La reforma de lujo de Victoria de Suecia y las críticas que está recibiendo por ella
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL DE SUECIA

La reforma de lujo de Victoria de Suecia y las críticas que está recibiendo por ella

Es uno de los lugares más especiales de su residencia, el palacio de Haga, y está protegido como un monumento estatal, lo que hace que las obras fueran sufragadas con las arcas del país. Te contamos la historia

Foto: La princesa Victoria de Suecia. (Reuters)
La princesa Victoria de Suecia. (Reuters)

Victoria de Suecia no se caracteriza precisamente por verse envuelta en controversias, pero de vez en cuando surgen cosas que la generan. Y una de ellas es la reforma de lujo que llevó a cabo la primogénita de los reyes, invirtiendo 11.500 euros en renovar una casita de juegos ubicada en los jardines de su residencia, el castillo de Haga. El problema es que ese dinero no salió de su bolsillo, sino de la Agencia Sueca de la Propiedad y a algunos les parece una cantidad excesiva. Ha sido un motivo de crítica por parte de los contribuyentes suecos que no ven la necesidad de tal dispendio.

La heredera del trono sueco y su marido, Daniel, se trasladaron a vivir a este palacete de principios del siglo XIX tras su boda, celebrada el 19 de junio de 2010. Antes de eso, la propiedad fue renovada por 4,5 millones de euros, pero los gastos continuaron una vez instalados. Durante los últimos cinco años se han seguido introduciendo mejoras como la instalación de paneles solares, que costó 38.000 euros, y cargadores para coches eléctricos, cuya factura sobrepasó los 4.000 €.

Pero sin duda la obra más especial para Victoria de Suecia ha sido la reforma deluxe de la casita de juegos: una preciosa construcción roja y blanca, como recién salida de una cuento infantil, donde sus tías paternas jugaron en la década de los 40. ¡Es un emblema para la familia! No se había tocado desde entonces y había sufrido enormes daños debido a las inclemencias del tiempo, lo que hacía que estuviera en muy mal estado.

placeholder Estelle, jugando en la casita. (Kungahuset)
Estelle, jugando en la casita. (Kungahuset)

Fue en 2016 cuando la pareja real decidió reformarla con la intención de que sus hijos pudieran disfrutar de ella. Entonces la princesa Estelle tenía cuatro años y el pequeño Oscar solo unos meses. Pintores y trabajadores de la construcción trabajaron durante un mes aproximadamente en la remodelación y el precio de la misma ascendió a 11.500 euros. Un detalle que se ha conocido ahora y que resulta excesivo para los suecos, teniendo en cuenta que eran más ceros a sumar en la abultada factura total.

“El hecho de que la casa se conservara exactamente como era hizo que la remodelación fuera costosa. La casa de juegos está protegida como un monumento estatal y se menciona específicamente en el programa de atención y, por lo tanto, también se requiere un cuidado especial que una casa de juegos común no puede recibir”, comenta Åsa Carlberg, secretaria de prensa de la Agencia Sueca de la Propiedad. En resumen, que las obras las paga el Estado…

La princesa Victoria de Suecia habló de los vínculos sentimentales que la unen a esta pequeña casita en su documental, donde confesó: “Se ha cerrado y el tiempo se ha detenido. Hay una pequeña Bella Durmiente encima”. También contó que al abrirla había encontrado viejos juegos de té y juguetes que habían dejado los Hagasessors. “Obviamente, esto es algo que debemos preservar”, aseguró frente a las cámaras. Y así ha sido, hoy ella y sus hijos pueden disfrutar de momentos inolvidables en su interior como si no hubieran pasado los años.

 La casita de juegos de Haga Palace. (Kungahuset)

Para terminar con la larga lista de reformas que se han acometido en el palacio de Haga para acondicionarlo totalmente, hay que incluir un nuevo camino de grava hacia el puente que hay en la propiedad que Victoria y Daniel también hicieron trazar y que costó alrededor de 8.000 euros y la renovación de la terraza que se realizó entre la primavera de 2019 y 2020 y que alcanzó los 135.000 €. Hubo que derribar toda la superficie y reconstruirla con nuevas capas impermeabilizantes.

Las reformas deluxe de Victoria de Suecia no es de lo único que se habla en estos días con referencia a ella. Más allá de sus looks y su tiara durante la visita oficial de los Reyes de España al país escandinavo, la prensa internacional se ha hecho eco de la extraña enfermedad que padece la heredera. Se llama prosopagnosia y es un trastorno neurológico que impide a quien lo sufre reconocer los rostros de otras personas.

Familia Real de Suecia
El redactor recomienda