Vestido de novia desmontable: la tendencia que arrasa
  1. Novias
Modas de bodas

Vestido de novia desmontable: la tendencia que arrasa

Si siempre has soñado con tener dos vestidos de novia (para la ceremonia y el banquete) ficha estos modelos 'dos en uno' de plena actualidad

placeholder Foto: Vestido de Pronovias. (Cortesía)
Vestido de Pronovias. (Cortesía)

En los últimos tiempos, se ha ido colando entre las novias de a pie una nueva tendencia: optar por dos vestidos de novia en lugar de uno. Una corriente que, en principio, surgió con el objetivo de que la protagonista estuviera más cómoda en la segunda parte del evento cuando tiene lugar el baile y la fiesta, pero que ha terminado consolidándose por el hecho de que a muchas novias les gusta lucir dos o más looks nupciales en su gran día.

La teoría la tenemos clara, pero la realidad es que en la práctica, muchas novias no pueden permitirse adquirir dos espectaculares atuendos nupciales. En este sentido, tienen dos opciones: decantarse por un segundo vestido de marca low-cost o elegir un vestido desmontable. De estos últimos, precisamente, te venimos a hablar hoy para que saques tu propia conclusión sobre si merece la pena o no invertir en uno de estos diseños 'todo en uno'.

placeholder Vestido de Pronovias. (Cortesía)
Vestido de Pronovias. (Cortesía)

Como comentamos, se tratan de vestidos de novia en los que alguna de sus piezas se desmonta. Esto se traduce en que un vestido que, por ejemplo, pueda tener una voluminosa falda y cuello cerrado durante la ceremonia, se transforme para la celebración: desaparezca la falda y el escote pase a ser palabra de honor.

Muy útil, sobre todo, para ceremonias religiosas en las que el protocolo indica ir con el pecho y los brazos cubiertos o si se produce un cambio brusco de temperaturas al celebrar la ceremonia civil al aire libre y el baile posterior en un espacio cerrado, por ejemplo. Sea por el motivo que sea, lo cierto es que es un tipo de vestido que no podemos descartar de buenas a primeras.

placeholder Vestido de Pronovias. (Cortesía)
Vestido de Pronovias. (Cortesía)

Lo más común es encontrar vestidos de corte sirena que cuentan con una voluminosa falda acomodada a la cintura que podremos quitar cuando deseemos obteniendo como resultado una silueta mucho más ajustada y femenina y una mayor libertad de movimientos al desprendernos de parte de la tela.

Sin embargo, también hay diseños en los que es la parte superior la que se desprende del vestido y el look cambia completamente. El modelo de Pronovias de la imagen previa es una pieza de corte princesa con voluminosa falda que -a priori- tiene cuello cerrado y mangas de encaje; la realidad es que no es más que una especie de chaqueta de la que podemos prescindir, pasando de un estilismo inspirado en las novias de los años 50 de Hollywood a uno mucho más actual.

placeholder Vestido de Pronovias. (Cortesía)
Vestido de Pronovias. (Cortesía)

Muy en la línea del anterior, encontramos una creación en la misma firma basada en una capa, pero en clave crop top. Adornada con bordados en ambos hombros le da un toque excepcional al vestido y cumple con lo que mencionábamos antes sobre cubrir los hombros para determinadas ocasiones. Más acostumbras estamos a ver capas que parten de los hombros y caen hacia el suelo, fundiéndose (o no) con el velo y creando lo que sería la cola del vestido.

Si sueñas con vestirte de novia con dos modelos diferentes, no lo dudes y contempla esta opción disponible en prácticamente todas las firmas de moda nupcial. Una tendencia que, aunque lleva tiempo entre nosotras, promete arrasar esta temporada más que ninguna.

Vestido Vestido novia Bodas
El redactor recomienda