalizaron legalmente las últimas voluntades de su madre. La herencia se adjudicó a Francis, Mariola, Arancha, Carmen, Merry, Jaime y Cristóbal sin mayores problemas porque se respetó de forma precisa el testamento de la hija del dictador, que lo legó todo a partes iguales.

Aquel verano, los nietos de Franco recibieron principalmente propiedades inmobiliarias y empresas, la mayor parte en régimen de proindiviso (es decir, sin repartir), además de dinero en cuentas, joyas y otros fondos. El grueso de las propiedades se encuentra en Galicia y en Madrid, aunque también hay algo en Jaén, Estepona o Granada. Había varias 'joyas' dentro del legado, como el edificio de la calle Hermanos Bécquer de la capital o el pazo de Meirás, que tantos quebraderos de cabeza les dio posteriormente.

placeholder Las Torres de Meirás. (EFE)
Las Torres de Meirás. (EFE)

La mayor parte de los bienes inmobiliarios de la familia se gestionaban a través de dos empresas 'gemelas', Fiolasa y Sargo Consulting (matriz de Fiolasa), que heredaron los hermanos. Desde enero de 2018, José Cristóbal Martínez-Bordiú es el presidente de Fiolasa, de la que son consejeros el resto de los nietos de Franco. Hasta hace unos días, Sargo seguía el mismo esquema corporativo, aunque en este caso la presidenta era Arancha y sus hermanos, los consejeros.

Pero desde hace semanas los hermanos están 'limpiando' y reestructurando el legado familiar que les dejó su madre. Si hace unas días publicábamos que Carmen Martínez-Bordiú, la más famosa de los hermanos, había dejado sus cargos en las empresas familiares, ahora el BOE anuncia que Sargo y Fiolasa se han fusionado. El movimiento sigue la misma tónica que está llevando a cabo Francis Franco con sus propias compañías. El nieto mayor del general Franco está llevando a cabo un lavado de cara de su entramado empresarial en los últimos tiempos que se ha llevado por delante alguna de sus empresas emblemáticas.

Foto: Francis Franco (dcha.) charla con Luis Felipe Utrera Molina en la exhumación de Franco. (EFE)

Fiolasa, que en vida de Carmen Franco gestionó temporalmente Luis Alfonso de Borbón, tiene un patrimonio en inmuebles superior a los 15 millones de euros. En el año 2019, cerró con unos beneficios después de impuestos de 1.807.000 euros, muy superiores a los del año anterior, cuando obtuvo 'solo' 324.500 euros. La razón de este 'pelotazo', según el informe de cuentas, se encuentra en que la familia vendió su participación en dos aparcamientos de la capital.

Pérdidas de casi medio millón

Pero en 2020 no les ha ido tan bien, como ya contamos. Fiolasa perdió una cantidad cercana al medio millón de euros. "Durante el ejercicio se han producido unas pérdidas que ascendieron a 438.662,54 euros, por lo que los administradores acuerdan figurarlas en el pasivo minorando los fondos propios del balance hasta su posible compensación con cargo a beneficios futuros", se lee en su informe de cuentas. En 2019 los Franco obtuvieron un dividendo extraordinario a través de sus empresas de 3.300.000 de euros.

placeholder Foto familiar del matrimonio Franco con su hija Carmen y sus nietos.
Foto familiar del matrimonio Franco con su hija Carmen y sus nietos.

Paralelamente, en estos meses Sargo Consulting ha ido perdiendo músculo. Coincidiendo con la salida de Carmen Martínez-Bordiú se llevó a cabo una reducción del capital social en Sargo de 538.917 euros (el capital se sitúa ahora en 9.530.023 euros). No es la única operación similar que se ha llevado a cabo en esta sociedad. En octubre de 2019 se redujo en 462.595 participaciones sociales, a un coste unitario de 5,67 euros por participación, lo que en líquido implicó 2.625.007 de euros. También en septiembre de 2018 se formalizó otra reducción de capital por 677.798 participaciones (3.800.000 euros en 'cash').

Foto: Carmen Martínez-Bordiú. (Alamy)

Los hermanos Martínez-Bordiú Franco (o Franco Martínez-Bordiú, en el caso de Francis) controlan a través de Sargo Consulting el 16,56% de otra sociedad limitada, Arroyo de La Moraleja, que es propietaria de lo que les queda de la fabulosa Valdefuentes. En todas las crónicas sobre la fortuna de los Franco se hace referencia a esta finca agraria y ganadera que el propio dictador explotó como empresa en Arroyomolinos (Madrid). Un tercio de los cerca de diez millones de metros cuadrados de Valdefuentes, comprada en 1954, se recalificaron en 2001 convirtiéndose en el negocio más lucrativo de cuantos ha emprendido la familia del dictador. Hoy, en esos metros que pasaron de rústicos a edificables hay construidas casi 3.000 viviendas, tres polígonos industriales y un 'pequeño' centro comercial: el Xanadú.

Lo que queda está en manos de Arroyo de La Moraleja SL, que ahora gestionan los bisnietos del dictador. Cuenta con un activo superior a los ocho millones de euros y en el ejercicio 2019 obtuvo unos beneficios de 44.000 euros.

Francis Franco Carmen Martínez Bordiú
El redactor recomienda