El 20-N de Lady Di: la entrevista de Diana que lo cambió todo (y enfureció a Isabel II)
  1. Casas Reales
CASA REAL BRITÁNICA

El 20-N de Lady Di: la entrevista de Diana que lo cambió todo (y enfureció a Isabel II)

Tal día como hoy, hace ahora 24 años, se emitió un programa que revolucionó la monarquía inglesa y precipitó el divorcio de los príncipes de Gales

Foto:  Diana de Gales. (Reuters)
Diana de Gales. (Reuters)

Ha pasado casi un cuarto de siglo, pero la charla que Lady Di mantuvo con el periodista Martin Bashir sigue más vigente que nunca. La entrevista que lo cambió todo, la que precipitó su divorcio del príncipe Carlos, la que aireó el infierno por el que había pasado la princesa (y en el que aún seguía inmersa), fue emitida por la BBC un 20 de noviembre de 1995.

La que se ha catalogado como una de las conversaciones más honestas jamás realizada por un miembro de la familia real británica (ella fue la primera de muchas otras que después han realizado los miembros Windsor, desde Carlos hasta Harry, pasando por la del príncipe Andrés, ahora de máxima actualidad) fue también una revolución en todos los sentidos. El programa 'Panorama' ofrecía la primera entrevista en solitario de Lady Di desde que se casara con el príncipe Carlos. Ella aún formaba parte de la monarquía, ya que estaba separada de Carlos pero no divorciada. Para prepararla, se metieron cámaras en secreto dentro del palacio y Diana lo mantuvo oculto incluso para la gente de su confianza porque no se fiaba de nadie. El programa fue seguido por casi 23 millones de telespectadores y aún a día de hoy sigue siendo uno de los programas de la cadena más vistos de todos los tiempos.

Diana, en plena entrevista.
Diana, en plena entrevista.

54 minutos y un mes

"¿Estaba preparada para la presión que implicaba formar parte de la familia real?". Esa fue la primera pregunta con la que Bashir comenzó un programa que duró casi una hora y en la que se fueron tocando todos los temas que Diana tenía pendientes; por ejemplo, la pullita que lanzó a Isabel II y su familia: “Creo que hay mucha gente que no quiere que sea reina”, comenta la princesa en un momento de la conversación. “Y con mucha gente me refiero en la institución que represento porque han decidido que soy inaceptable”. Primer aviso.

Según la biógrafa real Sarah Bradford, “Martin Bashir se ganó la confianza de Diana y ella quiso hacer llegar su versión”. Y sin duda lo hizo. Vestida con un traje formal en color negro y una de las miradas más cautivadoras que se han visto en televisión (así la calificaron muchos medios en el momento), Diana habló de muchas cosas que la gente no estaba acostumbrada a escuchar, y mucho menos en un miembro de la realeza: de sus trastornos alimenticios a su depresión postparto, pasando por su relación infiel con James Hewit. Pero seguramente por lo que se recordará siempre esta entrevista es por la dolorosa confesión sobre el triángulo amoroso que siempre sobrevoló su matrimonio: “Éramos tres en este matrimonio, eso es una multitud”. Segundo aviso.

¿Por qué lo hizo?

“Cuando analizamos por qué hizo esas cosas, hay que ver las circunstancias. Tanto si tomó las decisiones correctas como si no, ella sentía que estaba en una situaciòn dificil”, explicaba su hermano Charles Spencer.

Tras la separación de Carlos, tres años antes, algunos focos apuntaban a que Diana, con su comportamiento (portadas en revistas, amoríos, transformación en icono pop...), estaba intentando destruir la institución. “¿Por qué iba a destruir algo que es el futuro de mis hijos?", le contestaba a Bashir en la entrevista. “Me gustaría ser reina en los corazones de las personas. Yo no me veo siendo reina de este país”, contestaba. Tercer aviso.

Los periódicos al día siguiente no hablaban de otra cosa. El país entero no tenía otro tema de conversación. Isabel II se revolvía en su trono y solo un mes después envió una carta a Carlos y Diana solicitándoles que pusieron final a esta situación y se divorciaran.

 La prensa de entonces.
La prensa de entonces.

Chris Connelly, corresponsal de ABC News, explicaba cómo la princesa era una auténtica reina de los medios: "Cuando su matrimonio empezó a derrumbarse hizo un trabajo excelente utilizando a los medios en su beneficio. Manipuló el sistema porque era joven y esbelta e iba dos pasos por delante de palacio, esa era su arma secreta. La mayor arma que usó nunca”.

El programa 'Panorama' se convirtió en un arma de destrucción masiva que lo aceleró todo: la reina pidió su divorcio, las condiciones del acuerdo fueron muy ventajosas para Diana (incluido lo de mantener el titulo de princesa de Gales y sus dependencias en Kensington) y ella se desvinculó completamente de una familia que no soportaba. “Me siento aquí con esperanza de un futuro por delante, un futuro para mi marido, un futuro para mí y el futuro de la monarquía”, sentenció Diana. Su futuro después de aquella entrevista fue, por desgracia, demasiado corto.

“Su Alteza Real, muchas gracias”. Con esta frase terminaba la entrevista y empezaba todo lo demás.

Diana de Gales
El redactor recomienda