Es noticia
Menú
Así es Roberta Metsola, el polémico nuevo rostro de la Eurocámara
  1. Celebrities
tercera mujer en el cargo

Así es Roberta Metsola, el polémico nuevo rostro de la Eurocámara

La candidata del PPE, que aterriza con sus controvertidas opiniones sobre el aborto, se acaba de convertir en la nueva presidenta del Parlamento Europeo

Foto: Roberta Metsola, en una imagen de archivo. (Twitter @RobertaMetsola)
Roberta Metsola, en una imagen de archivo. (Twitter @RobertaMetsola)

Ya es bastante difícil para una familia sobrellevar el agitado ritmo de vida durante una campaña electoral cuando uno de sus miembros se presenta a unas elecciones. Pero todo se complica el doble en un escenario en el que los dos padres de dos niños pequeños se presentan a un escaño en dos países separados por miles de kilómetros. Ese fue el caso de la maltesa Roberta Metsola y de su marido, el finlandés Ukko Metsola.

Ambos competían en 2005 por un puesto en el Parlamento Europeo, convirtiéndose en el primer matrimonio en hacerlo en dos estados distintos. "La familia para nosotros es lo primero y con esto me refiero también a la familia que nos echará una mano en la crianza de nuestros hijos durante los próximos meses", comentaba la política entonces en el 'Times of Malta'. A la pregunta de qué pasaría si ambos acababan siendo eurodiputados, la pareja respondía entre risas: "¡Seguramente significará que hay una buena alianza maltesa-finlandesa en Bruselas!".

Por desgracia para ellos, ninguno de los dos consiguió su objetivo entonces y fue el momento en el que decidieron hacer un pacto: si uno de los dos era elegido en el futuro, el otro dejaría la política y se ocuparía de la familia. Dicho y hecho: en 2013 Roberta entraba en la Eurocámara y Ukko cumplía su promesa.

Ahora aquel esfuerzo para la entonces miembro del Partido Nacionalista y ahora del Partido Popular Europeo ha tenido su recompensa, ya que se ha convertido en la tercera mujer en presidir el Parlamento Europeo para los dos años y medio que restan de la legislatura, respaldada por el apoyo de los tres grandes grupos.

Metsola, que este mismo martes cumple 43 años, cuenta con el apoyo de populares, socialdemócratas y liberales para reunir una mayoría de los mismos colores que en 2019 auparon a la presidencia de la Eurocámara a su predecesor, David Sassoli (fallecido el pasado 11 de enero), y a la de la Comisión a la baronesa alemana Ursula von der Leyen.

Además de Metsola, los otros tres diputados que se habían postulado al cargo, aunque virtualmente carecían de opciones, eran la sueca de los Verdes Alice Bah Kuhnke, la española de Izquierda Unida Sira Rego y el conservador polaco Kosma Zlotowski.

Foto: Laura Mattarella, en una imagen de 2019. (EFE/Michael Reynolds)

Nacida en 1979 en la ciudad maltesa de San Julián, Metsola estudió Derecho en la Universidad de Malta, donde también tuvo su primer contacto con la política, llegando a ser secretaria general de un grupo estudiantil. También fue una de las primeras estudiantes de su país en participar en el programa Erasmus con destino en la ciudad francesa de Rennes.

Fue durante su participación en la política estudiantil cuando conoció a su futuro marido, Ukko Metsola, que llegó a desempeñar un alto cargo en la Oficina del Primer Ministro de Finlandia. Según confesaron ellos mismos, una de sus primeras citas fue, de hecho, una protesta política en Helsinki contra el antiguo presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko. Actualmente, tienen cuatro hijos juntos.

En una foto compartida en Instagram conmemorando uno de sus aniversarios de boda, la política conservadora escribía: "Trece años de matrimonio, dos nacionalidades, cuatro hijos e innumerables elecciones después: no era el camino que imaginábamos entonces, pero no lo cambiaríamos por nada del mundo".

Como eurodiputada, Metsola se ha centrado en la inmigración irregular, advirtiendo que el actual sistema de la UE era injusto para países como Malta, que tenía que tramitar proporcionalmente muchas más solicitudes que otros países debido a que está geográficamente más cerca de Libia. Su petición era establecer lugares de desembarco en terceros países seguros, donde se tramitarían todas las solicitudes de asilo.

Sin embargo, su posición más controvertida es la que la sitúa en contra del aborto, una postura muy extendida en Malta, el único país de la UE donde sigue siendo completamente ilegal. Consciente de la polémica que ha suscitado este tema, Metsola ha asegurado que, de ser elegida, su deber "será representar la posición del Parlamento, también en materia de derechos sexuales y reproductivos".

Metsola también ha abordado cuestiones que van desde los derechos LGBTI+ hasta la libertad de los medios de comunicación. También se ha mostrado muy crítica con el Gobierno de su país tras el escándalo de los Papeles de Panamá y el asesinato de la periodista Daphne Caruana. En 2019 pidió la dimisión del entonces primer ministro de su país, Joseph Muscat, tras este crimen. Célebre fue una imagen suya negándose a dar la mano al mandatario, que renunciaría a su cargo poco después.

Ya es bastante difícil para una familia sobrellevar el agitado ritmo de vida durante una campaña electoral cuando uno de sus miembros se presenta a unas elecciones. Pero todo se complica el doble en un escenario en el que los dos padres de dos niños pequeños se presentan a un escaño en dos países separados por miles de kilómetros. Ese fue el caso de la maltesa Roberta Metsola y de su marido, el finlandés Ukko Metsola.

El redactor recomienda