Ha muerto el otro hombre que hacía reír a la reina Isabel II, Sir Michael Oswald
  1. Casas Reales
Días complicados

Ha muerto el otro hombre que hacía reír a la reina Isabel II, Sir Michael Oswald

Están siendo tiempos más que complicados para Isabel II, que ha visto cómo su 95 cumpleaños quedaba ensombrecido por los tristes acontecimientos que han tenido lugar

Foto: Nuevo golpe para Isabel II, fallece su gran amigo Sir Michael Oswald. (EFE)
Nuevo golpe para Isabel II, fallece su gran amigo Sir Michael Oswald. (EFE)

Están siendo tiempos más que complicados para Isabel II, que ha visto cómo su 95 cumpleaños quedaba ensombrecido por los tristes acontecimientos que han tenido lugar en estas últimas semanas. La monarca ha tenido que despedirse de quien fuera el gran amor de su vida, el duque de Edimburgo, que fallecía el pasado 9 de abril a los 99 años.

Sin embargo, esta no es la única pérdida que ha tenido que afrontar Isabel II, puesto que pocas horas después de celebrarse el funeral por el hombre con el que estuvo casada más de 73 años, conocíamos el nuevo golpe que ha recibido la reina. Fallecía su gran amigo y confidente, Sir Michael Oswald, a los 86 años de edad.

placeholder La reina Isabel II y Michael Oswald, en 1980. (Getty)
La reina Isabel II y Michael Oswald, en 1980. (Getty)

Fue su pasión por los caballos lo que les unió, una larga y cercana amistad que se remonta a la década de los 70. Durante años trabajó para la reina madre como mánager de carreras, hasta el fallecimiento de esta en 2002, y un año después pasaba a formar parte del equipo personal de Isabel II gracias a la amistad que mantenían desde hace años. En 2003 se convertía en su asesor ncional de carreras.

Un puesto que le llevaba a compartir con Isabel II un lugar en los palcos del hipódromo, donde era habitual verles charlar y debatir animadamente sobre las carreras que estaban teniendo lugar, dejando claro que su relación inquebrantable era mucho más que profesional. Compartían aficiones y gustos y eso les llevó a convertirse en aliados y confidentes. Tanto es así que la reina le ofreció ser responsable de los establos reales, y así lo hizo durante 27 años.

placeholder La reina Isabel II, junto a Michael Oswald (izda) y el duque de Edimburgo (dcha). (Getty)
La reina Isabel II, junto a Michael Oswald (izda) y el duque de Edimburgo (dcha). (Getty)

Una relación que se extiende más allá de la que mantuvo con Isabel II, puesto que su complicidad con otros miembros de la familia real era más que evidente. No son pocas las imágenes en las que se le puede ver charlando animadamente con otros miembros de la familia. No por nada fue una presencia constante en sus vidas durante todos los años que trabajó para la reina, y también en los posteriores.

Ni siquiera su jubilación logró apartarle de su pasión, pues a pesar de vivir lejos, no le importaba recorrer la distancia que fuera necesaria para poder ver correr a los caballos de su majestad, tal y como ha recordado Nicky Henderson, entrenador de caballos para los saltos reales, para ‘Racing Post’, quien ha querido rendir un homenaje a este hombre, nombrado en 2020 Caballero de la Gran Cruz de la Real Orden Victoriana por su servicio a la monarca.

placeholder La reina Isabel, a lomos de su caballo Fern en Windsor. (Buckingham Palace)
La reina Isabel, a lomos de su caballo Fern en Windsor. (Buckingham Palace)

Su viuda, Lady Angela Cecil, también ha querido apartar la pena para recordar con ternura a su marido en el citado medio, destacando una vez más su gran pasión: “Siempre dijo que tenía el trabajo más maravilloso que alguien podría haber tenido y que durante toda su vida laboral estaba haciendo lo que hubiera hecho si hubiera sido un hombre rico que no tuviera que trabajar”. Ella también trabajó para la realeza, ayudando a la reina madre.

Poco importa que sea su cumpleaños o que su nieto el príncipe Harry se planteara alargar su estancia en Londres, presumiblemente para pasar este día junto a ella, estos días serán complicados para Isabel II, quien, a pesar del dolor y la pérdida, se ha mantenido fiel a su agenda. Ella prometió dedicar su vida a la familia real y así lo está cumpliendo.

Isabel II
El redactor recomienda