Logo El Confidencial
TODO ESTÁ BIEN

Las dos apariciones de Lalla Salma para trasladar una apariencia de normalidad

Doble mensaje tranquilizador que desde el Palacio Real de Marruecos se ha querido enviar cuando están a punto de cumplirse los trece meses del divorcio real

Foto: Lalla Salma. (Reuters)
Lalla Salma. (Reuters)

La princesa Lalla Salma, exesposa del de Mohamed VI, mantiene una estrecha relación con sus hijos y además se sigue dedicando a la lucha contra el cáncer. Este es el doble mensaje tranquilizador que, desde el Palacio Real de Marruecos, se ha querido enviar cuando están a punto de cumplirse los trece meses desde que la revista española '¡Hola!' anunciase en exclusiva, el 21 de marzo de 2018, el divorcio de la pareja real marroquí.

La información, reiterada en varias ocasiones por el mismo semanario, nunca ha sido desmentida por la Casa Real marroquí, que mantiene estrechas relaciones con '¡Hola!', que publica una edición en francés en Marruecos. Para aquellos que aún albergaban dudas, la ausencia de la princesa durante la visita de Estado, a mediados de febrero, de los Reyes de España a Marruecos, demuestra que ya no pertenece a la familia real. Trece años antes, durante visita de los reyes don Juan Carlos y doña Sofía, estuvo omnipresente.

¿Qué ha sido de Lalla Salma?

Es una pregunta recurrente que un buen número de medios de comunicación se han hecho desde que, el 12 de diciembre de 2017, fue vista por última vez en público inaugurando en el Museo de Arte Contemporáneo de Rabat una exposición del pintor Mohamed Amine Demnati. Desde entonces han corrido todo tipo de rumores infundados.

La princesa Lalla Salma, en una imagen de archivo. (EFE)
La princesa Lalla Salma, en una imagen de archivo. (EFE)

Lalla Salma, de 40 años, estuvo el miércoles pasado, durante unas dos horas, visitando en centro oncológico de Beni Mellal, en el centro de Marruecos, inaugurado a principios de año y que tiene previsto atender a unos 3.000 pacientes al año. Conversó allí con el equipo médico y con enfermos, según el diario digital marroquí 'Goud', que se suele elaborar desde Canarias. El periódico publicó además una foto de la princesa rodeada de médicos y enfermeros.

Algo más de una semana antes, Lalla Salma también estuvo con su hija Khadija, de 12 años, en el lugar más concurrido y turístico de Marruecos, la plaza Jemaa el Fna de Marrakech. Ambas se sentaron, acompañadas por algunas compañeras de colegio de la joven princesa, en un puesto de pinchitos de la plaza y degustaron caracoles, según algunos otros clientes del establecimiento que fue rodeado por guardaespaldas. Nunca ha sido vista en público con su hijo, el príncipe heredero Moulay Hassan, de 15 años, desde 2017.

Sus movimientos y sus viajes están supeditados a la autorización del monarca alauí

Estos conminaron a los demás comensales a que no tomaran fotografías, pero alguno no respetó la orden. Gracias a ello otro diario digital, 'Rue 360', publicó tres instantáneas de mala calidad en las que se reconoce a Lalla Salma por su cabellera pelirroja. La foto colectiva del centro oncológico tampoco debería haber salido a la luz, pero alguien la filtró a la prensa.

Pruebas gráficas

Con o sin foto, está claro que el Palacio Real marroquí ha permitido que trascienda la noticia de estas dos actividades de la que fue durante 16 años esposa de Mohamed VI. El objetivo es sin duda acallar las maledicencias sobre la suerte corrida por Lalla Salma desde que se produjo el divorcio. Pero la presencia de la princesa, si es que mantiene el título que le fue otorgado en 2012, en Marrakech o en Beni Mellal, no significa que pueda moverse con libertad. Sus movimientos y sus viajes están supeditados a la autorización del monarca alauí.

Las filtraciones no aclaran, sin embargo, qué relación mantiene la princesa con la fundación de lucha contra el cáncer que teóricamente preside y que lleva su nombre. En la web de la fundación no se menciona que Lalla Salma estuvo de visita en el centro oncológico de Beni Mellal. En las escasas actividades que desarrolla la fundación desde finales de 2017, desde la jornada consagrada a los voluntarios hasta la firma de un convenio con el Instituto Marie Curie, no aparece nunca su presidenta. La cara más visible es la de Latifa el Abida, su secretaria general.

La princesa Lalla Salma visitó el 10 de abril el centro oncológico de Beni Mellal. (Foto: Goud.ma)
La princesa Lalla Salma visitó el 10 de abril el centro oncológico de Beni Mellal. (Foto: Goud.ma)

En Marruecos hay ahora diez centros oncológicos, casi todos públicos, que imparten tratamientos a enfermos de cáncer. El último es el de Beni Mellal y Lalla Salma fue una de sus promotoras. En octubre de 2015 organizó una gala en Marrakech con la que recaudó fondos. Al mes siguiente la Fundación Lalla Salma firmó un convenio con el Ministerio de Sanidad y el Consejo Regional de Electos de la región de Beni Mellal para construir ese centro oncológico que, por fin, visitó el miércoles.

Lalla Salma en el acto de la firma del convenio, en 2015, para la construcción del centro oncológico de Beni Mellal. (MAP. (Foto: Goud)
Lalla Salma en el acto de la firma del convenio, en 2015, para la construcción del centro oncológico de Beni Mellal. (MAP. (Foto: Goud)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios