La última cena de los Urdangarin (Irene incluida) en Cataluña: el lugar y los invitados
  1. Casas Reales
FAMILIA DEL REY

La última cena de los Urdangarin (Irene incluida) en Cataluña: el lugar y los invitados

El matrimonio ha estado en casa de Marta Mas, regatista del Azur de Puig, en Cabrils. Se fueron el jueves a las 8 de la mañana y el miércoles organizaron una cena para sus íntimos

Foto: La última cena de los Urdangarin (Irene incluida) en Cataluña: el lugar y los invitados
La última cena de los Urdangarin (Irene incluida) en Cataluña: el lugar y los invitados

La semana que Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina han pasado en Cataluña ha sido intensa, llena de citas sociales y familiares. El matrimonio ha estado alojado en Cabrils, en casa de su amiga Marta Mas, regatista del Azur de Puig, y allí han recibido a los suyos. Con ellos ha viajado Irene, la hija menor de la pareja, que ha estado con sus padres casi en todo momento.

La joven ha hecho alguna escapada para ver a sus amigas barcelonesas y pasar tiempo con sus primos, los hijos de Ana Urdangarin. Poco más. Irene Urdangarin disfrutaba de un permiso escolar, el llamado ‘half term’ o vacaciones de otoño, que empezó el viernes por la tarde, el día que llegaron la Infanta y su hija a España, y terminó el viernes 23. La joven, cuyas vacaciones suelen coincidir con los permisos de su padre, ha podido vivirlas también junto a su hermano Pablo, que reside en Barcelona.

Irene Urdangarin. (Limited Pictures)
Irene Urdangarin. (Limited Pictures)

Envueltos en fuertes medidas de seguridad y alojados en una casa rodeada de altas paredes y árboles, los exduques de Palma han logrado pasar casi desapercibidos para la mayoría. Han sido los fotógrafos quienes se lo han puesto más difícil, porque les han seguido en varios de sus movimientos. El jueves a las 8 en punto de la mañana, abandonaban la casa rumbo a sus respectivos destinos: Urdangarin a la prisión de Brieva y la Infanta e Irene a Ginebra.

Marta Mas y David Barrufet

El pasado miércoles, el último día que la familia pasaba en tierras catalanas, organizaron una cena íntima en casa de Marta Mas a la que asistió, entre otros, David Barrufet. Este excompañero de Urdangarin en las filas del Barça se ha convertido recientemente en un fuerte apoyo de Iñaki y su familia. Sin ir más lejos, como director técnico de la sección de balonmano del Barça, es uno de los que protegen a Pablo en el club. Su hijo, además, entrena con Pablo en el mismo equipo. Aunque, eso sí, Pablo no tiene ficha.

Foto: Fotos exclusivas: la vida barcelonesa de Pablo Urdangarin al detalle (estudios incluidos)

En Cataluña, las restricciones sociales son algo más duras que en otras partes de España, sobre todo por el cierre de restaurantes y bares. Así que la familia no ha podido salir a comer o cenar, algo que suelen hacer, y han restringido sus movimientos al ámbito más privado e íntimo. Han estado de visita en la casa de Pablo, situada en Pedralbes, al menos dos veces. El piso en el que vive el segundo de sus hijos es de unos amigos de la pareja, quienes se han ofrecido a hospedar al joven, que, además de entrenar en el Barça, estudia en la EU Business School, conocida en Barcelona como European.

Pendientes de la prensa

Por el momento, Pablo seguirá su vida en la capital catalana, pero ha escogido una universidad que tiene sede también en Ginebra, a donde podría volver si siente que la presión mediática es demasiado intensa. Hay que tener en cuenta que su padre atraviesa uno de sus peores momentos anímicos, según cuentan desde su entorno, después de que le denegaran el tercer grado, y sus hijos viven pendientes de él. Es uno de los motivos por los que han escogido Cataluña, y en especial el Maresme, para pasar el último permiso de Urdangarin: por la privacidad, algo que en Vitoria les faltaba.

Desde el entorno de la pareja nos relatan que están “muy agobiados” por el seguimiento mediático al que les somete la prensa, tanto a ellos dos como a sus hijos. “Iñaki está paranoico, ve fotógrafos en todas partes, y Cristina no puede más”, nos comentan. No consideran que se les deba someter a un seguimiento periodístico pese ser quienes son. “Y menos a sus hijos, que dicen no son nadie”, añaden, obviando que son nietos de Juan Carlos I, rey emérito, y sobrinos de Felipe VI, actual rey.

La infanta Cristina. (EFE)
La infanta Cristina. (EFE)

Sea como sea, todos los movimiento de ambos van dirigidos a escapar de la prensa. Por eso también ella se mudó de residencia en Ginebra, abandonando aquel gran apartamento en pleno centro histórico para vivir en otra casa amplia, sin duda, pero alejada del bullicio y los turistas. Y allí está ahora, seguramente encerrada porque las leyes suizas obligan a guardar diez días de confinamiento domiciliario si se ha viajado a zonas de riesgo, entre las que se encuentra España. Un confinamiento del que madre e hija no se podrían librar siquiera con una prueba PCR negativa.

Irene Urdangarin Iñaki Urdangarin Infanta Cristina