Cómo las royals inglesas utilizan estratégicamente las joyas para enviar un mensaje
  1. Casas Reales
Diana, Kate y Meghan

Cómo las royals inglesas utilizan estratégicamente las joyas para enviar un mensaje

Sus anillos, tiaras y broches hacen mucho más que brillar, ayudan a contar una historia

Foto: Cómo las royals inglesas utilizan estratégicamente las joyas para enviar un mensaje
Cómo las royals inglesas utilizan estratégicamente las joyas para enviar un mensaje

La llegada a la familia real de Gran Bretaña de Diana de Gales fue una revolución en todos los campos, incluyendo el de la moda. Su glamuroso vestuario no tenía rival, e incluso cuando sus trajes no estaban hechos a medida, raramente eran asequibles. Sin embargo, en las últimas tres décadas la marca Windsor ha cambiado a una estética mucho más accesible.

Por eso, no es raro hoy en día ver a la duquesa de Cambridge usando unos vaqueros de Zara. "Creo que la idea de que Diana fuera una princesa y se vistiera de la manera que uno pensaría que lo haría una princesa, con toda aquella ropa y joyas de fantasía, en comparación con Kate siendo más sencilla, ha sido un verdadero cambio", asegura la escritora Elizabeth Holmes en una entrevista para la revista 'Town & Country'.

 Diana de Gales. (Getty)
Diana de Gales. (Getty)

Aunque la ropa que usan los miembros de la familia real puede haberse vuelto más accesible, sigue siendo una tradición familiar no reparar en gastos cuando se trata de joyería. Los momentos en los que la generación más joven de los Windsor luce estas piezas son significativos: utilizan esas ocasiones para ayudar a dar forma a la narración pública sobre su familia.

Foto: Meghan Markle, Wallis Simpson y su foto comparativa que se ha hecho viral

Un buen ejemplo de una joya que es mucho más que un adorno es la tiara del Nudo del Amante. Encargada originalmente por la reina Mary de Teck en 1913, la diadema está compuesta de 19 perlas barrocas, así como de diamantes brillantes y rosados engarzados en un motivo de nudos en forma de corazón.

Fue heredada por Isabel II en 1953, y aunque ella la ha usado en múltiples ocasiones, es más conocida como la favorita de Diana y ahora como la preferida de Kate Middleton para los eventos formales. La pieza sirve como recordatorio de que estas tres mujeres operan dentro de la misma familia real, es una cuestión de continuidad.

 Meghan Markle, el día de su boda. (Getty)
Meghan Markle, el día de su boda. (Getty)

Tanto Kate como Meghan Markle tienen piezas de Diana en sus colecciones personales, que les fueron entregadas por sus maridos y que pueden desencadenar a voluntad el poder de la nostalgia.

La duquesa de Sussex llevó un anillo suyo para su recepción de boda, y en su primera aparición oficial después de anunciar que esperaba su primer hijo, se puso los pendientes de mariposa de su difunta suegra. El simbolismo era difícil de pasar por alto. Un recordatorio, cuando es preciso, de que, pese a todo, los Windsor siguen siendo una familia en lo bueno y en lo malo.

Diana de Gales Kate Middleton Meghan Markle
El redactor recomienda