Masako de Japón se emociona en su cumpleaños por la mayoría de edad de su hija
  1. Casas Reales
58 AÑOS

Masako de Japón se emociona en su cumpleaños por la mayoría de edad de su hija

La esposa de Naruhito tuvo unas bonitas palabras para Aiko en el discurso de su 58 cumpleaños, pero también habló de su enfermedad, de la pandemia y de su esposo…

Foto: Masako y Naruhito, en la sesión de fotos por su 58 cumpleaños. (Casa Imperial/Reuters)
Masako y Naruhito, en la sesión de fotos por su 58 cumpleaños. (Casa Imperial/Reuters)

Ocho días separan los cumpleaños de la emperatriz y su hija, pero esta última sigue siendo protagonista de ambas fechas. Sí, Aiko se ha colado en el discurso oficial por el 58 aniversario de su madre en el que Masako se ha mostrado emocionada por la mayoría de edad de su hija, que ha sido la gran protagonista de sus palabras en una fecha tan especial. "Estoy agradecida de haber podido celebrar con éxito mi cumpleaños este año también y estoy sinceramente agradecida también por el cálido apoyo que se le ha brindado", ha dicho expresando así su gratitud al pueblo japonés.

La esposa de Naruhito ha hecho un repaso de su vida a través de los ojos de la princesa y no ha podido ocultar su emoción y orgullo al verla alcanzar los 20 años, que en Japón marcan la mayoría de edad. “Estos 20 años desde que nació Aiko parecen haber sido largos o rápidos, pero me sentí profundamente conmovida por todos los recuerdos. Es increíble pensar que esa pequeña niña, Aiko, ya ha alcanzado la edad adulta", confesó, al tiempo que expresaba su esperanza y confianza en que la princesa continúe ganando experiencia y cumpla con éxito sus deberes como miembro adulto de la familia imperial.

placeholder Masako de Japón, posando por su 58º cumpleaños. (Casa Imperial/EFE)
Masako de Japón, posando por su 58º cumpleaños. (Casa Imperial/EFE)

Recordemos que fue el pasado 5 de diciembre, cuatro días después de cumplir los 20 años, cuando la única hija de los emperadores japoneses celebró su aniversario, con un traje largo y blanco, el color que representa a la familia real, y luciendo por primera vez una tiara. Sin embargo, no fue una nueva, tal y como manda la tradición, sino prestada para cumplir con las nuevas reglas de austeridad impuestas por Naruhito debido a la crisis económica que ha desencadenado el covid en el país. Así, Aiko tuvo que conformarse con lucir una diadema de diamantes con motivos florales que perteneció a su tía paterna Sayako Kuroda, que dejó la familia imperial en 2005 para casarse con un plebeyo. Exactamente igual que ha sucedido recientemente con la princesa Mako, prima de Aiko.

placeholder Así celebró Aiko de Japón su mayoría de edad. (Casa Imperial/EFE)
Así celebró Aiko de Japón su mayoría de edad. (Casa Imperial/EFE)

La pandemia también ha tenido un papel destacado en el discurso de la emperatriz con motivo de su 58 aniversario. Definió el último año como una época desgarradora, que ha acabado con la vida de muchas personas dentro y fuera de sus fronteras y deseó paz y seguridad para todo el mundo frente a un virus que no cesa. "Espero sinceramente que la nueva infección por coronavirus se resuelva, y que la gente se una para superar esta difícil situación y vivir con tranquilidad. Espero sinceramente que suceda lo antes posible", aseguró.

Masako, siempre al lado del emperador Naruhito, ha tenido palabras de ánimo para los enfermos y ha dado el pésame a los familiares de las víctimas: “Siento profundamente la tristeza de la gente que perdió repentinamente a sus seres queridos debido a la nueva infección por coronavirus. También nos gustaría expresar nuestro apoyo a quienes aún luchan contra la enfermedad y a quienes padecen secuelas. También a los profesionales médicos que han estado involucrados en el tratamiento de las nuevas enfermedades infecciosas por coronavirus desde el año pasado y que han estado sufriendo dificultades y la fatiga física y mental”.

placeholder Masako y Naruhito, en el posado por el 58º cumpleaños de la emperatriz. (Casa Imperial/EFE)
Masako y Naruhito, en el posado por el 58º cumpleaños de la emperatriz. (Casa Imperial/EFE)

Ha sido un discurso largo, muy parecido al del año pasado, donde no ha faltado ningún tema: la mayoría de edad de Aiko, la pandemia, los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, su mudanza al Palacio Imperial y la pena que le dio dejar su antigua residencia de Akasaka… Y, cómo no, una mención especial para su esposo: “Su Majestad el Emperador sigue ocupado en sus deberes con la Corona, pero le agradezco que siga gozando de buena salud. Además, me gustaría expresar mi profunda gratitud por su continua preocupación por mi condición física. Me gustaría continuar mis esfuerzos para poder seguir apoyándole y cumplir con mis deberes”. Así, Masako volvía a hacer referencia a la depresión y ansiedad que padece desde hace tiempo, un aspecto que también formó parte del discurso del año pasado al soplar sus 57 velas.

Familia Imperial de Japón Aiko de Japón
El redactor recomienda