El juicio de Ernesto de Hannover contra su hijo, suspendido: los motivos
  1. Casas Reales
HANNOVER VS. HANNOVER

El juicio de Ernesto de Hannover contra su hijo, suspendido: los motivos

Finalmente no ha habido encuentro entre el príncipe alemán y su heredero, y la resolución de la demanda tendrá que esperar hasta, al menos, el mes de marzo

Foto: Ernesto de Hannover, el pasado marzo. (Getty/Kerstin Joensson)
Ernesto de Hannover, el pasado marzo. (Getty/Kerstin Joensson)

Todas las miradas que siguen la actualidad de los Hannover -bastante agitada en los últimos años- estaban puestas este jueves en el tribunal regional de la misma ciudad alemana. El motivo es que este 25 de noviembre se había fijado como fecha para celebrar el juicio que enfrentaría a Ernesto de Hannover contra su hijo. Una cita a la que los dos estaban obligados a asistir, ya que el juzgado había ordenado la comparecencia personal de ambos. Pero, finalmente, la esperada imagen -aunque era difícil que se dejaran ver juntos- no ha podido ser: la vista ha sido suspendida.

Y el príncipe alemán ha sido el gran perjudicado con la decisión. Por un lado, él es el demandante y su interés principal es que su hijo le pague la cantidad millonaria que le reclama. Se prevé un proceso largo, por lo que cuanto antes se empezara con él, mejor. Pero el motivo principal es que el juicio contra su heredero se ha pospuesto porque su abogado se ha retirado del caso en el último momento. Por tanto, el nuevo letrado que va a hacerse cargo de la demanda ha solicitado un aplazamiento para poder tener tiempo suficiente de preparárselo.

placeholder Ernesto de Hannover, saliendo de los juzgados en Austria el pasado mes de marzo. (Getty)
Ernesto de Hannover, saliendo de los juzgados en Austria el pasado mes de marzo. (Getty)

Van a ser cuatro meses de espera exactos, porque el tribunal regional de Hannover suspendía este juicio casi a la misma vez que anunciaba una próxima fecha: 24 de marzo. Lo curioso es que será justo un año después del que le obligó a sentarse en el banquillo este pasado marzo, denunciado por la Fiscalía por altercados contra la policía, escándalo público, amenazas a los trabajadores de su finca... Una audiencia que terminó con una sentencia de diez meses de prisión, una orden de alejamiento de sus empleados y una condena a pasar por una clínica de desintoxicación para dejar el alcohol.

Pero aunque sea prácticamente en la misma fecha, uno y otro juicio serán completamente diferentes. Esta vez es Ernesto de Hannover el que ha recurrido a los tribunales alemanes para reclamar la donación que hizo en vida a su hijo, en forma de inmuebles y parte del patrimonio familiar. En total, el príncipe reclama a su heredero unos cinco millones de euros que corresponderían a las propiedades que legó a Ernesto hijo y los objetos, obras de arte y vehículos que, según él, estaban en esa propiedades y su primogénito se ha quedado.

placeholder Ernesto y Christian de Hannover, en la boda de Anunciata de Liechtenstein. (Cordon Press)
Ernesto y Christian de Hannover, en la boda de Anunciata de Liechtenstein. (Cordon Press)

La cantidad no es pequeña, precisamente. Y en caso de que Ernesto de Hannover gane la demanda y el juez le dé la razón y obligue a su hijo a indemnizarle, va a tener que esperar para ver de nuevo ese dinero en su cuenta corriente. Al menos otros cuatro meses hasta que celebre el juicio, ya con el nuevo abogado del príncipe. La duda es, precisamente, qué ha llevado al anterior abogado a retirarse de esta demanda millonaria de forma tan repentina y cuando solo faltaban unas horas para que su cliente se viera las caras en los tribunales con su hijo.

Al menos, por la parte de Ernesto de Hannover júnior se tiene mucha esperanza en que la demanda no llegue a buen puerto para su padre, y así hablaba hace solo unos días sobre el castillo de Marienburg, la joya de la corona del patrimonio familiar y el gran motivo de discordia entre ambos: "No hay razón para preocuparse por el futuro del castillo de Marienburg. Nada se interpone en el camino de la preservación a largo plazo de Marienburg como monumento cultural central de la Baja Sajonia, que sigue siendo accesible al público para todos”, enfatizó. Es decir, que por mucho que Ernesto padre se empeñe, él está convencido de que esta propiedad no volverá a sus manos para ser gestionada de forma privada.

placeholder El castillo de Marienburg. (EFE)
El castillo de Marienburg. (EFE)

Hay otras dos propiedades cuyo destino no se sabrá hasta, al menos, el mes de marzo de 2022. Una de ellas es Calenberg, un dominio que Ernesto que transfirió a su hijo en 2004. El problema con esa finca es que el administrador nombrado entonces para gestionarla decidió vender cuatro hectáreas de terreno, en las que se incluían varios edificios, a una persona privada, por lo que, aunque el juez le diera la razón, nunca recuperaría la finca en las mismas condiciones en las que se la cedió a su hijo. Y por último, está el palacio de Herrenhausen, que es la residencia actual de Ernesto de Hannover Jr., su mujer y sus tres hijos.

El príncipe alemán va con todo para intentar ganar la demanda y no ha dudado de tirar de hucha, confiando en que va a recuperar todo lo que le cueste el proceso judicial. Además de haber puesto una casa en venta en Frankfurt, llegó a un acuerdo con una empresa de ejecución de reclamaciones -es decir, de cobro de deudas- propiedad de un amigo suyo y que, si gana esta demanda millonaria, también podrá tener su parte del pastel.

Carolina de Mónaco
El redactor recomienda