Logo El Confidencial
LAS DOS MARÍAS

Marie 'la austera' vs. Mary 'la derrochadora': el último duelo en París

Federico de Dinamarca y su esposa presidieron la cena de gala en el ayuntamiento de París, a la que también asistieron Joaquín y la princesa Marie

Foto: Federico y Mary de Dinamarca, junto a Joaquín y Mary en París. (Reuters)
Federico y Mary de Dinamarca, junto a Joaquín y Mary en París. (Reuters)

Era uno de los momentos más esperados de la visita de Federico y Mary de Dinamarca a París. Y no ha decepcionado. La segunda jornada del viaje culminaba con una cena en el ayuntamiento de la capital francesa, a la que también asistieron los príncipes Joaquín y Marie, en lo que supone su segundo compromiso institucional desde su traslado a París, después de que asistieran al funeral de Jacques Chirac representando a la Corona danesa. Y el esperado -y no sabemos si involuntario- duelo de estilo entre las dos 'Marías' no defraudó, aprobando ambas con nota alta. Hay que destacar que el encuentro de los cuatro fue cordial y cariñoso, muy lejos de la tensión que supuestamente existe entre ellos.

La princesa Mary ha sido criticada en más de una ocasión por su tendencia a estrenar ropa con mucha frecuencia, y no precisamente prendas low cost. Su afición por la alta costura ha sido reflejada incluso en la autobiografía de Benedicta de Dinamarca, en la que muchos vieron una clara crítica a su sobrina política por sus gustos caros. Y lo cierto es que en esta ocasión tampoco se ha cortado mucho. Mary estrenó un vestido de la diseñadora danesa Elsa Adams de encaje en blanco y azul. Aunque no podemos encontrar el precio del vestido en la web de la firma por tratarse de un diseño exclusivo, las prendas, que presumen de estar confeccionadas con los mejores materiales, suelen estar en la media de los 3.000 euros.

Federico y Mary de Dinamarca, junto a Joaquín y Marie en el ayuntamiento de París. (Reuters)
Federico y Mary de Dinamarca, junto a Joaquín y Marie en el ayuntamiento de París. (Reuters)

Mucho más ahorradora estuvo Marie, quizá como consecuencia de las críticas que tanto ella como su marido han recibido por su traslado a la capital francesa, desvinculándose casi por completo de su trabajo institucional. El alto nivel de vida que también llevan en París no ha pasado desapercibido para los daneses, que piden que Joaquín deje de recibir el 'appanage', el sueldo anual que sale de las arcas públicas solo por ser hijo de la reina Margarita. La francesa prefirió no llamar la atención más y rescatar un vestido de su armario, el mismo que estrenaba para el concierto celebrado por el 50 cumpleaños de su marido en junio.

Se trata de un vestido de tul negro, con hilos metalizados y detalles en el escote de la firma Christopher Kane. Un diseño que aún se puede encontrar en la web de la marca y rebajado más del 50%. Así que la que le haya echado el ojo está de suerte. Tanto los zapatos como el clutch eran de la firma Jimmy Choo y son viejos conocidos en el vestuario de la princesa. Lo mismo que vimos en el caso de su cuñada, que sí apostó por el ahorro en los complementos, reutilizando unos zapatos de Gianvito Rossi y clutch de Prada.

Joaquín y Marie de Dinamarca reciben a Federico y Mary en el ayuntamiento de París. (Reuters)
Joaquín y Marie de Dinamarca reciben a Federico y Mary en el ayuntamiento de París. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios