Antiedad, royal y alta: así es la coleta que seduce a la monarquía europea
  1. Estilo
  2. Belleza
Peinados que fichar

Antiedad, royal y alta: así es la coleta que seduce a la monarquía europea

La coleta siempre ha sido el peinado de verano. Rápida y cómoda, se puede adaptar a cualquier look y las royals europeas lo saben. ¿Su poder extra? Rejuvenecen

Foto: Sofía de Suecia, con su coleta de flequillo Bardot. (Getty)
Sofía de Suecia, con su coleta de flequillo Bardot. (Getty)

Hasta el pasado Festival de Cine de Venecia, la coleta parecía un peinado solo reservado a actos de día y planes más comfy. Sin embargo, sus superpoderes para despejar rostro y nuca contribuyen a que encaje además con normas de protocolo, además de permitir lucir joyas. Kate Middleton fue una de las primeras royals en recurrir a las coletas a media altura y muy esponjosas para cumplir con su agenda, pero las tendencias de este año han reforzado el uso de la coleta entre la realeza y han ampliado su rango de edad. Ya no solo las royals de más de 30 recogen su cabello, herederas como Leonor o Isabel de Bélgica han comenzado a sucumbir a la coleta.

placeholder Letizia, Leonor y Sofía, luciendo coleta alta en un día de lluvia. (Getty)
Letizia, Leonor y Sofía, luciendo coleta alta en un día de lluvia. (Getty)

No es el peinado más repetido y habitual de la monarquía europea, pero quienes prueban la coleta recurren a ella, sobre todo en las estaciones cálidas. Puede que a simple vista pase por un peinado sencillo ya que todo el mundo sabe hacer una coleta, pero el peinado avalado por la realeza en cuestión cumple algunas normas.

placeholder La coleta con bucles y volumen de Kate Middleton. (Getty)
La coleta con bucles y volumen de Kate Middleton. (Getty)

De entrada, la altura de la coleta royal es muy concreta. No es tan alta como para caer en cascada y emular a Ariana Grande sino que se mantiene a la altura de la coronilla consiguiendo movimiento y un look más casual. Gracias a esta posición, permite mantener la nuca despejada y mantener las altas temperaturas a raya. La coleta baja -tendencia total desde 2020- no ofrece estas facilidades, ya que complica, por ejemplo, llevar joyas como colgantes, cuyos cierres se pueden enredar en el cabello, además de crear un microclima de calor y encrespamiento en la nuca.

placeholder Letizia, con su coleta pulida y el cabello ultrabrillante. (Getty)
Letizia, con su coleta pulida y el cabello ultrabrillante. (Getty)

La tensión con la que se recoge el cabello, también es muy característica. El efecto lifting brilla por su ausencia, no ocurre así con el acabado pulido. Tras peinar el cabello y mantener una superficie lisa, se recoge de tal forma que no se añada demasiada tensión ni tirantez. Es preferible que la coleta quede floja, para generar volumen en la raíz y el peinado parezca más natural. Por supuesto, la goma de pelo queda escondida con un mechón de pelo. Un truco para ganar volumen en la cola de caballo es texturizar antes el pelo, ya sea con producto o con planchas en zigzag. Primero se trabaja el volumen de la coleta y luego se pulen las capas más superficiales. El truco, popular en el mundo de la peluquería, lo descubrimos en una veraniega aparición de Letizia.

placeholder Mette-Marit, con coleta baja y accesorizada. (Getty)
Mette-Marit, con coleta baja y accesorizada. (Getty)

Pero tan importante como la forma de recoger el cabello o la tensión ejercida para lograrlo es cómo se peine la cola de caballo. Un ejemplo de coleta royal 10 es Kate Middleton. Su frondosa cabellera, peinada con marcados bucles, deshechos ligeramente con los dedos, no solo multiplica el volumen y la naturalidad del recogido sino que además ejerce un inmediato efecto rejuvenecedor. Por supuesto, la cantidad de cabello es un interesante factor a tener en cuenta. Mientras Kate tiene lo que catalogamos de ‘pelazo’, Meghan por ejemplo recorre a las extensiones y la reina Letizia opta por no marcar tanto el rizo sino potenciar el brillo saludable de su melena.

placeholder La coleta de Sofía de Suecia combina mechones sueltos con volumen en la cola de caballo. (Getty)
La coleta de Sofía de Suecia combina mechones sueltos con volumen en la cola de caballo. (Getty)


Sofía de Suecia y Rania de Jordania también se dejan ver de forma habitual con coleta, manteniendo la sensación de peinado más flojo y casual, pero modificando levemente la altura de la coleta. Otro de sus supertrucos es añadir flequillo a sus peinados. Ambas llevan un desfilado en los mechones próximos al rostro y cuando recogen su cabello en coleta, lo peinan con las puntas hacia afuera, recreando el famoso flequillo Bardot.

placeholder Rania de Jordania recoge su cabello con gomas en zigzag para no dañarlo. (Cordon Press)
Rania de Jordania recoge su cabello con gomas en zigzag para no dañarlo. (Cordon Press)


La última variante de la coleta royal está al servicio de la moda, de ahí que entre sus defensoras encontremos a expertas en tendencias y centennials. Sí, hablamos de la coleta baja. Meghan Markle fue la primera en aparecer en un importante acto de gala con una coleta baja, XXL y muy lisa. El acabado sofisticado rompía con el estilo más clásico de la familia real británica. Otra opción de la coleta baja la veíamos en Isabel de Bélgica. Casi ha cumplido 20 años y cuando tiene que acudir a algún acto, aún no recurre a los moños protocolarios; su plan B es la coleta baja, con bucles y a un lado.

placeholder Isabel de Bélgica, con coleta baja a un lado y el cabello ondulado. (Getty)
Isabel de Bélgica, con coleta baja a un lado y el cabello ondulado. (Getty)

Mientras las coletas a media altura parecen reservadas a un público más adulto, las coletas bajas les han ido comiendo terreno a nivel capilar, también entre la realeza, pasando de considerarse un peinado demasiado casual a ser altamente chic. En el caso de Letizia o Rania, además, el efecto inmediato es el de un rejuvenecimiento total del look. Al no tratarse de un recogido tirante, se gana volumen en la raíz, relajando las facciones y aportando dulzura al rostro. También es una forma de ofrecer una imagen más cercana y asequible, ¿quién no puede hacerse una coleta? Pero tampoco hay que olvidar que, en tiempos de crisis, se trata de un peinado más austero y sencillo, dejando de lado recogido muy elaborados y ostentosos, llenos bucles y trenzas.

La monarquía lleva coleta y, sí, es trendy.

Kate Middleton
El redactor recomienda