Grandes Tragedias del Verano: La maldición del último Sha de Persia
  1. Casas Reales
EL FIN DE UNA ERA

Grandes Tragedias del Verano: La maldición del último Sha de Persia

Los suicidios de dos de sus hijos aumentaron la leyenda negra de una dinastía en el exilio tras el triunfo de la Revolución Islámica

placeholder Foto:  El Sha en su boda con Farah Diba, su tercera esposa. (Getty)
El Sha en su boda con Farah Diba, su tercera esposa. (Getty)

Mohammad Reza Pahlevi murió de cáncer el 27 de julio de 1980 en El Cairo, un año y medio después de que tuviera que salir de su país en enero de 1979 tras el triunfo de la Revolución Islámica del ayatolá Jomeini. El último Sha de Persia, coronado emperador en 1967 tras una fastuosa ceremonia, y su esposa estuvieron vagando por diversos países como las Bahamas, Ecuador, México, Estados Unidos, Panamá y finalmente Egipto, donde fueron acogidos por el presidente Anwar el-Sadat.

A pesar de sus deseos de tener unas honras fúnebres sencillas, Sadat le dispensó un funeral de Estado: veintiuna salvas de cañón y tres descargas de un centenar de carabineros lo despidieron en la mezquita Al Rifai. Nixon y Constantino de Grecia estuvieron presentes.

placeholder Los reyes de Irán, visitando la Casa Blanca junto a JFK y Jackie Kennedy. (Getty)
Los reyes de Irán, visitando la Casa Blanca junto a JFK y Jackie Kennedy. (Getty)

Pero éste no sería el primero de la saga que sufriría un dramático final pese a los esfuerzos de su esposa, Farah Diba, por mantenerse fuerte y conservar a la familia unida. Esta fue la tercera esposa del Sha, que antes se había casado con la bellísima princesa Fawzia de Egipto –la 'Venus de Asia’– con la que tuvo una hija y posteriormente con Soraya Esfandiary –la princesa de los ojos tristes– a la que repudiaría por, supuestamente, ser estéril.

Farah, 20 años más joven que el monarca, sí pudo darle al Sha un heredero, Reza Ciro Pahlevi. Después llegarían la princesa Farahnaz Pahlevi, el príncipe Ali Reza Pahlevi y la pequeña princesa Leila. Pero el exilio fue un golpe durísimo para la familia que sobre todo los más jóvenes del clan nunca pudieron asimilar.

[Leer más: El verano errante de Soraya, la princesa de los ojos tristes]

En 2001, la benjamina de la familia moría en Londres tras haber ingerido una mezcla de medicamentos y cocaína. Su madre declaró tras el suceso que "desde hace algunos años, Leila estaba muy deprimida, el tiempo no ha cicatrizado sus heridas. Exiliada a la edad de 9 años, no se recuperó nunca de la muerte de su padre", aseguraba entonces.

placeholder  Reza Pahlevi, el primogénito del último Sha, en EEUU. (Getty)
Reza Pahlevi, el primogénito del último Sha, en EEUU. (Getty)


Diez años más tarde la ‘maldición’ alcanzaría también al príncipe Ali Reza Pahlevi, que se quitó la vida en Boston en 2011. En un comunicado colgado en su página de Internet, su hermano Reza Pahlevi indicó que, "como millones de jóvenes iraníes, también estaba demasiado conmovido por los males que padece su querida patria y por acarrear el peso de la pérdida de un padre y una hermana en su vida juvenil".

Finalmente, en otro extraño e ignominioso giro para la familia, el año pasado se descubría un cadáver momificado en Teherán que podría ser el de Reza Pahlavi, Sha de Persia y fundador de la dinastía bajo su nombre. El cuerpo llevaba 40 años desaparecido después de que su tumba fuera destruida tras la revolución islámica.

Irán Constantino de Grecia
El redactor recomienda