Alexia Putellas y el duro golpe que marcó su vida y su carrera: "He podido superar la pérdida"
  1. Famosos
HITO EN EL DEPORTE ESPAÑOL

Alexia Putellas y el duro golpe que marcó su vida y su carrera: "He podido superar la pérdida"

En mayo de 2012, fallecía su padre, Jaume Putellas. Pasó la infancia y la adolescencia de su hija entregado al fútbol y a sus logros. No la vio debutar con la primera división del Barça

Foto: Alexia Putellas, Balón de Oro de 2021. (EFE EPA/Yoan Valat)
Alexia Putellas, Balón de Oro de 2021. (EFE EPA/Yoan Valat)

"Si me permitís, quiero dedicarle este momento a alguien muy especial, espero no emocionarme... Por quien hago todo, espero que estés muy orgullosa de tu hija: ahí donde estés, esto es para ti, papá”. El 29 de mayo de 2022 se cumplirán 10 años de la muerte de Jaume Putellas, un suceso que su hija Alexia lleva grabado a fuego en su interior.

Su padre no la vio siquiera jugar en primera división en el Barça, mucho menos ganar el Balón de Oro como mejor jugadora del año. Un galardón que solo había recibido otro español en toda la historia, el gallego Luis Suárez. Cuando Jaume murió, Alexia jugaba en el primer equipo del Levante UD Femenino. El fichaje por el Barça, cosas de la vida, se produjo en julio de ese mismo año.

placeholder Alexia Putellas, capitana del Barça y delantera de la Roja. (EFE)
Alexia Putellas, capitana del Barça y delantera de la Roja. (EFE)

Semanas antes de morir, Jaume seguía con su actividad frenética en las redes sociales, relatando la actividad deportiva de su hija, a la que seguramente se imaginaba campeona. El padre de la campeona, que trabajaba en el Honda Logistics Center, venía de una familia aficionada al motociclismo y a él le gustaba especialmente el baloncesto. Aunque el Barça de fútbol siempre fue su equipo.

La presencia de Jaume en el campo fue siempre constante y un apoyo fundamental para la capitana del Barça. Con su mujer, Eli, se dedicaron a llevar a la niña de aquí a allá para que pudiera jugar los partidos que tocaban, fuera donde fuera. Jaume vivía centrado en la carrera de su hija mayor, en sus competiciones, en sus victorias.

Foto: Zendaya, espectacular durante la gala del Balón de Oro. (Reuters/Benoit Tessier)

Y hubiera sido feliz viéndola el pasado lunes por la noche en el Théâtre du Chatelet de París, a esa joven de 27 años ya, con un maravilloso vestido negro largo y brillante, recoger uno de los galardones más preciados en el deporte mundial.

"Nunca os olvidaremos"

Poco después de la muerte de su padre, Alexia le recordaba en el que habría sido su cumpleaños: “Hola, soy Alexia. Me encantaría que en vez de ser yo la que escribiera fuera él, pero por desgracia no puede ser y todos lo sabemos. Estoy segura de que él os hubiera agradecido las felicitaciones con una sonrisa y dando las gracias; por eso lo hago yo, en su nombre. Estaría orgulloso de ver la familia que formáis y estaría más que feliz viendo como los amigos y familia de verdad nunca lo abandonan aun no estando entre nosotros. A lo mejor estas palabras arrancan lágrimas pero él desearía que se cambiaran por sonrisas, sonrisa como la de él por agradeceros que penséis día a día y a cada hora con mi padre. Gracias, nunca os olvidaremos (ni yo) ni mucho menos mi padre. Passa bon cumpleanys Papa, demà espero que tinguis el teu regal. T'estimem”.

Foto: Ahn, Kocher, Magee y Serre. (Nike)

Para la futbolista imagen de Nike, su padre era una parte fundamental de toda su vida, implicado en su carrera tanto como en el resto de facetas. Lo contaba ella misma meses después de perderlo en la revista ‘The Tactical Room’: “Está claro que mi familia siempre ha estado a mi lado. Hace seis meses perdí a mi padre y mi familia siempre ha estado ahí. Gracias a ellos he podido superar la pérdida de mi padre y, apoyándome en el fútbol, también he conseguido seguir para adelante y despejarme de todos los problemas. Mi madre, mi hermana, mis tíos, mis primos… han sido vitales para superar el fallecimiento de mi padre”.

Foto:  Natalie Portman, en una imagen de archivo. (Getty)

La familia y el fútbol, dos ejes en la vida de esta deportista que por el momento no se ha abierto camino en ningún otro sector. No ha creado empresa alguna, ni ella ni nadie de su familia, para invertir lo que gana con el deporte, algo en lo que se diferencia de la mayoría de sus campeones hombres, que crean sociedades en cuanto les ficha un gran equipo.

Foto: La futbolista Alex Morgan en una imagen de su posado para 'Sport Illustrated'.

Putellas nació en Mollet del Vallés, el mismo pueblo de Anna Simon, y empezó a jugar al fútbol a los seis años en el colegio, un equipo que pronto le quedó pequeño. Pasó después al de su pueblo, pero jugaba con chicos y no se sentía cómoda, así que se fue a Sabadell, a unos 11 kilómetros, distancia que sus padres recorrían casi a diario para llevar a la niña a los entrenamientos y partidos. Poco a poco, su perfil fue despuntando y primero fichó por el Español y después por el Levante.

El fútbol, su refugio

Fue en esos últimos años en los que falleció su padre, en primavera de 2012, decíamos, y ella se refugió en el fútbol para superarlo. Eso lo contaba su madre el pasado lunes en París, emocionada tras ver a su hija sobre el escenario con el Balón de Oro en sus manos.

La joven nunca ha querido hablar ni de su familia ni de su vida privada. Se define como tímida y fue en ese Théâtre du Chatelet donde se abrió ante el público para recordar a Jaume. Su padre, un hombre que vivió entregado a la pasión de su hija, a la que apoyó siempre, sin entender al principio que aquella niñita rubia de ojos azules sintiera pasión por un deporte al que la familia nunca había sido aficionada.

FC Barcelona
El redactor recomienda