Logo El Confidencial
PRE-FALL 2020

Moschino toma el metro de Nueva York y desata la locura con su desfile

Una vez más, Jeremy Scott sorprende a propios y extraños del mundo de la moda con una puesta en escena inaudita para presentarnos su colección más urbana

Foto: El último desfile de Moschino, en el metro de Nueva York. (Instagram)
El último desfile de Moschino, en el metro de Nueva York. (Instagram)

Cuando la firma italiana Moschino entra en escena, fashionistamente hablando, nunca -repetimos, nunca- deja indiferente a nadie. No solo por su particular visión de la moda, que ya dice mucho de la marca, también porque alrededor de cada colección suele crear una atmósfera de lo más especial. Todavía conservamos en la retina el último desfile ubicado en Milán inspirado en la obra de Pablo Picasso: temática circense, arte en estado puro y un estallido de color mientras las modelos desfilaban al son de las canciones de Rosalía. Un homenaje al sello 'made in Spain' en toda regla. Pues toca pasar página y volver a sorprendernos con que el ayer tuvo lugar en Nueva York.

Para presentar su colección pre-fall 2020, de evidente carácter urbano, Jeremy Scott y el equipo creativo de Moschino se trasladaron al metro de Nueva York, uno de los más emblemáticos del planeta y allí, entre vagón y vagón, iban desfilando los modelos con sus nuevos diseños. Para ser más exactos, el lugar elegido ha sido el Museo de Tránsito de Nueva York, ubicado en una antigua estación de metro del barrio de Brooklyn, un lugar que alberga joyas históricas del transporte público de la ciudad.

Con el metro de Nueva York como coprotagonista de este desfile, comenzó el despliegue de estilo de Moschino. Un espectáculo de moda donde la música y el baile en directo (contó con la puesta en escena de breakdancers) se fusionaban no solo con las prendas y los accesorios creados por Jeremy Scott para esta colección 100% urbana, también con los antiguos vagones de metro de la estación abandonada.

Abrigos de plumas en tamaño XL, dúos de jogging, estampado de camuflaje, botas de piel de estilo militar pero también las clásicas de montaña, grandes cadenas doradas, bolsos que rozan el gigantismo, prendas de punto con patrón oversize, tejidos formales fusionados con otros deportivos, prints coloridos y una buena ración de piezas denim. En resumen: una oda al streetwear desde los ojos de Jeremy Scott, o lo que es lo mismo, todos los looks que veríamos desfilar cualquier día por el metro de Nueva York pero llevados al extremo.

Y si las prendas y la escenografía no eran suficientes para hacer brillar este desfile, va Moschino y cuenta con un escuadrón de modelos de categoría. Imaan Hammam, Stella Maxwell, Anita Pozzo, Dominic R. Brown, Daniel Morel, Ambar Cristal, Winnie Harlow y así hasta completar un ejército de supermodelos con un denominador común: personalidad a raudales, estilo único y diferenciación.

Sin duda, uno de los desfiles más cool y llamativos que hemos visto en las últimas semanas y que pone el colofón perfecto a un año repleto de éxitos protagonizados por la firma italiana Moschino. Ahora nos toca preguntarnos, ¿qué será lo próximo que invente Jeremy Scott?

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios