Cicciolina cumple 70: el declive de la estrella del porno que llegó al Parlamento italiano
  1. Celebrities
FELICIDADES

Cicciolina cumple 70: el declive de la estrella del porno que llegó al Parlamento italiano

Aunque húngara de nacimiento, todo el mundo relaciona a Ilona Staller con el país en el que desarrolló su vida profesional y política

Foto: Cicciolina, en una imagen de archivo. (Getty)
Cicciolina, en una imagen de archivo. (Getty)

Hay vidas planas, vidas intrépidas, vidas intensas y luego está el nivel Cicciolina, que en sus setenta años de existencia ha tenido tiempo de ser una de las estrellas del porno más conocidas del mundo, una de las diputadas del Parlamento italiano más polémicas, esposa del artista vivo mejor pagado, rival de la mismísima Veneno y hoy día, en sus horas más bajas, pintora y amante de los gatos.

Nacida en el seno de una familia media de Budapest, su reinado, el de su corona de flores, su blanco inmaculado, sus labios rosados y sus senos al aire, ocupó gran parte de los años 70, 80 y parte de los 90. Primero con películas como actriz de películas eróticas, después de porno duro y finalmente ocupando su escaño en representación del Partido Radical Italiano. No debe guardar mal recuerdo de su etapa política porque recientemente declaraba que quería volver a ese mundo con un nuevo partido: “DNA: Democracia, Natura, Amore. Y para eso estoy vendiendo mi libro de memorias, que lleva 230 páginas a todo color, que incluyen todos mis viajes, con mi firma y un beso. También lleva mil fotografías mías a todo color. Desnuda y vestida”.

Completamente desnuda la vimos en España por primera vez en la televisión pública en el programa de fin de año de 1985. Aquel ‘Viva 86’ presentado por Concha Velasco, que contaba con estrellas del momento como Juan Pardo, Martes y Trece, Hombres G o Nacha Pop culminaba a las tantas de la madrugada con un estriptis completo de la artista italohúngara.

En nuestro país se convirtió en una estrella, no solo por ese desnudo pero también. Desde entonces nos acostumbramos a verla a menudo. Uno de los momentos más tensos fue seguramente su cara a cara con Cristina Ortiz, la Veneno. Cuando falleció la de Almería, el diario canario 'La Provincia' recordaba aquel 1996 en el que ambas coincidieron en el aeropuerto de Gran Canaria. Ambas habían sido invitadas al famoso carnaval isleño y la Veneno, por entonces un personaje venerado y ultraconocido, se negó a ir a saludar a la estrella del porno: "Que venga ella aquí. Si parece mi abuela, que a esta me la dejo yo mañana tirada", respondía a los seguidores que se habían trasladado al aeropuerto a recibirlas.

placeholder  Cicciolina, con un vestido de flamenca, en Sevilla. (EFE/José Manuel Vidal)
Cicciolina, con un vestido de flamenca, en Sevilla. (EFE/José Manuel Vidal)

Para entonces ya se había casado con el artista vivo mejor pagado del momento: Jeff Koons no solo matrimonió con Cicciolina, sino que la convirtió en musa de su pop art realizando varias pinturas, fotografías y esculturas con Ilona como motivo central. Tal vez la obra más controvertida fue la titulada ‘Hecho en el cielo’, en la que ambos aparecían copulando. El matrimonio duró mucho menos que la obra y se divorciaron un año después.

Bancarrota, drogas y estafa

Pero aquellos años de vino y rosas, o mejor dicho de ‘saraos y propuestas parlamentarias’ (“Contra centrales nucleares, sobre ecología o la afectividad en las cárceles italianas”, contaba en el diario ‘Barcelona Radical’) quedaron atrás. La Cicciolina de 2021 vive en Roma volcada en el cuidado de Ludwig Maximilian Koons, el hijo que tuvo con el artista norteamericano y que arrastra problemas con las drogas. De hecho, hace unos años los carabinieri encontraron en uno de los apartamentos de Cicciolina heroína y marihuana por valor de 4.000 euros. Ludwig fue acusado de posesión ilegal de estupefacientes.

placeholder Una de las seis obras de la polémica serie 'Made in Heaven'. (EFE/María Luisa Gaspar)
Una de las seis obras de la polémica serie 'Made in Heaven'. (EFE/María Luisa Gaspar)

La propia Ilona también ha tenido sus propios encontronazos con la justicia: en 2017 un tribunal de Roma la condenaba a un año de cárcel por intento de estafa. La actriz fingió haber sido mordida por un perro para cobrar la indemnización, pero la aseguradora inició una investigación que destapó el montaje. Si a eso le sumamos que uno de los áticos de lujo que tenía en el centro de Roma sufrió un incendio que casi termina con sus pertenencias y que la lucha por la custodia de su hijo le valió la enemistad con su ex (a pesar de su inmensa fortuna no les ha ayudado económicamente), poco queda de aquella mujer que fue capaz de seducir a medio mundo con su sensualidad y a un buen puñado de italianos con sus ideas.

Pero como luchadora que es, Ilona llega a los 70 después de haber tenido que vender parte de sus pertenencias para poder sobrevivir, ofrecer experiencias a sus fans a través de Instagram, como cenar pizza con ella o incluso desafiarla a una partida de ajedrez, deporte en el que asegura “podría vencer a un profesional”. De hecho, una de las últimas veces que hemos visto a Cicciolina en un acto público fue en Perugia para participar en un desafío de este juego con un fin solidario: salvar Frigolandia, un espacio creativo de vanguardia en la capital de Umbría en riesgo de desalojo.

Su web, en la que mercantiliza con parte de su legado (su muñeca, sus libros, lencería...), no parece muy actualizada. Su Instagram no tiene tantos seguidores como una diva de su nivel merecería y su contenido es de lo más random, pues en él mezcla fotos de su hijo, imágenes de tiempos pasados, bares que le gustan y unas fotografías con tanto filtro que se pierden las líneas de expresión, que a los 70 debería tener y no tiene. Solo esperamos que algún reality devuelva la grandeza a una mujer que lo fue: señores y señoras de ‘MasterChef’, ‘Mask Singer’ o ‘Pasapalabra’, llamen.

Almería