Descubre tu peinado de novia ideal según tu tipo de velo
  1. Novias
UN PEINADO PARA CADA NOVIA

Descubre tu peinado de novia ideal según tu tipo de velo

No todos los velos de novia son iguales y para cada uno de ellos, existe un peinado idóneo con el que ajustarlos, así como sacarles el máximo partido

Foto: Novia en su boda. (Fotografía de Alvin Mahmudov para Unsplash)
Novia en su boda. (Fotografía de Alvin Mahmudov para Unsplash)

Son muchos los detalles que debemos tener en cuenta cuando nos aventuramos en el proceso de preparar una boda. Lo más curioso es que muchas decisiones dependen de elecciones previas y, aunque tengamos que elegir ciertas cosas de forma individual, todo está relacionado. Por ejemplo, no es lo correcto elegir los zapatos de novia antes que el vestido, así como tampoco resulta ideal realizar las invitaciones, el ramo de novia y otros aspectos decorativos sin haber definido una paleta cromática.

En relación con esto que comentamos, entran en escena el peinado y el velo de novia. Dos elementos que mantienen un idilio casi indestructible y están condenados a entenderse porque, si la forma en la que llevemos el pelo no encaja con la pieza, podría no estar sujeto correctamente y su belleza quedaría empañada por una mala decisión. De esta manera, te enseñamos cuáles son los mejores peinados según el tipo de velo que hayas elegido para completar tu look nupcial en tu gran día.

Velos clásicos (recogidos)

Las tendencias de velos de novia dictan que, este año, los clásicos contrastan con los diseños originales y contemporáneos; en definitiva, en las distintas marcas de moda nupcial podemos encontrar modelos aptos para todos los gustos y coherentes con todos los vestidos. Así, para aquellos velos más tradicionales -en forma de cascada o catedral- tenemos varias opciones: recogidos altos, recogidos bajos o semirecogidos.

"Los recogidos bajos permiten que el velo salga tanto de la nuca como de encima del recogido", cuentan desde Bodas.net y es que lo ideal es que, en el caso de partir de la nuca, solo se vea el peinado, mientras que si el velo sale por encima del recogido podemos integrar algún broche o adorno decorativo. Menos frecuente es la opción de hacerlo con un moño o recogido alto, pero más práctica a la hora de situar el velo por delante del rostro y mantener así el protocolo. En el caso de los semirecogidos, las posibilidades se multiplican porque podemos hacer que el velo parta de cualquier zona del cabello e incluir en el mismo una corona o cualquier otro accesorio.

Velos capa (trenzas y coletas)

Los velos capa, que cubren casi por completo a la novia y su vestido, pensados para la ceremonia y cuyo origen, se enmarca en las tradiciones religiosas, son una corriente al alza. Por esta razón, cada vez son más las novias que deciden elegir uno diseño de estas características y para este tipo de velos, lo ideal es optar por peinados algo más distendidos que cedan todo el protagonismo a la pieza.

Nos encantan como quedan con la melena suelta, pero lo ideal es lucir una sofisticada cola de caballo o trenza bajo el velo, de tal manera que, cuando llegue el momento de quitárselo y disfrutar de la celebración, la novia pueda ir cómoda sin haber perdido un ápice de elegancia, belleza y estilo.

Velos cortos, lazos y otras variantes

En los últimos tiempos, se han puesto muy de moda los lazos a modo de velo, así como aquellos más cortos, cuyo largo a penas llega a los hombros. Para unos y otros, quedan bien casi cualquier tipo de peinado, pero podremos conseguir el perfecto 'mix and match' si optamos por un moño bajo, coleta o trenza para el caso de los velos con lazo y por la melena suelta o los recogidos altos si preferimos un velo corto. Otra opción muy utilizada son los velos de rejilla que incorporan tocado.

Melenas sueltas

En contraposición a lo que cree mucha gente sobre que llevar el pelo suelto el día de su boda es incompatible con lucir velo, nada más lejos de la realidad. Existen ciertas formas de colocarlo a través de las púas de la propia peineta que posea la pieza, así como diferentes horquillas o la posibilidad de que parte desde una tiara, diadema o corona de flores. En cuanto a la forma de llevar el pelo, decidirá de si a la propia novia le apetece llevarlo como en su día a día u opta por algún tipo de onda o forma de peinarlo diferente.

Bodas
El redactor recomienda