Logo El Confidencial
ASÍ VIVEN RAFA MEDINA Y LAURA VECINO

Barcelona: se van los duques de Palma y llegan los duques de Feria

Los duques de feria, Rafa Medina y Laura Vecino, llevan una vida discretísima en la capital catalana, instalados en una exclusiva residencia de la parte alta de la ciudad

Foto: Los duques de Feria, Rafa Medina y Laura Vecino (Gtres)
Los duques de Feria, Rafa Medina y Laura Vecino (Gtres)

Alrededor de 6.000 euros al mes. Eso es lo que los duques de Feria pagan por su nueva vivienda en la capital catalana. Rafa Medina se instaló en Barcelona en septiembre pasado a causa de su nuevo puesto de trabajo en Massimo Dutti, la más elegante franquicia de la factoría Inditex, el imperio textil de Amancio Ortega. Comenzó alojándose en un hotel hasta que dio con el lugar adecuado para la familia de un duque: la calle Gaziel de Barcelona, por encima de la Ronda de Dalt, y para la que el adjetivo exclusivo resulta injusto. Se trata de una urbanización privada, obra de la constructora Núñez y Navarro, formada por casas de cuatro habitaciones y parking para tres coches, 17.438 metros cuadrados de zona ajardinada, piscina, campo polideportivo y zona infantil. Los duques de Feria comparten vecindario con ilustres nombres como el diseñador Custodio Dalmau (Custo), el broker Josef Ajram y el representante de Neymar, Wagner Ribeiro.

Desde que la familia se instaló en Barcelona, su vida ha sido de lo más discreta. No existen fotos de la pareja paseando por la ciudad o acudiendo con los niños al colegio. La pareja lleva a sus mellizos, Rafael y Laura (2) al colegio Canigó, un centro concertado y vinculado al Opus Dei, muy cerca de casa. La escuela, que prepara hasta bachillerato, se encuentra al lado de la avenida Tibidabo, la zona más cara de Barcelona y donde solo embajadas y clínicas privadas pueden pagarse un palacete.

Imagen del colegio de Canigó de Barcelona
Imagen del colegio de Canigó de Barcelona

El centro educativo es trilingüe desde educación infantil (en secundaria se introduce una 4ª lengua), examina para el certificado de Cambridge y de estudios oficiales de Música, y dispone de servicio de capellanía (misa y confesiones). Y si no era frecuente ver a Rafa Medina en una discoteca ni de soltero, tampoco lo hace en Barcelona. Prefiere dejarse caer por el Pave Culture Cycliste, una tienda de diseño adonde acuden fanáticos de toda España e incluso de Europa. Es un amante del ciclismo extremo: ha subido el Turmalet, ha sufrido bajo el sol del Sahara y ha pedaleado en Sudáfrica junto al actor Santi Millán y el broker Josef Ajram, con quien el duque de Feria ha trabado una sólida amistad.

Trabajando a las órdenes de Amancio

“Es un honor y un orgullo para Scalpers poder estar aquí en Barcelona. El marco de la 080 Barcelona Fashion es único para nuestra puesta de largo”. Así se expresaba Rafa Medina en junio de 2014, apenas dos meses antes de desembarcar en Inditex. El hijo de Naty Abascal era en ese momento socio y fundador de la firma. A primeros de septiembre emitía el siguiente comunicado: “Crear Scalpers de la mano de dos amigos, trabajar duro y verlo crecer durante estos años ha sido una experiencia única y solo deseo que siga siendo un referente en moda masculina y continúe cosechando grandes éxitos”. Los motivos que le llevaron a dejar un proyecto personal que lanzó en 2007 y fichar por el imperio de Amancio Ortega no han trascendido. Pero sí sabemos qué hace en Massimo Dutti.

Edificio Massimo Dutti de Barcelona
Edificio Massimo Dutti de Barcelona
La compañía quería impulsar la división Mens Tailoring –elaboran trajes a medida en base a patrones establecidos– y el hombre más adecuado en España era Rafael Medina. Él sabrá darle un toque propio a los tejidos de Loro Piana y Vitale Barberis. El duque acude cada mañana a un polígono industrial del término municipal de Tordera (Barcelona) donde Inditex tiene la sede no solo de Massimo Dutti, sino también de Bershka, Oysho y Uterqüe. Stradivarius está cerca de Manresa, mientras Zara, Pull & Bear y Zara Home están en A Coruña. Los primeros días de septiembre, el cotilleo entre los empleados era máximo, sobre todo, por ser una empresa dedicada a la moda: desde qué lleva puesto a cómo se mueve. Este medio puede asegurar que Rafa Medina dejó de llamar la atención hace tiempo, en cuanto la plantilla se acostumbró a verlo por las oficinas y haciendo la cola con su bandeja en la cantina como todos los demás, para comer junto al resto de empleados. Con frecuencia acude al gimnasio –preferentemente a mediodía– que Dutti ha dispuesto para los trabajadores de Inditex en ese polígono.

La tienda Pave Culture Cycliste
La tienda Pave Culture Cycliste

Rafa llega en su propio vehículo y se reúne con el equipo de compras de Tailoring. Normalmente, las áreas se dividen entre creativos y ventas, y él pertenece a este segundo grupo: elección de tejidos, trato con proveedores, planificar producción… Aunque también colabora con la expansión internacional de la firma. Nos aseguran que pasa más de la mitad del mes fuera de Barcelona. Los conocimientos adquiridos durante los siete años de andadura de Scalpers hacen del duque un valioso fichaje: lo vimos como gancho publicitario en la inauguración de Massimo Dutti en la calle Serrano de Madrid y, según ha podido saber Vanitatis, este mismo mes de febrero presentará la primera colección salida de su área de negocio. Será su estreno de puertas adentro. Y hay cierta intriga en la empresa. Si la colección gusta y consiguen ajustarse los precios al gran público, posiblemente llegue a las tiendas dentro de seis meses. Actualmente, los precios oscilan en torno a los 400 euros para trajes, 300 para americanas y pantalones alrededor de los 100 euros.

Rafa Medina en una competición extrema en Sudáfrica en 2014 (Vanitatis)
Rafa Medina en una competición extrema en Sudáfrica en 2014 (Vanitatis)

Otra vida para Laura Vecino

Mientras Rafa Medina calma los nervios ante el estreno de su primera colección para Massimo Dutti, su esposa ha comenzado a trabajar para la revista de cabecera de la familia. Fue fichar él por Inditex y dejar ella el cargo de directora de estilismo de Mango. Sin embargo, el pasado lunes, Laura Vecino pudo hacer coincidir moda y revista al mismo tiempo: la firma catalana que ya preside Jonathan Andic desfilaba en la 080 Barcelona Fashion y Vecino –que corría arriba y abajo en el Museum Marítim, sede de la pasarela– era la encargada de organizar para la revista en la que trabaja un posado con algunas de las principales invitadas de la firma.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios