Logo El Confidencial
¿Locura o genialidad?

Pasarse una cuchilla por el rostro, el peeling facial que triunfa en Instagram (y en la piel)

Puede parecer una locura e incluso desagradable, pero después de bucear un poco en el procedimiento, comenzamos a comprender el porqué de su éxito en Estados Unidos

Foto: Dermaplaning, en qué cosiste la cuchilla facial. (Unsplash)
Dermaplaning, en qué cosiste la cuchilla facial. (Unsplash)

Una vez más fue Huda Kattan quien nos llamó la atención sobre esta forma de deshacerse de las pieles muertas. Aunque la influencer saltó a la popularidad, entre otras cosas por un vídeo en el que se afeitaba el rostro, esta técnica nada tiene que ver con remover el vello facial.

Se llama Dermaplane y si pensabas que justo ese era el nombre con el que allá por el 2014 todo el mundo se refería a la depilación facial, toca actualizarse porque el término ahora ha sido reacuñado por clínicas estéticas como Marie Skincare, en cuyo perfil es fácil observar que esta finísima cuchilla no solo elimina el vello, sino que arrastra consigo la capa más superficial de la epidermis, convirtiendo el rostro en un lienzo renovado y listo para recibir nuevos tratamientos.

[LEER MÁS. Cambio de armario beauty: así debes cuidar tu piel en otoño]

Una piel libre de pieles muertas y llena de luz. (Imaxtree)
Una piel libre de pieles muertas y llena de luz. (Imaxtree)

Esta técnica requiere de una cuchilla mucho más fina y precisa, similar a la que se utiliza en las intervenciones quirúrgicas. De este modo, su hoja elimina solo la piel muerta que se encuentra en la superficie de la epidermis. La precisión de esta cuchilla requiere las manos de un especialista, por lo que, lejos de poder realizarse en casa como ocurría con la depilación facial, debe ser llevada a cabo en un centro estético.

Colocada de forma paralela a la piel y con una ligera inclinación, la cuchilla no se clava sino que 'raspa' y arrastra las células muertas. Como se puede observar en los vídeos, siempre se realiza con movimientos muy suaves y cortos y de dentro hacia afuera.

Antes del tratamiento, la piel debe estar completamente limpia y no se aplicará ningún cosmético sobre ella para favorecer que la cuchilla se deslice. La cuchilla debe estar en contacto directo con la piel para eliminar la capa superficial y no llevarse el producto.

Después de eliminar las células muertas, el tono es más homogéneo ya que en esta capa se elimina por ejemplo el exceso de pigmentación, resultado de la exposición solar. Por tanto, la piel recupera luminosidad. Precisamente al eliminarse la capa superior en la que se encuentra la piel muerta de la epidermis, nos deshacemos de esa capa que produce la sensación de un rostro apagado. Se trata por ello de un tratamiento recomendado para actuar sobre manchas e hiperpigmentación.

Al haber eliminado con la cuchilla esa capa superior de la epidermis, la piel queda más expuesta y 'receptiva'. Llega entonces el momento de aplicar los tratamientos cosméticos adecuados y que penetren con mayor facilidad, eso sí, siempre bajo recomendación y prescripción médicas. De este modo, el dermaplaning actúa exactamente como un peeling, pero en este caso no es químico, ya que eliminamos de forma física la piel muerta.

[LEER MÁS: Los peelings químicos beauty pueden reducir el riesgo de padecer cáncer de piel]

Pero los resultados no están solo relacionados con el tono o la luminosidad, la piel también se ve redensificada, uniforme y alisada. Las cicatrices pueden verse mejoradas, sobre todo aquellas resultado del acné severo, en parte gracias a la renovación celular que la piel comienza tras la pasada de la huchilla.

[LEER MÁS: Los trucos para una piel 10 de la Dra. Endy Engelman (la facialista de Sofia Vergara)]

Evidentemente, tras realizar este peeling en el que la piel se desprende de su capa más externa y del vello, no solo se recupera luminosidad, sino que la piel queda suave, facilitando gestos tan sencillos como la aplicación de la base de maquillaje. Al no haber vello, la base dura mucho más, no se mueve y se adhiere mejor.

Algunos de los resultados de este peeling a cuchilla se verán a partir de una semana. El primer día es normal que aparezcan rojeces en algunas zonas del rostro puesto que la cuchilla, sin ningún tipo de producto entre medias, puede irritar, reacción similar a la que se produce con un peeling.

Algunos dermatólogos incluso recomiendan acompañar el dermaplaning con un peeling previo para asegurarse de eliminar cualquier tipo de residuo, suciedad o célula muerta, siempre que no se trate de pieles sensibles. Tampoco se recomienda este tratamiento en pieles con dermatitis, con brotes de acné, cáncer de piel o en mujeres embarazadas.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios