Logo El Confidencial
BELLEZA

La pastilla que adelgaza está llegando (y muy pronto cambiará tu vida)

¿Te imaginas tener el cuerpazo de Gisele Bündchen con tan solo tomar una pastilla? La ciencia está muy cerca de lograrlo

Foto: Contrólate. (iStock)
Contrólate. (iStock)

¿Quién no ha pensado eso de ‘ojalá existiera una pastilla con la que estar buenorra sin pisar el gym’ mientras suda los excesos en clase de spinning? ¿Acaso nunca has fantaseado con tomar una píldora que hiciera que tu escapada al McDonald's quedara relegada en el olvido? Si alguna vez has soñado con que dichas fantasías fueran realidad, tenemos buenas noticias: tus plegarias parecen haber sido escuchadas. Un reciente estudio asegura que la ciencia está muy cerca de dar con una pastilla que consigue que nuestro cuerpo queme grasa y muscule a mayor velocidad. También logrará que los niveles de azúcar se estabilicen y que el corazón se haga más fuerte. Es decir: con tomar una píldora, nuestra salud mejorará y obtendremos un cuerpo digno de atleta -bueno, quizás no tanto-. Así que vagos del mundo, enemigos de la fuerza de la voluntad y glotones queridos: todo parece indicar que pronto tendremos en nuestras manos una pastilla que nos convertirá en modelos de Victoria´s Secret sin tener que matarnos a 'burpees' y sin tener que alimentarnos de copos de avena y agua.

Ron Evans, del californiano Salk Institute for Biological Sciences, está a la cabeza de esta carrera por dar con esta prometedora pastilla mágica. Su pastilla GW501516 le ha llevado a ser portada de la revista 'The New Yorker'. Su descubrimiento se centra en un gen llamado PPAR-delta, al que hace actuar como si hubiéramos estado corriendo a gran intensidad durante un largo periodo de tiempo. ¿El resultado? Este gen hace que las células dejen de acumular grasas y que las empleen para obtener energía. Nosotras, como era de esperar, ya estamos sudando al leerlo, pero de placer. Evans comenzó sus ensayos administrando su descubrimiento a ratones obesos. Los roedores comenzaron a perder grasa y a ganar musculatura, su resistencia a la insulina se redujo, sus cinturas se afinaron y sus entrenamientos sobre la cinta estática mejoraron un 70%.

La pastilla milagrosa.
La pastilla milagrosa.

Pero "¿por qué demonios no me estoy tomando esta pastilla mientras leo este texto y me tomo un donut?", te preguntarás. En 2007 se descubrió que una elevada dosis de esta medicina era la responsable del cáncer que los ratones que la habían tomado desarrollaron, por lo que Evans lucha desde entonces por dar con una versión menos tóxica de su pastilla. Todo parece apuntar que su descubrimiento está muy cerca, y no es el único que se ha encerrado en su laboratorio para dar con la que sería la píldora más deseada del mundo. Científicos del Reino Unido trabajan en una medicina de efectos similares llamada Compound 14, que hace que las células actúen como si se estuvieran quedando sin energía, por lo que se ven obligadas a quemar las grasas almacenadas del cuerpo. Otro grupo de investigadores está trabajando en la fórmula para lograr manipular la irisina, una hormona que aumenta durante el ejercicio y posee la capacidad de generar calor.

Gigi Hadid para Reebok.
Gigi Hadid para Reebok.

Desconocemos quién será el primero en dar con la formula mágica que le sumirá en una inmensa riqueza, pero no podemos evitar preguntarnos –modo Carrie Bradshaw en 3,2,1…– dos cosas. La primera: ¿cuánto costará esta pastilla sci-fi? La segunda: cuando la pastilla se ponga a la venta, ¿viviremos entonces en un mundo lleno de Blancas Padilla, Gisele Bündchens y David Beckhams? Lo bueno de todo esto es que si en el futuro todos somos modelos, terminaremos por cansarnos de la perfección y encontraremos sexis los michelines. Y entonces, ni píldoras ni dietas serán capaces de frenar ese enorme mordisco a nuestra hamburguesa con queso, que tomaremos con un batidito de chocolate para asegurarnos de que no se nos hace bola. Pero a quién trato de engañar: quería cerrar el texto diciendo que lo realmente maravilloso sería dar con una pastilla que anulara la obsesión por tener un cuerpo diez, mas yo la tomaría acompañada de la píldora que me convirtiera en una Kardashian.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios