Logo El Confidencial
el avilesino debe tomar las riendas de su negociado

Amancio Ortega rompe los últimos lazos que le unían a su exyerno, Sergio Álvarez

El hombre de confianza del magnate textil, Jaime Carro Merchán, ya no estará al frente de la sociedad del joven jinete, en la que Sergio se queda como único administrador y accionista

Foto: Amancio Ortega con su hija y su yerno en 2012 (Gtres)
Amancio Ortega con su hija y su yerno en 2012 (Gtres)

Con fecha 4 de noviembre de 2015, el BOE hacía oficial que Jaime Carro Merchán, el hombre de confianza de Amancio Ortega, dejaba de ser el apoderado de la empresa de Sergio Álvarez Moya, exmarido de su hija Marta. De esta forma, Álvarez Moya Horses S.L. quedaba exclusivamente liderada por el jinete asturiano, que figura en su compañía como administrador y accionista único.

Cuando el avilesino y la rica heredera contrajeron matrimonio en febrero de 2012, Amancio quiso supervisar los negocios de su yerno colocando al frente de estos a su mano derecha. Carro Merchán es uno de los principales ejecutivos de Pontegadea, el holding familiar de los Ortega, y, dada su amistad con el dueño de Inditex, también es el apoderado de varias de las sociedades patrimoniales de Amancio y los suyos.

Concurso de hípica internacional oficial en Aachen
Concurso de hípica internacional oficial en Aachen

Con la revocación del cargo de Carro Merchán en la empresa de Álvarez Moya, el mejor jinete español debe enfrentarse al mundo empresarial solo. Su hermano Julio fue fundador también de esta compañía, pero dejó de figurar en ella en el año 2005, aunque no por ello ha dejado de estar implicado en la gestión de la misma.

Desde su separación de Marta Ortega y, por ende, de toda su familia política, Sergio Álvarez ha tenido que tomar las riendas de su negociado. Primero trasladó sus animales de Galicia a su finca familiar de Pravia y en marzo se instaló con ellos en Holanda, la cuna de la hípica junto con Bélgica y Alemania, donde los concursos internacionales son más frecuentes. Sin embargo, hace unas semanas Sergio volvió a trasladar a sus equinos aunque de forma provisional. En esta ocasión lo hizo a Madrid, a la finca que Luis Plaza y Marta Fernández Andrade, amigos íntimos de Álvaro Muñoz Escassi, tienen en Brunete.

 

Éxito dentro y fuera de la pista

A Sergio Álvarez las cosas en el terreno deportivo no le pueden ir mejor. Se ha ganado convertirse en el mejor jinete español gracias a su caballo estrella, Carlo, con quien irá a las próximas Olimpiadas de Río de Janeiro. Este es el animal que Amancio regaló a su yerno cuando los problemas conyugales aún no eran latentes en el matrimonio de Marta y Sergio y, tras el divorcio, el magnate textil aceptó que el deportista siguiese compitiendo con él.

Pero Sergio no solo tiene éxito como jinete. Como empresario también le está yendo bien con Álvarez Moya Horses S.L. En 2013 facturó 1,4 millones de euros, tres veces más que los ingresos obtenidos en 2012, gracias a la venta de sus caballos. Un negocio al que también tiene que unir la comercialización de semen, otra actividad económica puntera para el de Avilés.  

 

Descarga la app de 'Vanitatis' en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios