Logo El Confidencial
Un espresso muy light

¡Un café con hielo para mi pelo, por favor! Alerta tendencia de coloración

Parece que los peluqueros le han cogido gustillo a esto de ponerle nombres gastronómicos a la coloración del cabello y después del té con leche, toca darle caña al castaño más aguado

Foto: Olivia Munn en la fiesta post-Oscar de 'Vanity Fair' de 2018. (Reuters)
Olivia Munn en la fiesta post-Oscar de 'Vanity Fair' de 2018. (Reuters)

Dicen que dependiendo de cómo tomes el café se puede determinar cómo eres en algunos aspectos de tu vida… Con leche y mucho azúcar, solo, cortado, americano… La cuestión ahora está en la versión más refrescante de la bebida, concretamente la que lleva tanto hielo que comienza a aclararse su composición… ¿La visualizas?

[LEER MÁS: ¿Qué es el champú morado y por qué todo el mundo habla de él?]

Pues así es el café con hielo -o 'cold brew hair' si prefieres su versión original-, la coloración para cabellos castaños que permite aportar luz sin tener que recurrir al rubio como plan B.

Parece que el castaño oscuro está de capa caída, o al menos su popularidad ha decaído en favor de diferentes tonalidades de rubios, arena, ceniza, etc. Sin embargo, todavía son muchas las mujeres que siguen apostando por tonos de castaño naturales con la justa claridad para dar luz y movimiento sin perder el color.

[LEER MÁS: Mushroom blonde, la coloración con la que ser rubia sin dejar de ser morena]

Después del verano, el cabello pide a gritos un saneamiento. Mientras las puntas necesitan ser recortadas, el color -tras los estragos de la salitre, el cloro y el sol- merece su correspondiente cura cromática. Vamos, matizar el cabello que se ha aclarado demasiado.

[LEER MAS: ¿Has vuelto de la playa con el pelo verde/amarillo? Así puedes recuperarlo]

Es entonces cuando entran en el juego las diferentes tonalidades de castaño -en este caso, la coloración café con hielo-, perfectas para ocultar las puntas más dañadas. Este color funciona engañando al ojo con la misma precisión de las correcciones ópticas del Partenón, 'falseando' la salud del cabello… Porque cuando pasas de un tono claro a uno más oscuro, todo el mundo señala: “Qué sano tienes el pelo...”. La explicación no la tenemos, pero es un hecho.

Ante la idea de recurrir al castaño oscuro para 'salvar' el cabello tras el verano, surge la idea de darle un poco de vida a la clásica tonalidad chocolate salpicándola con ligeras mechas color caramelo, tofe o miel. Para conseguir ese acabado natural en el que se pierdan las pinceladas, se trata de un balayage, que lejos de lo que estamos acostumbrados a ver, no juega con rubios sino con castaños y oscuros.

Hace unas semanas la web Pop Sugar se hizo eco de la creación que varias coloristas neoyorquinas -no Chris Appleton, el colorista de las celebs- habían comenzado a relacionar con el café con hielo, bebida muy popular en Estados Unidos. Se trataba de un castaño oscuro con ligeras mechas en castaños más claros para aportar luz pero sin aclarar en gran medida el cabello.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios