Balenciaga vuelve a la Costura con guiños a Marta Ortega y a la Casa Blanca
  1. Estilo
  2. Moda
DESFILE ALTA COSTURA

Balenciaga vuelve a la Costura con guiños a Marta Ortega y a la Casa Blanca

Demna Gvasalia asegura que "la Costura es la cosa más cool de la que se puede hablar hoy". Así ha sido el regreso de la firma a la semana más exclusiva de la moda

placeholder Foto: Imagen: Cortesía de Balenciaga.
Imagen: Cortesía de Balenciaga.

Para hablar del regreso de Balenciaga a la Alta Costura, primero tenemos que hablar de las redes sociales, pues si eres una de los millones de personas que siguen a Balenciaga en Instagram, te habrás dado cuenta de que la firma se ha marcado un Bottega Veneta al borrar de forma repentina todos sus posts pasados. La marca se había caracterizado hasta ahora, de la mano de su director creativo, Demna Gvasalia, por subir imágenes completamente diferentes al resto, pero borrar el contenido previo solo quedaba claro el mensaje: la firma estaba preparando el camino para una nueva era marcada por el regreso de Balenciaga a la Alta Costura, tras haber cerrado Cristóbal Balenciaga su atelier en 1968. Gvasalia ha comentado a ‘WWD' el objetivo con su colección: “Traer la costura al contexto moderno y comunicarlo a la audiencia actual. Muchas personas no saben que Balenciaga es una marca de costura de 100 años. Creen que es una firma que comenzó con las deportivas Triple S. Por eso, de alguna forma, es algo educacional, pero también que quiere señalar que lo más importante es la moda, y para mí la Alta Costura es su máxima expresión”.

François-Henri Pinault celebra que este movimiento de ajedrez fashionista adentre a Kering en la alta costura y asegura que “no se trata de mirar al pasado, sino de proyectar la moda hacia el futuro”. "La Costura está por encima de las tendencias, de la moda y del proceso industrial. Es una forma de expresión atemporal y pura de la artesanía y de la arquitectura de las siluetas, que aporta a quien lo lleva una extraña noción de elegancia y sofisticación", explica el director creativo en la nota de prensa.

Anna Wintour (como el desfile podía verse en directo en internet, hemos comprobado que ella no aplaude cuando terminan los shows... O al menos, este), Giovanna Bataglia, Lauren Santo Domingo, Bella Hadid y Salma Hayek han sido algunas de las caras conocidas que no se han querido perder el desfile destinado a ser el más sorprendente de la Semana de la Moda de la Alta Costura.

A escasos minutos de terminar el desfile, la marca subía a su Instagram la que ya es la primera imagen de la nueva era: el look con el que se ha cerrado el show, un vestido de novia con un inmenso velo que cubre por completo a la modelo. Para entonces, en un destacado en el perfil de Balenciaga, la firma ya había sido subido los 64 outfits del show.

placeholder Ella Emhoff para Balenciaga.
Ella Emhoff para Balenciaga.

Mientras que las supermodelos instagrameables han sido las estrellas de los desfiles, Balenciaga no ha apostado por ellas, pero sí ha contado con la hijastra de Kamala Harris, Ella Emhoff, que ha desfilado con un maxiabrigo combinado con pantalones de traje de lana fresca con botones de ónix y chaqueta blazer con bolsillos satinados.

placeholder Imagen: Cortesía de Balenciaga.
Imagen: Cortesía de Balenciaga.

La firma ha vuelto a elevar el denim a la categoría Couture con multitud de jeans flare e incluso con total looks en los que las cazadoras vaqueras presumían de alma deconstructiva. El show, unisex, ha hecho de los botines en punta el calzado de las salidas y ha combinado trajes con abrigos acolchados, resolviendo de esta forma uno de los grandes problemas cada Navidad. Ante la pregunta “¿con qué abrigo puedo ponerme mi vestido de fiesta?”, Balenciaga lo tiene claro: con el mismo con el que te irías a la nieve.

placeholder Imagen: Cortesía de Balenciaga.
Imagen: Cortesía de Balenciaga.

Si tu pregunta va más allá y quieres saber cuál es el vestido de fiesta oportuno, tenemos que recordar a Rita Ora con su albornoz de Palomo Spain, porque los inmensos abrigos presentados a modo de maxialbornoces podrían funcionar a la perfección como diseños festivos. La esencia del albornoz se emula ahora con cuero y con un forro de cachemira.

Los sombreros de otra galaxia de Philip Treacy han contribuido a darle al desfile un toque inclasificable en el que la ausencia de la música no hacía más que reforzar la importancia de cada look presentado. El diseñador le da la razón a Marta Ortega, que ha revolucionado el código de invitadas de boda al hacer de los maxijerséis la nueva arma festiva, pues la firma hace lo propio elevando los jerséis XXL a la categoría de la Alta Costura. ¿Que si 'Marta did it first'? Sin duda.

placeholder Imagen: Cortesía de Balenciaga.
Imagen: Cortesía de Balenciaga.

En el afán de la marca por eliminar las barreras que rompen y separan las ocasiones de uso, incluso las sudaderas son ahora dignas de la categoría Couture, con volúmenes clásicos de Gvasalia, eso sí… Incluso un vestido largo al revés ha tenido cabida en un desfile que parece haberse dado cuenta de que vender las bolsas que contienen diseños de marca es un buen truco para ganar dinero extra, pues muchos de sus bolsos emulan la estética de las bolsas de compra.

Antes de poner el broche final al show con el diseño nupcial, la penúltima salida nos ha hecho pensar en una contemporánea Audrey Hepburn... Hasta que la modelo se ha girado y hemos recuperado la esencia vanguardista de Balenciaga, pues se trata de un vestido 'trompe l'oeil' de jaquard de seda del atelier Jean-Pierre Ollier inspirado en los archivos del propio Cristóbal Balenciaga y en el que la sorpresa lo ponían los pantalones cigarette de lana. Este outfit ha demostrado que en la marca, como en la alta costura, nada es lo que parece y es necesario una mirada reposada.

Balenciaga Palomo Spain Desfiles
El redactor recomienda